Archivo de la etiqueta: THEOLOGY

Jah-Xua Messiah (Iesus Christos)

JAH-XUA MESSIAH

DÉU I HOME

LA CONFLICTIVA DECLARACIÓ DE JESÚS COM A DÉU-I-HOME

  • “En la història del món no hi tornarà a haver-hi cap home, per gran que fos, a qui els seus conciutadans convertesquen en un déu” (Thomas Carlyle, 1795-1881, historiador, crític i pensador social escocès).
  • “Un home qui fos merament un home i digués la mena de coses que Jesús deia no seria un gran mestre moral. Fóra un llunàtic – al mateix nivell que un home que diqués que és un ou passat per aigua – o més aviat un diable de l’Infern. Heu de triar. O aquest home era, i és, el Fill de Déu o es tracta només d’un boig o d’alguna cosa pitjor. Podeu fer callar-lo com a un ximplet, potdeu escopir-li i matar-lo com a dimoni; o podeu caure als seus peus i dir-li Senyor i Déu. Però no proposem cap pocasoltada escudejadora sobre que sia un gran mestre de la Humanitat. Ell no ens en deixà la possibilitat: no ho pretengué” (“Mere Christianity / Mer Cristianisme”, de Clive Staples Lewis, 1898-1963, novel·lista cristià nordirlandès).
  • “Entre els jueus, de sobte, apareix un home que va parlant com si Ell fos Déu…Aclarim-ho ara. Entre els panteistes, com els indis, qualsevol podria dir que ell era part de Déu, o un-amb-Déu: No hi hauria res d’estrany, en això. Però aquest home, que era jueu, no podia ser aquest tipus de Déu. Déu, en el seu idioma, significa l’Ésser fora del món que el va crear i és infinitament diferent de qualsevol altra cosa. I, entès això, us adonareu que el que aquest home va dir fou, senzillament, allò més sorprenent que mai no han pronunciat llavis humans” (Clive Staples Lewis, 1898-1963, novel·lista cristià nordirlandès).
  • “Per això volien matar Jesús: perquè…afirmava que Déu era son Pare en sentit propi, fent-se, doncs, igual a Déu” (Joan 5:18). “Jesús li contestà: -Tant de temps que estic entre vosaltres i encara no saps qui sóc, Felip? Qui m’ha vist a mi, ha vist el Pare. Com dius ara: Fes-nos veure el Pare? ¿no creus que jo sóc en el Pare i el Pare és en mi?…” (Evangeli segons Joan 14: 9-10, escrit cap al 60-80 d. C. i difós cap al 80-100 d.C.).
  • “…pensaven que Jesús era fora de si. Joan digué que els germans de Jesús pràcticament se’n burlaven, tot insinuant que un profeta de debò havia de mostrar-se a Jerusalem (Joan 7:1-5). Joan específicament digué que els germans de Jesús no hi creien” (“Jaume: una fe en acció”, 1985, de Joel C. Gregory).
  • “Pensar com jo faig, que el Creador d’aquest món és un ser molt cruel, i ser un adorador del Crist, no puc deixar de dir: ”Ah, Fill, n’ets de diferent al Pare!” Primer, Déu Totpoderós ve i amolla una clatellada al cap. Llavors Jesucrist ve amb un bàlsam per guarir-lo” (William Blake, 1757-1827, gravador, pintor i poeta anglés).
  • “La qüestió més urgent sobre el problema de la fe és si un home com a un ésser civilitzat…pot creure en la divinitat del Fill de Déu, Jesucrist, que és la mateixa base de tota la nostra fe” (Fiòdor N. Dostoievski, 1821-1881, escriptor rus).
  • “El gran sacerdot li digué:
    Et conjur pel Déu vivent, que ens diguis si tu ets el Messies, el Fill de Déu.
    -Tu mateix acabes de dir-ho, li fa Jesús. A més, us dic: a partir d’ara veureu el Fill de l’home compartint el poder amb el Totpoderós…” (Evangeli segons Mateu 26:63-64; escrit per als jueus a les darreries s. I).

QUI ÉS EL CRIST? DÉU I HOME

  • “Crist és Déu vestit de natura humana” (Benjamin Whichcote, 1609-1683, purità britànic, director de la Universitat Reial de Cambridge).
  • “Jesucrist, la condescendència de la divinitat, i l’exaltació de la humanitat” (Phillips Brooks, 1835-1893, gran predicador nordamericà del s. XIX).
  • “Tomàs li respongué: -Senyor meu i Déu meu!” (Joan 20:28, és l’escena de la incredulitat de l’apòstol Tomàs, quan se li apareix Jesucrist ressuscitat:).
  • “Déu s’ha fet nin perquè jo no tingui por de Déu” (No en consta l’autor).
  • “Realment en Crist habita encarnada la Divinitat en tota la seva plenitud” (Lletra als Colossencs 2:9, de l’apòstol Pau de Tars, 1-67, de Roma estant, ca. 63).
  • “…el Messies, qui és, per damunt de tot, Déu beneït per sempre més” (Lletra de l’apòstol Pau als Romans 9:5, des de Corint, Grècia, cap a l’any 58).
  • “…la manifestació definitiva i gloriosa del gran Déu i Salvador nostre Jesucrist” (Epístola pastoral de Titus 2:13, ca. 63, atribuïda a l’apòstol Pau, potser d’algun col·laborador seu).
  • “Invisible en si mateix, Ell és conegut per les obres de la Creació, així també, quan la seva divinitat és vetllada en la natura humana, els actes del seu cos encara declaren que Ell no és sols un home, sinó el Poder i la Paraula de Déu” (“Sobre l’Encarnació”, de Sant Atanasi [Tannari], ca. 297 ó 298-373, bisbe alexandrí i doctor de l’Església).
  • “No crec que de Crist com a Déu sol, o com a un simple home, sinó tot alhora. Perquè jo sé que tenia fam, i sé que amb cinc pans n’alimentava cinc mil. Sé que tenia set, i sé que ell va convertir l’aigua en vi. Sé que anava en un vaixell, i sé que caminava sobre les aigües. Jo sé que ell va morir, i jo sé que ell va ressuscitar dels morts. Sé que el van dur davant de Pilat, i sé que se sentia amb el Pare en el seu tron. Sé que era adorat pels àngels, i sé que va ser apedregat pels jueus” (St. Joan Crisòstom, *ca.345-350- †407, Pare de l’Església grega).
  • “Diràs per ventura que major la meresqué e aconseguí Jesucrist, qui fo hom. E dic que ver és, mas aqueix no era hom solament, ans era Déu vestit de vestedura humana ab ànima racional; e si fos estat purament hom, haguera lloc la tua objecció” (“Lo Somni”, 1399, de Bernat Metge, *ca. 1340 a 1346 – †1413, cortesà reial i escriptor català).
  • “Hauríem d’apuntar al Jesús home sencer i dir: ”Així és Déu”” (Martí Luter, 1483-1546, teòleg alemany iniciador de la Reforma protestant).
  • “Fa dos mil anys hi va haver-hi ací en aquesta terra algú que va viure la vida més gran que mai hom ha viscut mai – una vida que tothom que hi pensa, amb més o menys profund significat, ha convingut a definir-la com a divina” (Frederick William Robertson [Robertson of Brighton], 1816–1853, clergue i predicador anglès).
  • “Infinit, i no obstant això, un nadó. Etern, i naix d’una dona. Totpoderós, i no obstant això, descansant sobre el pit d’una dona. Suporta un univers, i no obstant això, necessita ser portat en braços per una mare. Rei dels àngels, i no obstant això dit el fill de Josep. Hereu de totes les coses, i no obstant això, menyspreat fill d’un fuster” (Charles Haddon Spurgeon, 1834-1892. famós predicador baptista britànic).
  • “Quan Jesús va venir a la terra no deixa de ser Déu, quan va tornar al cel, no deixa de ser home” (Dr. John Blanchard, predicador i autor cristià anglosaxó).
  • “Jesucrist és Déu en forma d’home, és completament Déu com si no fos home, i tan completament home com si no fos Déu” (Adolphus Julius Frederick Behrends, 1939-1900, autor cristià anglosaxó).
  • “El Nou Testament no pot avalar una interpretació actual de la història de Crist Jesús en què aquest sia “només Déu”: un Déu sense deficiències ni debilitats humanes, un Déu que va d’ací cap allà sense trepitjar la terra. Ni tampoc “només home”: un predicador, profeta o mestre de saviesa, un símbol o paradigma d’experiències humanes fonamentals” (“Ser cristià”, 1975, de Hans Küng, *1928, teòleg i autor cristià suïsso-alemany).
  • ● “veritable Déu: Jesús de Natzaret es va acostar, va actuar, va parlar i per als creients definitivament es va revelar el mateix Déu, el Déu amic de l’home”
    ● “veritable home: També cal subratllar avui, que Jesús va ser plena i íntegrament home, sense reducció i amb totes les seves conseqüències (passibilitat, por, soledat, inseguretat, temptacions, dubtes, possibilitat d’error). I no pas un mer home, sinó el veritable home” (“Ser cristià”, 1975, de Hans Küng, *1928, teòleg i autor cristià suïsso-alemany).

EL PER QUÈ DE L’ENCARNACIÓ: RELACIÓ DÉU-HOME A TRAVÉS DEL CRIST

  • “La Paraula de Déu, Jesucrist, per la immensitat de l’amor seva, s’esdevingué el que som, per tal de fer-nos el que ell és” (Sant Ireneu, [Irenaeus, Εἰρηναῖος], bisbe de Lió i Pare de l’Església, ca. 120-140 Àsia Menor, ca. 202).
  • “Es féu el que nosaltres som per fer-nos el que Ell és” (Sant Atanasi [Tannari], ca. 297 ó 298-373, bisbe alexandrí i doctor de l’Església).
  • “Jesús fou Déu llançant-se fora de si mateix en un llenguatge humanament comprensible” (S. D. Gordon 1859-1936, autor cristià nordamericà).
  • “El Fill de Déu es va fer home per fer, dels homes, fills de Déu” (Clive Staples Lewis, 1898-1963, novel·lista cristià nordirlandès).
  • “Jesucrist és tot en Déu per a satisfer la necessitat total de l’home” (Rev. Richard Halverson, 1916-1995, ministre i autor presbiterià).
  • “Jesús era Déu i home en una persona, perquè Déu i home poguessin ser feliços junts una altra vegada” (George Whitefield, 1714-1770, lletra 21 de maig de 1740, famosíssim predicador revivalista a Gran Bretanya i Nordamèrica).
  • “En Crist Jesús, el cel baixa a la terra i la terra puja al cel. Jesús és Déu mateix escrivint en un idioma que puguem entendre” (S. D. Gordon 1859-1936, autor cristià nordamericà).
  • “Crist mateix destronat per coronar-nos a nosaltres, i treient-se el seu vestit per posar-se els nostres parracs; ha baixat del cel per mantenir-nos fora de l’infern. Fa un dejuni de quaranta dies perquè puguem festejar durant tota l’eternitat, ell va venir del cel a la terra per enviar-nos de la terra al cel” (Wayne Dyer).

LA BATALLA PER L’ORTODÒXIA

  • “Adorem, no pas un home pur, sinó qui és Déu per natura; no ignorem la seva glòria, encara que hagi estat fet home com nosaltres” (“Sobre l’Encarnació del Senyor”, de Ciril d’Alexandria, ca. 375-444, el major dels Pares grecs de l’Església).
  • “Jesús, a qui jo reconec com al meu Redemptor no podrà ser inferior a Déu” (Sant Atanasi [Tannari], ca. 297 ó 298-373, bisbe alexandrí i doctor de l’Església).
  • “L’Església primitiva lluitava en la batalla cristològica perquè creia que l’Evangeli mateix hi era en joc. Totalment d’acord. La divinitat de Jesús no és un innecessari extra que no tingui cap importància per a la nostra salvació. Al contrari, la nostra salvació en depèn. Podem ser salvats sols per Déu Mateix” (“Christianity Today / Cristianisme Avui” 4.1.74, Dr. K. Runia, teòleg).
  • “Tot el que hom imagini de Déu a part del Crist és només pensament inútil i vana idolatria” (Martí Luter, 1483-1546, teòleg alemany iniciador de la Reforma protestant).
  • “Cada ull pot tenir la seva visió per separat, però quan estem mirant alguna cosa…la nostra visió, que en si mateixa està dividida, s’uneix amb la finalitat de resoldre, per si mateixa, en el seu conjunt, l’objecte que se li presenta davant” (Joan Calví, 1509-1564, teòleg de la Reforma, fundador d’un dels principals corrents protestants).
  • “Ningú més té ni ha tingut el lloc en el cor del món que Jesús té. Uns altres déus han estat tan devotament adorats; però cap altre home ha estat tan devotament estimat” (John Knox, ca. 1510–1572, clergue escocès, dirigent de la Reforma Protestant i fundador de la denominació presbiteriana).
  • “Sols Jesucrist és la Veritat. De vegades la Veritat pot ser arrublida per una multitud de paraules” (Richard Wurmbrand, pastor protestant de llengua alemanya, 1909-2001, màrtir a Romania, on passà 14 anys en presons d’isolament i sota tortures).

EXPLICACIONS TEOLÒGIQUES

  • “Al principi ja existia la Paraula, la Paraula anava cap a Déu i la Paraula era Déu…Tot començà a existir per la Paraula i, al marge d’aquella, no va arribar a existir ni una sola de les coses que existeixen…el món li devia l’existència, però no la reconegué. Vingué al seu poble i els seus no el van acollir pas…La Paraula es tornà home i va plantar la seva tenda entre nosaltres…” (Evangeli de Joan 1:1, 3, 10-11; És a dir, la Paraula de Déu –“Logós” en l’original grec, creadora del món, es va fer home en Crist. Com que la Paraula -del poder creador- era Déu, vol dir que Crist és Déu).
  • “Déu ha creat el món mitjançant la seva paraula, la seva raó i el seu poder. Els vostres mateixos filòsofs s’avenen a dir que logos –el Verb- és el creador de l’univers. Els cristians sols hi afigen que la pròpia substància del verb i de la raó, aqueixa substància per mitjà de la qual Déu ho ha creat tot, és esperit; que eixa paraula o el verb ha degut ser pronunciada per Déu, i que en haver-la pronunciada, l’ha engendrada; i és, doncs, Fill de Déu, i Déu en virtut de la unitat de la seva substància. Si el sol dilata un dels raigs que llança, no se li separa la substància, sinó que se n’estèn. Així, doncs, el Verb és esperit d’un esperit, i Déu de Déu, com una claror encesa en una altra. Per tant, allò que prové de Déu és Déu, i els dos amb el seu esperit, no formen sinó un, que es diferencia en propietats, no pas en nombre; en ordre, no pas en natura; el Fill ha eixit del seu principi sens abandonar-lo; ara bé: aquest raig de Déu se n’ha baixat al si d’una verge, i s’ha revestit de carn, tot fent-se un home unit a Déu. Aquesta carn, sostinguda per l’esperit, es nodreix, creix, parla, ensenya i obra: vet ací el Crist” (“Apologètica”, Quint Sèptim Floreu Tertulià, ca.160-ca. 240; escriptor cristià llatí).
  • “El seu cos no era per a Ell cap limitació, sinó un instrument, perquè Ell fou ensems en el seu cos i en totes les coses, i fora de totes les coses, descansant en el Pare adalt. En un i al mateix temps -aquesta és la meravella- com a home fou una vida humana, i com a Paraula Ell mantenia la vida de l’Univers, i com a fill estava en una constant unió amb el Pare” (“Sobre l’Encarnació”, de Sant Atanasi [Tannari], ca. 297 ó 298-373, bisbe alexandrí i doctor de l’Església).
  • “El Crist Senyor és alhora Primogènit i Unigènit, perquè ambdues coses no es troben en una única natura; ja que és Primogènit de molts germans, però ensems és Unigènit, ja que no hi ha cap altra generació abans d’ell ni després d’ell. Ambdues coses tenen lloc realment en Déu i en l’home, units en una única persona, sense confusió de (les propietats) de la natura a causa de la unió” (Primer Discurs sobre els capítols del coneixement, 49, Isaac de Nínive o el Siríac, s. VII, monjo nestorià i bisbe de Nínive, nasqué a l’actual Qatar).
  • “…el Fill de Déu va patir i el fill de l’home redimeix dels pecats. Certament, aquell qui en una sola persona és Fill de Déu i fill de l’home patí per la propietat de la natura humana, i aquell qui en una sola persona és Fill de Déu i fill de l’home redimeix dels pecats, per la propietat de la natura divina” (“Fidei Ratio” a l’emperador Carles, 1530, de Huldrych Zwingli, 1484-1531).
  • “Efulgència de la meva Glòria, Fill estimat, Fill en la cara del qual l’invisible és contemplat visiblement, allò que com a Divinitat sóc” (“Paradise Lost /El Paradís Perdut” Llibre VI, 680 – 82, 1667, de John Milton, 1608-1674, escriptor purità anglès).
  • “Silesius, per la seva banda, va rebre aquesta interpretació a través de Böhme i Franckenberg. Messies designa el principi d’unió i de reconciliació, ja que permet de retornar a la unitat la divisió i el trencament introduïts en el món del Primer Adam, és a dir, per l’home caigut. Per això Messies significa la unitat redemptora i salvadora instal·lada en el cor de l’home, la qual li permet el restabliment de l’harmonia original malmesa pel pecat original” (Nota, a “Cherubinischer Wandersmann / El Pelegrí Querubínic”, per Angelus Silesius [Johannes Scheffler], 1624–1677, poeta místic alemany nat a Breslau, Silèsia).
  • “Només Crist podria haver concebut Crist” (Joseph Parker, 1830-1902, teòleg inconformista anglès).
    “Déu em parla, no a través del tro i el terratrèmol, ni a través de l’oceà i dels estels, sinó a través del Fill de l’Home, i parla en un llenguatge adaptat a la meva vista i oïda imperfectes” (William Lyon Phelps, 1865–1943, autor nordamericà).
  • “Allò més que algun seguidor de la fe jueva pot fer – i alguns ho han fet amb molt de gust – és dir que Jesús era el més gran en la llarga successió de profetes jueus. Ningú no pot reconèixer que Jesús era el Messies, sense arribar a ser cristià” (Kenneth Scott Latourette, 1884-1968, historiador nordamericà d’Extrem Orient i de la Cristiandat, i missioner baptista).
  • “Quant a l’Encarnació es refereix, hi crec fermament. Crec que Déu va rebaixar per esdevenir home perquè poguéssim arribar fins a Ell, i que el drama que ha consagrat aquesta encarnació, el drama descrit en el Credo, es va esdevenir” (Thomas Malcolm Muggeridge, 1903-1990, periodista, autor i espia militar anglès).
  • “Per alguna raó Déu escollí de fer l’home tal com és: limitat i subjecte a penes i a la mort. I Déu tingué l’honradesa i el coratge de prendre’s la seva pròpia medecina. Sia quin sia el joc a què juga amb la seva Creació, accepta les pròpies regles i hi ha jugat net. No pot exigir res de l’home que no hagi exigit de si mateix. Ell ha atravessat la totalitat de l’experiència humana des de les irritacions trivials de la vida familiar i les restriccions repressores del treball esgotador i de la manca de diners fins a les pitjors horrors de dolor i humiliació, de derrota, de desesperació i de mort. Quan era un home, jugava com a humà. Naixia en la pobresa i moria en la desgràcia i pensà que tot plegat pagava la pena” (Dorothy Leigh Sayers, 1893-1957, escriptora i lingüista anglesa i humanista cristiana).
  • “La controvèrsia (als Evangelis), gira entorn de Déu: Jesús no es remet a un nou Déu, sinó al Déu d’Israel; però entès de manera novella, és a dir, com Pare dels perduts, a qui Jesús personalment anomena Pare seu” “Podem ara aventurar, sobre la base neotestamentària, una paràfrasi positiva actualitzada, sens dubte fal·lible, de la fórmula clàssica “veritable Déu i veritable home”, vinculant des del segle V (Concili de Calcedònia, 451, en continuïtat amb el Concili de Nicea, 325)” (“Ser cristià”, 1975, de Hans Küng, *1928, teòleg i autor cristià suïsso-alemany).
  • “Enlloc no hi és concebuda la Salvació com un vol fora de la història com fa el pensament grec, és sempre la vinguda de Déu a l’home dins la història. L’home no s’eleva cap a Déu: Déu davalla fins a l’home” (“The Last Things / Les últimes coses”, 1978, d’Eldon Ladd George).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias

LA INFILTRACIÓN DE AGENTES DEL PODER DENTRO DE LAS IGLESIAS

¿Servir a Dios o a las riquezas?

¿Servir a Cristo o al César?
Política en las iglesias al servicio del crudo Poder (Herodianos de Mammón)

El sonsonete neocon: eutanasia-aborto-matrimonio homosexual

La prioridad declaratoria de la tríada eutanasia-aborto-matrimonio homosexual es el lema que los “cristianos conservadores” (falsos hermanos) de la política han inoculado ha través de las iglesias fundamentalistas, católicaromana y también a través de algunas sectas.

Analicemosla con un poco de detenimiento.

En la Biblia encontraremos muchísima más base que para esta tríada-sonsonete, para temas (poco apreciados por los ideólogos-falsos hermanos políticos neoconservadores) como la lucha contra la injusticia, la opresión, los abusos policiales y políticos, la manipulación informativa (la mentira), el clericalismo abusivo (el nicolaísmo citado en Apoc. 1), el concubinato con el poder establecido (citado en Apoc. como la Gran Ramera y sus hijas), el materialismo- avaricia de cargos religiosos, la corrupción política (robo al por mayor, etc.), el asesinato contra civiles indefensos (como en tantas guerras), la tortura (generalizada en la mayor parte del mundo)…

Si se denuncian unos males, es inmoral y antibíblico silenciar otros con muchísima más base bíblica. Eso es simplemente una manipulación política, de la cual la reina de España se ha hecho recientemente portavoz.

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 04

Los profetas se atrevieron a denunciar la corrupción clerical e institucional, la injusticia, etc., en el caso de Jesús eso fué su actividad central junto a la misericordia hacia “las ovejas sin pastor” y su obra de Salvación en el Calvario. Eso es lo bíblico. Lo otro es hacer campaña para Bush y sus amigos u otros de otro signo extremista y belicista, puede ser política sesgada, barata y oportunista, que no bíblica.

Así que seamos cautos y busquemos un equilibrio, no desviandonos ni a izquierda ni a derecha: por el camino recto.

El problema es que casi siempre se habla “contra los mismos” y se silencian los mismos, lo cual lleva a pensar que se trata de una prevaricación espiritual. Y eso es muy grave ¿o no?.

“Jesus no dijo que seríamos conocidos por las respuestas que damos a la opinión pública, pero por nuestros frutos” (Philip Kenneson).

Ya es sabido que para el clero, católico o protestante, los problemas de injusticia son practicamente invisibles, mientras que todo lo que tiene que ver con el sexo es, según parece, “el pecado capital” por excelencia, cosa que no concuerda con lo que dice la Palabra, según la cual la soberbia es el pecado más peligroso, junto con otros como la brujería, etc.

Lo más grave del asunto es que es fácil oler porque esos silencios complices: el poder constituido ha comprado con favores a las iglesias constituidas, y éstas, desobedeciendo al Señor han callado y “han fortalecido las manos de los impios”. Igual que en tiempos de los profetas.

La cuestión no son declaraciones nominales que no comprometen a nada, sino una actitud vital comprometida y clara, cosa que rara vez veo en asalariados, sean católicos, protestantes o de cualquier otro tipo.

La Iglesia ha de estar enfocada al mundo, no hacía su subsistencia material o sus tradiciones humanas o a un encerrarse en sí misma. Vea por ej. Hebreos 13:3 (no se refiere a “presos cristianos” sino simplemente a presos).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 05

Aborto: Creo que antes que el feto, están los niños ya constituidos que se mueren de hambre, genocidio o enfermedad. Es dificil oponerse al aborto, que implica a la madre (y a veces al padre), pero para ayudar a los niños en necesidad, para eso no hay limites. Por ej., en vez de preocuparse tanto por templos excesivos, dedicar el dinero a esos niños. Naturalmente que el clero actual los dejará morir sin remordimientos de conciencia: son así “de cristianos”, y ya los conozco, y ellos, si quieren, también saben como son.

El clero pretende solucionar el tema del aborto recomendando el voto para los partidos conservadores que les dan prebendas (proclaman la cuestión para buscar la solución que les interesa: favorecer a sus mecenas). En realidad el aborto tiene mucho de excusa hipócrita para el maridaje político con partidos que provocan la miseria, las guerras y la injusticia en muchos lugares (como Bush, Aznar, etc.). Pero así tienen montado el negocio.

Cuando se preocupen tanto de los niños que mueren de hambre o de las guerras, me creeré esas proclamas antiabortistas. Ahora me es imposible creerlas.

Sabemos históricamente que las iglesias suelen colaborar con las Dictaduras más abominables: desde Hitler a Pinochet, de Franco a Mussolini, e incluso bastantes con las comunistas. El clero ha demostrado repetidamente ser muy cobarde, materialista y convenenciero, lo que no es de extrañar dado que no se parece al sistema pastoral de la Iglesia Primitiva, sino que se trata de organigramas humanos bastante corrompidos.

“Sólo mediante la más tortuosa exégesis y cono una teorización teológica muy débil puede arrancarse a las Escrituras algo parecido a una posición antiabortista. .. Si hay buenas razones para oponerse al aborto bajo demanda, y puede haberlas, habrá que encontrarlas fuera de la Biblia” [Delos B. McKown, “What Does the Bible Say About Abortion?”, Free Inquiry]

Ahora bién, si la Iglesia quiere hablar del aborto en una sociedad plural, la cosa debiera plantearse de otro modo, por ej.: del mismo modo que la Iglesia no tiene derecho a cobrar del Estado (de no-creyentes incluidos, así pues), el aborto no debe ser pagado por el Estado (a cargo de creyentes y antiabortistas incluidos, pues). Cada cual que se pague las creencias, las diversiones y las meteduras de pata. Hay una cuestión ética: Los creyentes suelen considerar que con el aborto hay un crimen legalizado contra una persona indefensa. Tienen derecho a reclamar no pagar estos crímenes. Tiene lógica. El mismo Marx era antiabortista.

“Debería de hacernos reflexionar el hecho que, mientras que el abandono paterno suele ponerse como ejemplo de la irresponsabilidad y del egoísmo masculino, más de un millón de mujeres norteamericanes se liberan [mediante el aborto] cada año de la carga de la maternidad (…) Para tomar seriamente la función paterna, hace falta que las mujeres asuman la obligación moral de compartir con sus parejas cualquier decisión sobre embarazo” (Cathy Young, *1963, feminista estadounidense, cofundadora el 1993 y vicepresidenta de The Women’s Freedom Network).

Eutanasia: Siempre se ha muerto la gente de muerte natural. Ahora hay medicamentos y se les mantiene artificialmente. Alargar la vida artificialmente, sobre todo si el interesado no muestra mucho interés, no me parece natural. De hecho en hospitales se practica una cierta eutanasia pasiva en casos irreversibles, como es lógico.

En países pobres la gente, muchos millones, mueren por termino medio entre los 35-50 años. Naturalmente eso no preocupa a nuestro amado clero. Ellos se preocupan sólo por “cuatro gatos” desesperados que quieren morirse porque son tetrapléjicos, etc. De nuevo, pura hipocresía de nuestros actuales fariseos clericales. Y es que ellos son muy nacionalistas, y lo miran con un cristal de color de su bandera, lo de cerca muy grande y lo de lejos invisible, y sólo se preocupan de los que les pagan o pueden pagarles, es decir, de sus compatriotas (y especialmente de los gobernantes) . No son materialistas, no…Angelitos. ..

Matrimonio homosexual: Por definición el matrimonio no puede ser homosexual sino heterosexual. Es un disparate lingüístico. Ahora bien, el Estado no tiene por qué ser confesional, y puede legislar en estos temas, lo hacen en todo Occidente, porque han ido imitando el modelo norteamericano de separación Estado-Iglesias.

¿Por qué el clero no se preocupa tanto, por ej., de la corrupción omnipresente de los políticos? Pues, muy sencillo, porque no quieren reñir con la mano que les dá de comer.

Por eso se preocupan tanto del sexo en todas sus versiones (y en unas más que en otras). Por otra parte a menudo las iglesias han tratado mal a gente homosexual y han abordado este tema con mucha hipocresía y discriminació n, con poco amor cristiano, a veces con crueldad. Ahora les está saliendo el tiro por la culata. Si a un intento de “Dios sin justicia” (el cesaropapismo, la prostitución Estado-Iglesias que provocaron guerras continuas y mundiales) le salió un intento de “justicia sin Dios” (en la época de las revoluciones comunistas, etc.), ahora, a un mensaje religioso muy centrado en el “anti-sexo” le está saliendo un sexo sin religión. Todo por falta de equilibrio en la exposición del mensaje bíblico.

Si leemos la Biblia vemos que los temas sexuales tienen importancia, pero los de justicia social aun tienen más. ¿Por qué ese desequilibrio?

La homosexualidad ha sido un tema recurrente entre cristianos, fomentado desde el oficialismo y el fundamentalismo en su tríada contra aborto-eutanasia- homosexualismo.

¿Por qué tanto interés con los homosexuales y no, por ej., con los adúlteros? O con las relaciones prematrimoniales. O más aún: Con la prostitución (sabido es que el negocio de la prostitución mueve mucho dinero y conlleva corrupción institucional).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 02

Da la impresión que han elegido una especie de cabeza de turco, pero no creo que les salga bien la jugada (tantas veces repetida con otras minorías, por ej., con los judios).

He aquí algunas apreciaciones.

1) Los homosexuales, aun equivocados, actuan por instinto y, digamos que “por propia voluntad”. Hay que diferenciar claro la homosexualidad (tendencia) del acto (pecado) y del homosexual (al que hay que saber predicar el Evangelio y no insultarlo, ni despreciarlo ni amenazarlo). Me temo que todo un sector del “cristianismo” no diferencia estos matices.

2) Las iglesias rara vez tocan temas como los “pecados sexuales heterosexuales” , mucho más tratados en la Biblia que la homosexualidad, y en concreto la prostitución, tema recurrente en la Biblia. En la prostitución, donde hay siempre connivencia y corrupción institucional, chicas jovenes son a menudo drogadas y secuestradas, a veces violadas, recluídas, maltratadas. .. ¿No pasa nada? ¿Dónde está la misericordia de las iglesias? ¿Es que hay miedo a enfrentarse a esas mafias y se prefiere la comodidad de charlas sobre orientación sexual?

3) Igualmente muy olvidado es el tema de la pederastía, abusos sexuales a niños, turismo sexual, explotación infantil, hambre y desnutrición, niños-soldado, etc. ¿Recordamos lo que dijo Cristo sobre los niños? ¿Sobre quién los escandalizase? ¿Por qué también las iglesias suelen olvidarse de los niños? No acabo de entender tanta desproporción.

Una última puntualizació n y muy importante también: Mientras que la actividad sexual (homosexual o heterosexual) es básicamente voluntaria y, así pues, responsabilidad de quién la adopta; la prostitución no suele serlo ni tampoco el abuso contra la infancia en los niños sino simplemente un atropello a la libertad y dignidad de las personas (prostitutas o niños abusados). Por lógica, si las iglesias tuviesen lógica, se preocuparían de lo que la Biblia trata más a menudo y de lo que son víctimas de abusos sexuales y no de prácticas sexuales libremente adoptadas por adultos.

Me parece que la lógica y la proporción han huído de nuestras iglesias. Lo digo con pena y profundo pesar. Y, si no, que me demuestren lo contrario.

Más les valdría mirarse primero la viga en su propio ojo, si fueran honestos:

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 03

Buena parte del clero y de las Jerarquías eclesiales parecen estar compuestos de obsesionados con el (anti)sexo, dando a entender que el cristianismo es, sobre todo, un legalismo represivo, un listado de prohibiciones (tal como lo tenían los fariseos) y además muy centrado en temas de procreación y sexualidad.

Han hecho del cristianismo una religión ritualista, idólatra, una especie de compendio de prohibiciones. Y ya se sabe que cuando más se insiste en las prohibiciones, más se promocionan.

Y, además, sinceramente, queda ridículo, no tanto por la imagen “anticuada” o no adecuada a una falsa modernidad que nos imponen y venden los medios de comunicación, sino por el poco dinamismo, por la atrofia mental y sobre todo por no corresponder con el espíritu y a veces tampoco con la letra de lo que dice el Evangelio.

No creo que eso sea el mensaje de Cristo ni tampoco que lo puedan entender nuestros contemporáneos, por lo cual este tipo de “cristianismo” desvirtua el Evangelio y lo encierra en una capillita incapaz de llegar al mundo. Es así como se fabrican ateos e incrédulos.

Lo que dice la Biblia allí está, pero tenemos que ver también la proporción temática. Es evidente que los profetas tienen como tema principal la corrupción política, religiosa y económica, más que la sexual (y ésta generalmente se centra en la prostitución sagrada). Ezequiel es el que más insiste en temas sexuales, pero en los demás más bien no son centrales. Cristo se centró contra el religiosismo de su epoca, de manera muy enconada, hasta el punto que le enviaban esbirros a ponerle trampas dialécticas y finalmente urdieron su muerte en contubernio con el Poder (colonial) y con acusaciones abiertamente políticas (destruir el templo, proclamarse rey…). Lo acusaban de subversivo, sin que realmente Jesús lo fuera, al menos no en el sentido que sus acusadores lo presentaban. Y es que sus acusadores “releían” el mensaje de Cristo bajo parámetros de retener su Poder corrupto, y les daba igual la parte espiritual. Cristo no habló ni de aborto, ni de homosexuales ni de eutanasia, y ni siquiera habló mucho de temas sexuales. Y además relativizó mucho a su familia y a su luego mitificada madre, poniendo por delante la Palabra de Dios.

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 01

Les hago una pregunta: En la Biblia no hay muchas referencias a la homosexualidad (entre 10 y 15 me parece, grosso modo, y habría que revisar detenidamente todo lo que dice en Deuteronomio) , mientras que a la prostitución hay seguro más de 100 (generalmente la prostitución sagrada, y también habría que ver si “porneîa”, que viene de prostituta, se puede traducir en el sentido que se hace, de relaciones prematrimoniales) . ¿Por qué los grupos fundamentalistas insisten tanto en la homosexualidad y pasan de puntillas sobre la prostitución? Como mínimo me parece incoherente y sospechoso. ¿Por qué hablan tanto de eutanasia (cuando, ¿en qué país se aplica oficialmente la eutanasia activa?, en Occidente no sé de ninguno, o sea, que es una polémica ya falsa de entrada), y tan poco de las matanzas en guerras organizadas por los gobiernos de la derecha religiosa (muertos muy reales y cotidianos)? Se trata de una hipocresía y manipulación olímpica y monumental por parte de la derecha religiosa, es decir, de los líderes del “fundamentalismo”.

¿Por qué el fundamentalismo moderno habla obsesivamente de tres temas de base bíblica débil (eutanasia, aborto) o muy secundaria (homosexualidad) , y también en la familia (en realidad, tan relativizada por Jesús) y calla temas que son centrales (como la corrupción institucional y religiosa)? Entiendo que es porque su liderazgo es corrupto, como las castas religiosas de la epoca de Jesús.

No digo que todo fundamentalista sea corrupto en ese sentido. También habían fariseos que eran bienintencionados (en Juan 3, Cristo mantiene una interesante conversación con uno de ellos, el cual se muestra medroso, como suele suceder con los fundamentalistas actuales: juegan a dos barajas, lo que dice Dios y lo que quiere imponer su organización religiosa). No estoy “condenando” a todos los fundamentalistas, sino a la manipulación política fundamentalista de la Biblia, que es algo muy distinto.

La Palabra dice (los predicadores no suelen decirlo) que el Reino de los cielos no entrarán los injustos.  Pensad en esto que os digo, que no lo hago por fastidiar ni simplemente por ganas de criticar, sino porque es algo importante salir del actual aislamiento social.

La Proporción Bíblica

LA PROPORCIÓN BÍBLICA

“El verdadero arrepentimiento es una reversión de las medidas. Enmedio se encuentra Dios. Si esta carencia de sentido de la proporción no es corregido dentro de una alma, el hecho que se haya dejado de ser ateo para hacerse religioso, no ayuda demasiado. El alma continuará ocupándose de trivialidades, con una diferencia: que ahora serán trivialidades religiosas. El objeto que miras con ojos miopes será distinto, pero tus ojos continuarán siendo miopes…Según Efesios, el papel del pastor no es hacer sermones, sino hacer santos. Los predicadores se encuentran más expuestos a la palabrería. Para los fariseos, Jesús era un pecador que incumplía el Sabbath. Esto era lo único que podían llegar a pensar. Olvidaban todas las buenas obras y las enseñanzas de Jesús. La palabra obispo originariamente quería decir pastor principal, el más adelantado en la fe, el hombre que daba su vida por las ovejas en tiempos de persecución. Ahora, en cambio, es alguien con ciertos conocimientos académicos, escogido por hombres que a menudo ellos mismos ni son hijos de Dios. Todavía antes de mi arresto, todos nuestros obispos ortodoxos, excepto uno, habían claudicado frente a las acusaciones del régimen comunista. El obispo reformado hizo igual. Ahora alaban el sistema y denuncian a sus ovejas…Quienes pensaron esos sistemas teológicos y los escribieron en tan perfecto orden, ¿llevaron alguna vez la cruz? Nadie puede pensar sistemáticamente cuando tiene un fuerte dolor de muelas. Si se está crucificado con Cristo, ¿cómo uno puede pensar sistemáticamente?” (Richard Wurmbrand, pastor protestante de lengua alemana, 1909-2001, pasó 14 años en prisiones de aislamiento en Rumanía).
En la proporción está la prueba de lo que es benintencionado o de lo que es manipulación.
Proporcionalidad es (sentido de) Justicia y de objectividad. La falta de matización y de proporción lleva fatalmente al fanatismo y a la ceguera.
Veamos unos cuántos ejemplos sobre la importancia aproximada que tienen diversos temas en la Biblia y en la práctica, conversaciones y predicaciones reales en las iglesias:

Temas sobredimensionados por las iglesias denominacionales:
  • – “Los últimos días” (escatología apocalíptica), de los que Cristo dice a los apóstoles que no les corresponde saber a ellos el día ni la hora: en la Biblia ocupa sobre un 2%, pero en las iglesias sería sobre el 25%.
    – Las epístolas de Pablo: en la Biblia ocupan sobre un 12%, mientras que en las iglesias sería sobre el 25%.
  • – La homosexualidad: en la Biblia ocuparía digamos que un 0’05%, mientras que en las iglesias sería sobre un 2% (en cuanto a tema “público”, mucho más, sería uno de los temas estelares, prácticamente un 25%).
  • – El aborto: en la Biblia sólo hay, como mucho, dos referencias, y no coinciden exactamente con lo que se suele decir en las iglesias, digamos pues que un 0’01%, mientras que en las iglesias son un 1 ó 2% (bastante más para la Iglesia Católica).
  • – La eutanasia: en la Biblia no hay referencias explícitas que yo conozca, es decir, 0%, mientras que en las iglesias el tema puede ocupar un 0’5% (más en la católica o entre fundamentalistas). La eutanasia a la que normalmente se refiere el debate público son pocos casos (en principio) comparados a las 30.000 personas que mueren en el mundo de desnutrición diariamente y de las que las iglesias no hacen ningún tema recurrente (mosquito y camello).
Temas menospreciados por las iglesias:
  • – El Evangelio: en la Biblia son hacia el 10%, pero es el corazón mismo de la Biblia cristiana, en las predicaciones de iglesias evangélicas no pasaría de un 5%. La práctica real del Evangelio por evangélicos sería aún más terrible, seguramente por eso lo predican tan poco, pues difícilmente suele haber personas tan antievangélicas como los líderes religiosos. En las iglesias evangélicas se suele menospreciar el mensaje del Cristo real y se exalta un misticismo abstracto falsamente cristocéntrico (mera verbalización de fe).
    -( Dentro del Evangelio): las críticas radicales de Jesucristo a los fariseos-integristas y castas religiosas, tema destacado de la predicación de nuestro Mesías, que en las iglesias aparece muy edulcoradas y borrosas, precisamente porque suelen estar controladas por ese mismo tipo de clero con que Cristo se enfrentó frontalmente y que se unieron para matarlo.
  • – Los profetas: en la Biblia son por lo menos el 15% del texto, en las iglesias sería el 2 ó el 3%, y generalmente de manera más bién sesgada.
  • – Por la justícia y contra la corrupción políticoreligiosa: tema de los importantes a lo largo de todo el mensaje bíblico, muy presente especialmente en profetas y en los Evangelios, en el debate a muerte de Cristo contra el integrismo religioso y las castas clericales de su tiempo. Tema 15% de resaltable en el texto bíblico, que en las iglesias es totalmente marginal, sería un 0’2%.
  • – La misericordia: tema central en los profetas y en Jesucristo y también muy importante en las cartas apostólicas, hacia el 10%; pero para las iglesias la misericordia es como un 2% en el mejor de los casos. Hitler intentó eliminar la palabra “misericordia” de las Biblias. Muchos predicadores son sus herederos al no predicarla ni practicarla.
  • – La prostitución: en la Biblia es un tema bastante recurrente, hacia el 2 ó 3%; pero las iglesias a penas lo tratan, un 0’05%..
  • – La soberbia: La Biblia y los Padres de la Iglesia la consideran el principal pecado, origen de todos los demás, el pecado contra el Espíritu Santo. Es un tema que recorre la Biblia; pero las iglesias prácticamente lo omiten, porque muchos de sus líderes son ejemplo vivo de este pecado. “Fue el orgullo lo que convirtió ángeles en diablos; es la humildad lo que hace a los hombres como ángeles” (Agustín de Hipona, 354-430, Padre de la Iglesia y teólogo latinoafricano).
Reprensión a la desproporción:

Con estos ejemplos y contrastes podemos comprender por donde van las carencias, manipulaciones y pecados de las iglesias visibles y especialmente de sus líderes.
“A vosotros os conozco y sé que no tenéis dentro de vosotros el amor de Dios” (Evangelio según Juan 5:42, hacia 69-90 d. C.). “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis el Reino de los Cielos a los hombres! Porque ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que entrarían” “Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!, que vais dando vueltas por mar y tierra para hacer un solo prosélito y, una vez convertido, le hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros” (Evangelio de Mateo). “Pero aquellos que, soberbios y engreídos por parecerles que poseen la más sublime doctrina, no atienden al Maestro quien les dice: Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas; y aunque conocieron a Dios, no Lo glorificaron cómo le correspondía, ni le dan gracias; antes se envanecen con sus propios pensamientos, y su zafio corazón se cubre de tinieblas” (“Confesiones”, de Agustín de Hipona, 354-430, filósofo y teólogo latinoafricano).
La naturaleza humana caída, adámica, tiende a la comodidad, a la rutina y a hacerse un dios a la propia medida, pero tenemos que escrutar, estudiar y meditar las Escrituras si queremos amar a Dios, y ajustarnos más a lo que ellas dicen y no a lo que ciertos líderes y falsos hermanos “nos dicen que dicen”. El camino ancho que lleva a perdición es algo cómodo en principio, pero es abusar de la gracia barata. Todos nos podemos equivocar y todos pecamos, pero persistir indefinidamente en el error –y aún más justificarlo, defenderlo e imponerlo, lo cual no es sólo pecado sino molicie, soberbia y/o pecado contra el Espíritu Santo-, y en el mal sólo puede traer, aunque al principio no nos demos cuenta, consecuencias nefastas para nosotros mismos, para los demás y para nuestra relación con Dios.
Con estas prácticas, estas rutinas, estos tics se demuestra la degradación teológica y (anti)evangélica de las instituciones oficiales de la Cristiandad, de la opulenta y occidental al menos (que es la que conozco más directamente). Eso retrata hasta que punto la Cristiandad se ha ido degradando en la no-práctica de lo que dice predicar, en la hipocresía y en amoldarse al mundo y a los intereses creados, sin interés por la justicia ni por la verdad, llevando a cabo una simple reedición del fariseísmo.
“(La religión para el hombre extrínseco es) algo para utilizar, pero no para vivir. Y puede ser utilizada de diversas maneras: para mejorar el propio estado, para reforzar la confianza en sí mismo, para aumentar sus ingresos, para ganar amigos, poder o influencia” (G. W. Allport, 1963, “Behavioral science, religion and mental health”. Journal of Religion and Health, 2, n. 3). Pero… «Ningún criado puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero.» Estaban oyendo todas estas cosas los fariseos, que eran amigos del dinero, y se burlaban de él” (Lucas 16: 12-13).
El mundo moderno es esencialmente irreligioso, en el sentido de poca preocupación real por la bondad según Dios. Eso puede parecer una afirmación extraña, dado el incremento de los grupos militantes de católicos integristas, musulmanes extremistas, protestantes “conservadores” y judíos ortodoxos.
Pero si examinamos las acciones, los simples y claros hechos, en vez de la retórica, de estos movimientos, encontramos que su propósito primario es reafirmar su dominio sobre los grupos subordinados, como por ejemplo minorias nacionales, lingüísticas o religiosas, secularistas, etc…
Sus hechos, su falta de misericordia, su voluntad de ignorar y discriminar, su falta de amor insultante, cierta tendencia a la calumnia y a la ley del embudo dicen lo que sus palabras quieren esconder.
Los hechos nos dejan ver los resultados prácticos y reales de lluvias de palabras y conceptos disfrazados de fraseología “piadosa”, “ortodoxa” y fundamentalista. Son del Mundo y sirven al Mundo.
Todo lo contrario de 1ª Pedro 4:8: “Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados”. Para el fundamentalismo, en realidad, el pecado es más importante que el amor y el Sabbath más importante que la gente. Es un Evangelio invertido, hábilmente manipulado por el diablo de la comodidad, la insensibilidad, la soberbia y la codicia.
Los autodenominados (a menudo abusiva y pretenciosamente) “evangélicos” también andan a veces muy desencaminados, pues “el Evangelio” no es la pura afirmación verbal de “entregarse a Cristo” sinó que es eso: el Evangelio. Para practicarlo. Pues las obras de misericordia, corazón del Evangelio, son justamente para lo que los “evangélicos” no suelen hacer: predicarlas y practicarlas. Pues confunden, manipulados, en el debate de “fe y obras”, obras de la ley (reprobadas por las Escrituras pero punto central en tantos centros religiosos de reunión) con las obras de misericordia (con poca prensa en muchas “iglesias” pero centro del mismo Evangelio de Jesucristo, al que se atreven a decir que predican).

Sea anatema, porque es “otro evangelio” distinto y, en general, muy contrario al verdadero. Y, así, cualquier despertar espiritual en una sociedad cada vez más alejada de la fe, es imposible.

Las prostitutas y publicanos precederán en el Reino de los cielos a los religiosos profesionales que tuercen los caminos de toda la sociedad.

— ENLACE RLACIONADO —

Los Deseos de la Carne

LOS DESEOS DE LA CARNE

Los “deseos de la carne” pueden ser también la gula, la pereza, el orgullo o tantas otras. Y en todas ellas también se recoge lo que se siembra. Lo que me preocupa es que la mayoría de cristianos parece que siempre consideran que el centro de todo es el sexo (el “antisexo”, en este caso). Es como una obsesión algo estrambótica, pero cuando se vuelve simfonía y cuando el Vaticano pone alta megafonía (hace unos meses el Papa diciendo que no hay que usar condón, lo cual ya suena surrealista, pero ahí está, muy recientemente ha matizado algo la prohibición) es que algo muy grave está pasando en la Cristiandad.

Si la perversión sexual es antinatural, también lo es la obsesión antisexo o la obsesión persecutoria y discriminatoria contra formas de sexo. ¿Por qué no se cojen las cosas con más equilibrio y naturalidad?, no se trata de dar el visto bueno a cualquier cosa, pero tampoco de ser discos rayados.

Ni la sexualidad ni la desnudez, ni el cuerpo, ni lo material, ni el placer (ni siquiera el dinero), NO pueden ser malos en sí, pues son la creación (todo depende del uso que se haga, de los motivos o el contexto), y Salomón en el “Cantar de los Cantares” demuestra claramente que un creyente puede hablar de sexo de una manera nada mojigata (aunque por supuesto tenga una lectura espiritual alegórica, que es la fundamental), ¡y, además ser Palabra de Dios!

cckz_a4viaajnai

– El transfondo:

Ya es sabido que para el clero, católico o protestante, los problemas de injusticia son prácticamente invisibles, mientras que todo lo que tiene que ver con el sexo es, según parece, “el pecado capital” por excelencia, cosa que no concuerda con lo que dice la Palabra, según la cual la soberbia es el pecado más peligroso, junto con otros como el amor al dinero (avaricia) o el ocultismo.

Lo más grave del asunto es que es fácil oler porque esos silencios cómplices: el poder constituido ha comprado con favores a las iglesias constituidas, organizadas según intereses humanos, y éstas, desobedeciendo al Señor, han callado y “han fortalecido las manos de los impios”. Igual que en tiempos de los profetas.

La mentira es propia específicamente del diablo, y muchísimos cristianos que están dale que te pego con lo del sexo, mienten. Entonces ¿qué? La mentira pasa a ser un pecado “de segunda”, puesto que casi ningún pastor habla de ella. No recuerdo haber oído nunca ningún sermón monotemático sobre la mentira, ni Wojtyla ni Ratzinger han ido nunca haciendo campaña contra los mentirosos (y todos sus peligros). Seguramente porque ellos mismos son también mentirosos.

En una encuesta salía que aprox. un tercio de los clérigos católicos son homosexuales y, entre no-viejos, solo poco más del 5% han sido estrictamente célibes según exige el legalismo oficial católico).

En conjunto resulta penoso y vergonzoso, todo este “show”, que tiene más de escandaloso que de edificante. Y no digamos de engendros como la COPE, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, donde su ya ex-estrella llegó a decir que España tenía que bombardear un hospital inglés en Gibraltar. Delirios del Anticristo metido en las “iglesias” mundanas. Es natural que el mundo acabe juzgando a las “iglesias”, y eso es más que preocupante.

No estamos siendo fieles al mensaje evangélico, el “ejemplo” que se da es a menudo muy lamentable.

– El desastre social:

Mientras en las iglesias impera una gazmoñería monotemática y una mojigatería rígida, en el mundo las formas más extravagantes de desvario sexual y otros tipos de desvarios (¡hay tantos!) van cada día a más. Creo que con una actitud tan cerrada y también tan antibíblica en las iglesias, lo que provoca es un mayor libertinaje sexual y general en la sociedad. Ya de entrada es como si no hubiera ningún punto de contacto posible: la gente busca distraerse de sus agobios cotidianos y los cristianos parece que lo primero que buscan es juzgarles y prohibirles cosas. Los fariseos también estaban obsesionados con las prohibiciones, tenían listas de más de 300 cosas prohibidas que sólo ellos se sabían, por eso se consideraban “puros”, apartados, que es el significado de la palabra “fariseo” (¡vaya tela, darselas de ser los más santos!). Naturalmente, el pueblo pobre (“las ovejas sin pastor” de las que Cristo tenía misericordia) no se sabían el famoso listado y, por lo tanto, eran “pecadores” y “perdidos”. Pero Cristo vino a por ellos, no a por los “puros”, “santos”, etc.

Me temo que la mayoría de cristianos no ha comprendido esto, prefieren cerrarse en sus templos y creerse los más santos. Reniego de esta actitud. La Iglesia no tiene que tener paredes, debe ir directamente a relacionarse con el mundo, con las ovejas sin pastor. No debe haber asalariados, ni tenemos que creernos los más santos, al revés, tenemos que tener un corazón penitente, porque somos pecadores, y hacer como el publicano, y no rezar como el fariseo.

No parece buen camino lo que se ve en bastantes iglesias y menos aún lo que hacen telepredicadores y alto clero.

No parece evangélica la mania monotemática del cristianismo oficial contra temas de escasa base bíblica. Lo que hay es una brutal desproporción que lleva a la esterilidad de las iglesias y a la decadencia en la sociedad. Y hay una ceguera espiritual que se niega a darse cuenta de ello porque en realidad se han hecho una Biblia y un Dios a la propia medida.

– Sentido autocrítico, contextualización

“Lo que hace santo al santo es que no pierde casi nunca la conciencia de ser un pecador. Y el pecado del diablo es el orgullo. El diablo es diablo porque se cree bueno” (Ramiro de Maeztu).

“El diablo -oh paradoja! – Es un puritano que se ha apartado de Dios (como tanto integrista musulmán, judío, católico o protestante, como tanto maestro de leyes que pone al hombre al servicio de las leyes y no las leyes al servicio del hombre, como tanto “integrista” del dinero, del poder o del placer). El diablo es alguien para quien Dios no es lo suficientemente serio, alguien que extiende la seriedad incluso más allá de donde debe, es un arco continuamente tensionado que nunca se dispara, es alguien que -y como humanos nos cuesta trabajo entenderlo pero podemos imaginarlo – nunca ríó” (The Screwtape Letters / Cartas del diablo a su sobrino, de Clive Staples Lewis, 1898-1963, novelista ex-ateo anglicano norirlandès).

– Sex(t)ocentrismo:

Por qué los fundamentalistas/integristas están siempre centrándose en el sexo y hablan tan poco de otros temas, mucho más importantes en la Biblia. No digo que no se hable de temas sexuales, lo unico que pido es que no los conviertan falsamente en “los temas morales y bíblicos” por excelencia, pues tal actitud es sencillamente una manipulación de la fe. Esas actitudes tan sesgadas dan mucho qué pensar de por qué todo va tan mal.

¿Creemos realmente en lo que dice la Biblia o la silenciamos en su mayor parte? Muchos creyentes viven en la pura rutina mental, en repeticiones y no se renuevan espiritualmente como nos pedía Pablo.

Los temas sexuales solo ocupan una parte relativamente limitada de todo lo que la Biblia expone, no se deben obviar ni descartar, pero NO SON LOS TEMAS CENTRALES, como parece que muchos cristianos, alocada u obcecadamente, pretenden.

Dios creó el sexo, no es nada malo, ni nada vergonzoso en sí. Estar siempre con este tema denota que algo no funciona bien en la psique y en la sexualidad de esas personas.

Para los fundamentalistas antisexo, siempre tan serios, legalistas e intolerantes (selectivamente), parece que no fue muy buena la idea de Dios de crearnos sexuados, ya que tantos problemas causa. No recuerdan que, tal como está escrito, “el amor cubrirá multitud de pecados”. Ellos tienen siempre que ir con la ley en mano amenazando a la parte más débil, en vez de tener el coraje de denunciar, ya que tanto les va hablar de temas sexuales, los pecados mayoritaríos, que son heterosexuales. Pero como quizá son los suyos, pues nada, a meterse con los demás, con una minoría. Bonita táctica.

¿Se han dado cuenta de que la Biblia contiene seis advertencias para homosexuales por 362 para heterosexuales? Dicen ser “fieles a la Biblia”, pero en realidad no guardan ninguna proporción temática lo que más se insiste en la Biblia con lo que más insisten estos religiosos fundamentalistas. ¿Recuerdan lo del mosquito y el camello?

¿Recordamos como rezaba el fariseo y el publicano? Recordemoslo siempre.

arrepentimiento

– ¿De qué habló Jesucristo?

Cristo habló del divorcio, de la lujuria y del adulterio y de la perversión moral de menores o indefensos. Pero sobre todo habló de misericordia, de amor por la gente perdida y débil, y atacó a los fariseos que se creían “puros” ritualmente. Pablo recuerda que “nadie será salvo por las obras de la Ley”. Pero muchos que se llaman cristianos han vuelto hacia el legalismo farisaico.

De la fornicación habló de pasada, de la homosexualidad no habló, ni del aborto, ni de la eutanasia. Y además relativizó mucho a su familia y a su luego mitificada madre, poniendo por delante la Palabra de Dios. Por lo demás, recordemos que, escrito está: “Dios tendrá misericordia de los misericordiosos”. “Ir y aprended: Misericordia quiero y no sacrificio…”

Jesús, la Iglesia Primitiva y la No Violencia

JESÚS, LA IGLESIA PRIMITIVA Y LA NO VIOLENCIA

Jesús, la Iglesia Primitiva i la No Violencia 01

Según el teólogo suizo Hans Küng en su libro Ser cristiano: “A partir de Cristo no se puede construir una estrategia de la violencia sino de la no-violencia…  La no-violencia puede apelar siempre a Jesucristo…  La renuncia a la violencia y al espíritu de venganza, la disponibilidad para el respeto al adversario y el perdón sin restricciones, el esfuerzo en busca de reconciliación y la benevolencia desinteresada constituyen la autentica exigencia que se deriva de Jesucristo”.
En la época de Jesús las diferentes sectas judaicas aceptaban el recurso a la violencia, bien fuera la institucional (fariseos, saduceos, herodianos), o bien la revolucionaria de los zelotes (especie de etarras judíos). Simón fue zelote antes de ser discípulo de Cristo (Lucas 6:15) y es posible que también Pedro, Juan y Santiago habían mantenido alguna relación  con este grupo independentista judío, así como, quizás el propio Judas Iscariote.

En el Sermón del Monte Jesús dice que “los que trabajan por la paz se les reconocerá el mismo carácter de Dios”, traducida literalmente la expresión del original arameo de Mateo 5:9. No es de extrañar que Jesús señalara a Pilatos: “Mi Reino no es de este mundo, si mi Reino fuera de este mundo, mi gente hubiera combatido para que no fuese entregado a los judíos, pero mi Reino no es de aquí” (Juan 18:36). Y, cuando Pedro, el ex celote, pretende defenderle, le indica: “Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñen espada, a espada perecerán”  (Mateo 26:52)

La iglesia cristiana primitiva. Como señala Tertuliano (y luego le volverá a citar Erasmo), cuando Jesús ordenó a Pedro guardar la espada se lo estaba mandando a todos los cristianos. Toda la iglesia primitiva fue muy explícita al respeto:

Jesús, la Iglesia Primitiva i la No Violencia 03

a)      Los teólogos de los primeros siglos:
1.- La Didajé (segunda mitad s. I): El camino de la vida es el amor (2:2). Es obligatorio buscar la paz entre todos y muy especialmente entre los que combaten: “No provocarás facciones, sino que podndrás paz entre los que pelean” (4:3).
2.-La carta a Diogneto (primera mitad s. II): Los cristianos no deben usar la violencia ni siquiera en defensa propia (5:11-17). Este pacifismo, argumenta, demuestra que el cristianismo es verdadero, en contraste con el paganismo (7:7-8).
3.-Justino (fallecido hacia 161-66): “Los que antaño unos a otros nos dábamos muerte, no sólo no hacemos la guerra a nuestros enemigos sino en lugar de mentir y engañar a quienes nos preguntan, morimos alegremente confesando a Cristo”.
4.- Ireneo (muerto en 202): “…los hombres no piensan ya en combatir, sino que ponen la otra mejilla”.
5.- Clemente de Alejandría (muerto en 205): “Nosotros, a diferencia de las Amazonas, no adiestramos a las mujeres para la guerra, ya que deseamos incluso que los varones sean pacíficos” (“Stromata” 4:8). “No nos entrenamos para la guerra…sinó para la paz. La guerra exige grandes gastos… sin embargo la paz y el amor no necesitan armas ni gastos ingentes” (“Paedagogus” I, 1100:12).
6.-Tertuliano (160-220): Fue hijo de un oficial romano. Escribe en “De Corona”: “¿Será lícito a alguno adiestrarse en el manejo de la espada siendo así que el manejo de la espada siendo así que el Señor ha sentenciado que a espada morirá el que hiciere uso de la espada? ¿Podrá ir a la guerra un hijo de la paz que ni siquiera osa entrar en litigios?” (cap. 11). A esta misma pregunta responde en el cap.19 de “Idolatría”: “Es imposible porque existe una incompatibilidad entre el compromiso divino y el humano, entre el signo de Cristo y el de Satanás…¿cómo podría combatir, aún más, cómo podría ser soldado en tiempos de paz, el que carece de espada puesto que le privó de ella el Señor?”.
7.- Cipriano (muerto en 258): Murió mártir. “El homicidio es llamado crimen cuando se comete a título personal pero se le denomina virtud cuando se ejecuta con carácter público” (“Epístola ad Donatum”).
8.- Arnobio (muerto hacia 295): “…más valía sufrir una injuria que devolverla y derramar la propia sangre antes que contaminar las manos y la conciencia con la ajena, el mundo ingrato recibió este beneficio de Cristo, por quién la locura de la crueldad quedó ablandada y las manos hostiles comenzaron a apartarse de entrenarse para derramar la sangre del prójimo”.
Etc.

Jesús, la Iglesia Primitiva i la No Violencia 02

b)      La disciplina de la Iglesia.
Según el más antiguo reglamento cristiano conocido (el de S. Hipólito, s.II-III), se dice: “catecúmeno o fiel que lleguen a ser soldados que sean rechazados porque han despreciado a Dios”. Asimismo, en las constituciones apostólicas de inicios del s. IV.

Así pues, vemos que entre los primeros cristianos, en la Iglesia inmediatamente posterior a los apóstoles y todavía libre de la intromisión del Estado, la violencia, las armas o la milicia no sólo no eran aceptadas, sino eran consideradas pecado.
La Iglesia originaria –tal como se ve claramente en estos textos paleocristianos, y otros- tenía poco que ver con el fundamentalismo moderno (como la derecha religiosa norteamericana o, en España, la COPE)  que defiende a veces guerras y dictaduras, ni con su religiosidad idólatra del Estado y de las Fuerzas Armadas.
Los curas castrenses son una barbaridad y algo que está fuera del cristianismo.

Francisco de Asís, los valdenses (s. XIII-XIV), hermanos checos y lollandos (XV), anabautistas-menonitas (d. s. XVI), cuáqueros (XVII), hermanos moravos (XVIII), etc., han vuelto periódicamente a plantear claramente el servicio civil, la ayuda al prójimo y el amor como alternativa al militarismo y al servicio de armas.
Estado e Iglesia han pactado a menudo implicaciones religiosas para lo militar. Sin embargo, en la Biblia, hay base más que suficiente para plantear el derecho a la objeción de conciencia a las armas, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.
Cuando Isaías profetiza al Mesías, empieza a presentarlo así: “Porque has roto el pesado yugo, y la vara de su hombro y el centro del opresor, como en el día de Madián. Porque toda bota con que taconea el guerrero en el tumulto de la batalla. Y todo manto revolcado en sangre serán quemados, pastos del fuego” (9:4-7).
El Estado español, que tanto dispendia en gastos de armamento y es, a la chita callando,
uno de los principales productores y exportadores mundiales de armamento, posee, en cambio, una cuarta parte de niños en la pobreza, 6 millones de pobres, más de 5 millones de ancianos (más de medio millón de ellos viven solos), 3 millones de alcohólicos, 1.250.000 minusválidos, medio millón de deficientes y otro tanto de analfabetos totales adultos, con los sueldos más bajos de casi toda la Unión Europea, el más alto consumo de drogas, nintendos, etc., de accidentes laborales, etc, el más bajo de lectura…
Luego, no nos extrañemos de que las cosas vayan mal para unos y otros, porque “Misericordia quiero, que no pena negra, y que Dios sea conocido adecuadamente mejor que tanta ceremonia” (Oseas 6:6; citado dos veces por Cristo en los Evangelios).

……………..

Un film basado en hechos reales: “Johnny got his gun/ Johnny cogió su fusil”

El Cristiano y Las Armas

EL CRISTIANO Y LAS ARMAS

C. H. M.

Nuestro Señor Jesucristo nos dejó ejemplo para que sigamos sus pisadas. ¿Podemos seguir sus pisadas dentro de un campo de batalla?
Somos llamados a andar tal como Él anduvo. ¿Es andar como Él el hecho de ir a la guerra?

El Cristiano y Las Armas 01

Es verdad que fallamos en muchas cosas, pero si se nos preguntase si es correcto que un cristiano vaya a la guerra, sólo podemos responder esa pregunta haciendo referencia a Cristo. ¿Cómo actuó Cristo? ¿Qué enseñó? ¿Tomó alguna vez la espada? ¿Acaso no dijo: “Todos los que tomen espada, a espada perecerán” (Mateo 26:52)? Y también: “Yo os digo: no resistais al malo” (Mateo 5:39). ¿Cómo conciliamos estas palabras con el hecho de ir a la guerra? Pero algunos tal vez digan: «¿Qué sería de nosotros si fuésemos a adoptar esos principios?» A lo que respondo: Si fuésemos a adoptar esos principios celestiales, no habría más guerras, y no tendríamos, pues, necesidad de pelear. Pero no nos compete razonar acerca de los resultados de la obediencia; lo único que tenemos que hacer es obedecer la Palabra de nuestro bendito Señor y seguir sus pisadas. Si lo hacemos, seguramente que no nos veremos yendo a la guerra.

Hay personas que citan a veces las palabras del Señor: “El que no tiene espada, venda su capa y compre una” (Lucas 22:36), como si él aprobara con ello el hecho de ir a la guerra, pero cualquiera puede darse cuenta de que esas palabras no tienen nada que ver con la cuestión. Se refieren a la alterada condición de cosas por la que los discípulos tendrían que pasar una vez que el Señor fuese tomado. Mientras él estaba con ellos, no les faltaba nada, pero luego, durante Su ausencia, habrían de enfrentar el más fuerte embate de la oposición del mundo. En resumidas cuentas, estas palabras tienen una aplicación enteramente espiritual. Por otro lado, también se busca hacer mucho uso del hecho de que al centurión de Hechos 10 no se le ordena abandonar su comisión. Pero el Espíritu Santo no obra de manera tal de poner a la gente bajo yugo. No le dice al alma recién convertida: «Debes abandonar esto o aquello.» La gracia de Dios encuentra a una persona en la posición donde se encuentre, con una salvación plena. Sólo después le enseña el camino que debe andar, presentándole las palabras y los caminos de Cristo con todo su poder santificante y formativo.

El Cristiano y Las Armas 02

También se oye argüir: «¿Acaso el apóstol no nos dice en 1.ª Corintios 7 que permanezcamos en el llamamiento en el que somos llamados?» Sí, pero con esta cláusula poderosamente calificativa: “Permanezca con Dios” (1.ª Corintios 7:24).
Esto marca una gran diferencia. Supongamos que un verdugo se convierte, ¿puede permanecer en su llamamiento? Se podría decir que éste es un caso extremo. De acuerdo, pero es un ejemplo que viene bien para demostrar la falacia del razonamiento sobre 1.ª Corintios 7. Prueba que hay llamados en los que uno posiblemente no pueda “permanecer con Dios”; de modo que, en cuanto a tu planteamiento, querido amigo, tenemos simplemente que preguntarnos lo siguiente: «El hecho de ir a la guerra, ¿implica permanecer con Dios o andar en las pisadas de Cristo?». Si es así, entonces que los creyentes lo hagan; en caso contrario, ¿qué, pues, habrán de hacer?

Sólo resta que se formule una pregunta: «La profesión de las armas, ¿es una profesión que un discípulo de Cristo puede seguir apropiadamente?» Si no es así, la senda que ha de seguir está clara. Seguramente Ud. no pensaría en poner a su hijo en una posición en la cual tenga que abandonar su marcha en pos de un Cristo rechazado. Seguramente hay muchos amados hijos de Dios dentro del ejército, pero la pregunta no es: «¿Puedo ser salvo y estar en el ejército?» Miles de personas que han ido al cielo, vivieron y murieron dentro de esa profesión. Pero la verdadera pregunta para todo corazón leal a Él es: «¿Puedo yo seguir las pisadas de mi Señor entretanto permanezco en una posición en la cual, en cualquier momento, podría ser llamado a quitar la vida de mi semejante y a enviar a un alma a la eternidad sin haber estado preparada para ello?» Ésta, querido amigo, ha de ser su única pregunta. No puedo poner a mi hijo, ya sea convertido o no, donde yo mismo no podría estar. En cuanto a que la disciplina del ejército es buena para modelar el carácter, debemos confesar que no creemos demasiado en eso. El comedor de los soldados o el salón de oficiales, no es un lugar adonde nos gustaría enviar a nuestros jóvenes para que aprendan disciplina o reciban algún tipo de entrenamiento.

Violencia y no Violencia

VIOLENCIA Y  NO VIOLENCIA

BASES BÍBLICAS PARA LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA

En el Antiguo Testamento la guerra es sólo algo normal. Yahvé interviene, primero a favor de su pueblo, luego castigándolo con guerras y deportaciones (que, por cierto, le han durado al pueblo judío hasta nuestros días).

Dios ayuda en la guerra (Salmos 55:18) como ayuda en otras muy diversas situaciones. Pero es a la vez castigo y prueba (2 Crónicas 16:9).

Sin embargo hay, en el A. T., ansias de paz. Hay versículos que son poemas de paz: “Venid ver las obras de Jehová, que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los confines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza y quema los carros en el fuego” (Salmos, 46:8-9). Isaías también profetizaba que Yahvé “juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alcanzará espada nación contra nación, ni se adiestrará más para la guerra” (Isaías, 2:4).

Pero cuando los pueblos se apartan del Dios verdadero y espiritual, que en la Historia es bastante a menudo, llegan las guerras y violencias: “Cuando escogían nuevos dioses, la guerra se encontraba en puertas” (Jueces 5:8).

Violencia y no Violencia 02
Bombardeo franquista durante la Guerra Civil 1936-39

LOS BELICISTAS Y LA PAZ EN LA PALABRA

En los Salmos hay peticiones contra los violentos:  “Reprime la reunión de gentes armadas…Esparce a los pueblos que se complacen en la guerra” (68:30). “Mucho tiempo ha morado mi alma entre los que aborrecen la paz. Yo soy pacífico; pero ellos, en cuanto hablo, me hacen la guerra” (120:6-7).

En el Nuevo Testamento se habla poco de la guerra. En varios pasajes de los evangelios de Jesús advierte que “oiréis de guerras y de rumores de guerras”, y que no hay que asustarse. Así mismo en Apocalipsis 11:7, 12:7 y 13:7.

Sí que se habla más, por el contrario de paz, básicamente en su acepción espiritual e interior de no-violencia. En Hechos 10:36 se habla del “Evangelio de la paz”, y en Marcos 9:50 Jesús dice que sean pacíficos unos con otros.

En Gálatas 5:22 se destaca que la paz es fruto del Espíritu Santo, o sea, que se tiene paz espiritual porque el Santo Espíritu, del cual somos templo, nos lo da.

El profeta Isaías escribía: “Y el efecto de la justicia será la paz” (32:17).

En Santiago 3:18 se dice que “el fruto de la justicia, se siembra en paz para quienes hacen la paz”. O sea, la paz nace de la justicia y, sin ella es sólo aparente: la paz…de los cementerios.

Se habla a menudo de “paz y seguridad”. En 1ª Tesalonicenses 5:3 leemos que “cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina,…y no escaparan”. Se debe de referir a la paz sin justicia, a la paz superficial de la letra y no del espíritu, a la paz del miedo. En Juan 14:27, Jesús aclara: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da…”

Violencia y no Violencia 04
1681-82: Panel Cuáquero. William Penn funda Pennsylvania,
un Estado cristiano sin ejército ni policía

Violencia y no Violencia 03
Retirada de población civil republicana (1939)

VIOLENCIA COMO SOBERBIA Y VIOLACIÓN

En la Biblia entera se suele hablar de violencia como sinónimo de violación de los mandatos divinos. Así, en Génesis 6:11. En Salmos 62:10 se previene que no hay que confiar en la violencia ni en las riquezas. “Violencia cubrirá la boca de los impíos” (Proverbios 10:6).

En Eclesiastés 4:11 y en Salmo 73 se habla de la violencia como soberbia ante Dios. Y la soberbia es el pecado diabólico por excelencia, pero es el “pecado invisible” de los poderosos que los burócratas religiosos no se atreven a denunciar. Como el mismo diablo, la soberbia intenta volverse invisible con el silencio y la negación.

Violencia y no Violencia 01
Bombardeo durante la Guerra Civil 1936-39

A lo largo de la Biblia se insiste en que las armas tienen que ser espirituales antes que materiales: “No con ejércitos, ni con fuerza, si no con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6) “Y los salvaré por Yahvé su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos y jinetes” (Oseas 1:7). Cuando los religiosos conservadores piden o apoyan grupos o partidos armamentistas, cabe recordarles que ello está en desacuerdo con la Palabra y que demuestran tener muy poca fe en el Señor.

NO HAY QUE JURAR BANDERA. ES UN ACTO IDÓLATRA ENFOCADO A LA VIOLENCIA

“Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.

Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.

Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.

Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede” (Jesucristo en Mateo 5,33-37).

EMPUÑAR PISTOLAS Y GRANADAS, ACTIVIDADES CRISTIANAS?

Cuando un discípulo de Jesús, posiblemente Pedro o Simón, que había sido celote (independentista judío), corta la oreja a un siervo del sumo sacerdote porque había ido a prender al Señor, Jesús le dice: “Vuelve la espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán” (Mateo 26:52).

En los Salmos se habla a menudo de la protección contra los violentos: 17:4, 54:3, 71:4, 149:1.

Todos los ejercitos enseñan, fundamentalmente, el aprendizaje de armas para herir y matar, y exigen jurar bandera.

De la prohibición de matar se habla taxativamente en muchos versículos: Mateo 19:18, Marcos 10:19, Lucas 18:20, Romanos 13:19, etc. Jesús dice, además, que no solo no hay que matar, sino tampoco insultar ni juzgar al hermano, y recalca que hay que temer más a quién mata espiritualmente que a quién mata el cuerpo (Mateo 10:28, Lucas 12:4).

En Mateo 5:34 y Santiago 5:12 se dice que no juréis, ni por el cielo”

Las banderas son tenidas, en los ejércitos, como objeto de culto (al estilo que las estatuas del César en el Imperio Romano). La causa que provocó muchas persecuciones contra los primeros cristianos durante el Imperio Romano fue que se negaran a rendir culto a las estatuas del Emperador, el objeto de culto político-religioso de aquella época.

Jurar bandera está prohibido por el mismo Jesucristo, sin embargo los que se consideran cristianos y van al Ejército están obligados un semejante juramento que demuestra su escala de prioridades: Dios o el César. Ellos prefieren al César antes que a Dios, igual que otros pretenden servir a Dios y a las riquezas, cosa que Jesucristo dice que es imposible. “Son como las olas del mar, inconstantes en todos sus caminos” (Santiago).

Sin embargo, cabe considerar que, para el cristiano, existe otra poderosa razón de interés para ejercer de objetor al servicio de armas o para no ingresar en el Ejército, que es la alternativa a este servicio: el servicio civil o servicios sociales. Se trata de cumplir en positivo los mandatos de amor y servicio a personas necesitadas, en vez de participar en la estructura militar.

¿Por qué ayudar al necesitado?. “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí…” (Mateo 25:34-46). Al final de la parábola del samaritano, en la que dos creyentes (sacerdote y levita) pasan de largo sin ayudar a un herido, Jesús le ordena a quién le preguntaba por su prójimo: “Ve, y haz tú lo mismo” (Lucas 10:37)

En diversos países y a lo largo de la Historia han habido muy diversas experiencias, religiosas, autogestionadas o de muchos otros modos, por ej., de alfabetización a adultos en barrios pobres. “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio” (Mateo 9:12-13).

Cierto que siempre se puede realizar misericordia, y no sólo en un servicio civil, pero es ésta una buena ocasión que podría aprovecharse.

De todo lo cual no se deduce que hacer el servicio militar o ser militar tenga que ser estrictamente anticristiano. Lo que sería anticristiano es, exactamente, matar, jurar, odiar, utilizar las armas para abusos y no ejercer misericordia.

Pero hay base suficiente para que un cristiano sea objetor de conciencia a las armas, más ahora que esto es legal en muchos Estados y no puede tampoco aducirse que va contra Romanos 13:1: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas”. Aunque hay que obedecer a Dios antes que a los hombres, pues hay mandatos de la autoridad pueden entrar en conflicto con la ley de Dios, como es matar y jurar.

Los primeros cristianos raramente formaban parte del ejército aunque también es lógico pensar que hubiera conversiones entre militares, como es el caso de Cornelio, relatado en Hechos 10.

El Señor bendijo a los pacificadores: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9).

Pero la aplicación radical de la no-violencia no es fácil, requiere llegar a ofrecer la otra mejilla (Lucas 6:27-29), para que el Amor crezca, y se expanda…

Grupos cristianos como los cuáqueros y menonitas han hecho de la noviolencia evangélica una parte consustancial a su manera de vivir el cristianismo.

Moralismo sin Justicia

MORALISMO SIN JUSTICIA

Moralismo sin Justicia 02

Es duro reconocerlo pero, a menudo, todo nuestro cristianismo se reduce a esto. El apego a la ley por encima del Espíritu del Dios vivo siempre ha predominado,en general,a lo largo de toda la historia,entre los creyentes. Por eso el ministerio del Verbo encarnado, Cristo, fue el de denunciar el legalismo estéril y el de predicar buenas noticias a los pobres y libertad a cautivos y quebrantados (Lucas 4:18-19). Jesús insiste una y otra vez contra los “guías ciegos” que cuelan el mosquito y traga el camello,que dejan “lo más importante de la ley: la justicia,la misericordia y la buena fe” (Mateo 23:23-24). Pues el Señor nos exige antes la misericordia que el sacrificio y antes el dar a conocer a Dios que la pompa y ritos (y cánticos) religiosos (Oseas 6:6, citado en dos ocasiones en el Evangelio de Mateo). “Por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:16). “La misericordia triunfa sobre el juicio” (Santiago 2:11-13), pues el Señor “nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica” (2ª Epístola a los Corintios 3:5-6). “No todo el que me dice: Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos” (Mateo 7:21). “Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego” (Mt. 7:19). “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuerademonios…? Y entonces les declaré: Nunca os conocí…” (Mt. 7:21-23). En Mateo 25 el Señor describe el juicio final exclusivamente por obras de misericordia, y para nada da entender que la salvación tenga que ver con la ortodoxia religiosa, la moral “sin tacha” o el hacer la “carismáticamente” espectacular. “Porque os digo que si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt. 5:20).
Jesús es diametralmente claro, por más que nos guste predicar el Evangelio de la ley, de la letra muerta y del moralismo seco. Y ya antes Dios envió a los profetas para reprender a su muy religioso pueblo. “Para qué a mí este incienso de Sabá, y la buena caña olorosa de tierra lejana? Vuestros holocaustos no son aceptables, ni vuestros sacrificios me agradan. Por tanto, Yhwh dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos…” (Jeremías 6:20-21). “No fiéis en palabras de mentira, diciendo: Templo de Yhwh…es éste. Pero si mejorareis cumplidamente vuestros caminos y vuestras obras;si con verdad hicierais justicia entre el hombre y su prójimo…” (7:4-5). “Aún la cigüeña en el cielo conoce a su tiempo…; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yhwh. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios,y la ley de Yhwú está con nosotros?. Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas” (Jeremías 8:7-9). Un Evangelio a medias y por lo tanto falso, basado en la ley y no en la justicia ni en la misericordia, es el que ha sido cambiado fraudulentamente “¿Por qué?. Porque iban tras ella no por fe, sino como está escrito: He aquí pongo en Sión piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado” (Romanos 9:30-33). Dios puso a su proprio Hijo unigénito como piedra de tropiezo para la injusticia legalista de la “religión” de su pueblo: “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)” (Gálatas 3:10-13). Cuando el Espíritu del Señor habla a las iglesias de Asia al comienzo del libro de Apocalipsis, a todas y cada una les revisa “sus obras”. No hay excepción. Pues sabido es que “profesan conocer a Dios, mas con los hechos lo niegan” (Tito 1:16). Para la “religión” sólo es pecado el “sexo-drogas-y-rock´n´roll” pero la Palabra no piensa igual: “Y al que sabe hacerlo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Santiago 4:17).
Todas las generaciones caen en “la religión”, desmintiendo con sus actitudes cerradas y pasivas las palabras de Nuestro Señor al describir el nacido de nuevo en el Espíritu: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” (Juan 3:8).
Y, si toda la Palabra viene de Dios, ¿por qué sólo cogemos la letra muerta de la ley, y olvidamos la justicia, y las obras y frutos nacidos de la libertad del Espíritu Santo? “El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad” (2ª Epístola a los Corintios 3:17). El Señor no nos llamó a una santidad pasiva como a veces se pretende-sin entender nada y emulando a una especie de budismo de monjes tibetanos en su monasterio -pues “nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo…se dió a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda inquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie” (Tito 2:15). “El cielo es mi trono…¿Qué casa, me edificaréis? dice el Señor…¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!. Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros” (Hechos 7:47-51). La fe sin obras (de fe, de misericordia) es muerta (Santiago) y es anatema (Gálatas 1:8). Busquemos pues la justicia de Dios según el Salmo 82:2-5 e Isaías 58:6-7. ¿Amén?.

Moralismo sin Justicia 01

Maria, mare de Jesucrist

MARIA, MARE DE JESUCRIST

Maria, mare de Jesucrist 01

Per a molta gent, la devoció a la Marededéu o Verge Maria és més important que la devoció a Jesucrist.
Vegem si això té cap trellat a la llum de la Paraula de Déu:

A) La tradició diu:
Maria va ser corredemptora, per la seva intermediació som reconciliats amb Déu i ens són perdonats els pecats.
La Paraula de Déu diu:
“Posats els ulls en Jesús…” (Fets 12:2) “Crist és la nostra redempció” (1ª Corintis 1:30, Romans 3:24).

B) La tradició diu:
Maria és mitjancera entre els homes i Déu
La Paraula de Déu diu:
“Hi ha un sol Déu, hi ha també un sol mitjancer entre Déu i els homes, el Crist Jesús home” (1 Timoteu 2:5)

C) La tradició diu:
Hi ha una doctrina comuna que diu: “un fill de Maria mai no es perdrà”.
La Paraula de Déu diu:
“Creu en el Senyor Jesús i et salvaràs, tu i la teua família” (Fets 16:31)

D) La tradició diu:
Les imatges de la Marededéu són dignes de veneració i honra, els catòlics parlem i adorem aquestes imatges i ens concedeixen gràcies especials
La Paraula de Déu diu:
“No et faces cap escultura, ni cap imatge de res d’allò que hi ha a dalt del cel…No les adores ni els dónes culte” (Èxode 20:4-5).

E) La tradició diu:
La verge Maria va ser concebuda sense taca ni pecat (Immaculada concepció).
La Paraula de Déu diu:
“Per aquesta raó, per obra d’un sol home va entrar el pecat al món, i amb el pecat hi entrà també la mort; i així la mort s’ha estès a tots els homes, ja que tots han pecat” (Romans 5:12) “No hi ha cap just, ni un…No hi ha qui faci el bé” (Romans 3:10,12).

Maria, mare de Jesucrist 02

“Jesús va dir: Jo sóc el camí, la veritat i la vida, ningú no ve al Pare, sinó per mi” (Joan 14:6).
Crist és el nostre únic Salvador.
Crist és el nostre únic Redemptor.
Crist és l’únic que va nèixer i va viure sense pecat.
Crist és l’únic que concedeix Gràcies.
Crist és el nostre únic advocat.
Crist és el nostre únic mitjancer.

“Aleshores van arribar sa mare i els seus germans i, de fora estant, el feren cridar.
Una multitud de gent seia al seu voltant, i li diuen: “Mira, ta mare i els teus germans i germanes són fora i et demanen” Ell els contesta: “Qui és ma mare i qui són els meus germans?” I passant la mirada pel voltant, sobre els qui seien fent rotllana, els diu: “Mireu ma mare i els meus germans. El qui compleix la voluntat de Déu, aquest és el meu germà, la meva germana i ma mare” (Evangeli segons Marc 3:31-35; escrit cap al 70 d.C.).
Si després d’haver llegit aquestes raons t’ha quedat clar, clama al Crist i Ell et respondrà. Accepta Crist com el teu únic Salvador, demana-li perdó, demana-li que la seva sang et netegi del pecat, viu per a Ell i persevera en la Fe del CRIST.