Archivo de la etiqueta: CHURCH

Esglèsia (Recopilatori)

Anuncios

Contra els Mals Pastors

CONTRA ELS MALS PASTORS

Per a ser pastor valen els actes, no les disfresses ni les corbates ni les sotanes.

  • “Endreçar ànimes és de les coses més fatigoses, perquè els qui guarden animals irracionals els tenen en ramats que no ofereixen cap resistència, i per això ordinàriament se’n surten bé de llur responsabilitat. Però quan es tracta de governar homes, el govern resulta d’allò més difícil a causa de la diversitat de costums i de la perversió del judici” (“Discurs ascètic molt necessari i de gran utilitat”, de Nil l’Asceta, Egipte, s. IV o VI).

  • “Els pastors eren uns necis,
    no consultaven el Senyor;
    per això, com que no han tingut seny,
    tot el ramat se’ls ha esgarriat” (Jeremies 10:21)

  • “Això diu el Senyor, Déu d’Israel, als pastors que pasturen el meu poble: Vosaltres heu dispersat les meves ovelles, les heu escampades i no les heu tingudes en compte. Doncs ara jo us demanaré comptes de la vostra mala conducta. Ho dic jo, el Senyor. Després jo mateix aplegaré la resta de les meves ovelles de tots els països on les he escampades i les faré tornar als seus prats. Allà seran fecundes i es multiplicaran. Els posaré al davant pastors que les pasturin: no tindran por i ningú no les esfereirà. No en faltarà cap a la crida. Ho dic jo, el Senyor” (Jeremies 23:2-4).
  • “-Fill d’home, profetitza contra els pastors, profetitza i digues-los: “Això us fa saber el Senyor, Déu sobirà: Ai dels pastors d’Israel, que es pasturen a ells mateixos! Els pastors, no han de pasturar el ramat? Vosaltres, en canvi, us alimenteu de la seva llet, us vestiu amb la seva llana, mateu les ovelles més grasses, però no pastureu el ramat. En comptes d’enrobustir les ovelles febles, curar les malaltes, embenar les que s’han trencat la pota, recollir les dispersades i buscar les que s’han perdut, domineu les ovelles amb violència i amb brutalitat” (Ezequiel 34:2-4).
  • “Això us fa saber el Senyor, Déu sobirà: Ací em teniu contra els pastors. Jo mateix buscaré les meves ovelles, els les prendré de les mans i no les tornaran a pasturar. Els pastors no es pasturaran més a ells mateixos; salvaré de la seva boca les meves ovelles i mai més no les podran devorar. Això us anuncia el Senyor, Déu sobirà: Jo mateix buscaré les meves ovelles i en faré el recompte. Les comptaré com el pastor recompta el seu ramat un dia de núvols i foscor quan retroba les ovelles dispersades; jo les recolliré de tots els indrets on s’havien dispersat” (Ezequiel 34:10-12).
  • “Això diu el Senyor parlant contra els profetes que desencaminen el meu poble:
    «Quan poden fer bones queixalades
    proclamen que ve la pau,
    però declaren la guerra santa
    a qui no els posa res a la boca» (…)
    Els vidents quedaran avergonyits,
    els endevins restaran confosos;
    tots es taparan la boca,
    perquè Déu no respondrà. (…)
    Els qui la governen es deixen subornar,
    els sacerdots fan pagar els seus oracles,
    i els profetes vaticinen per diners;
    i encara gosen recolzar-se en el Senyor tot dient:
    «¿No és cert que el Senyor és enmig nostre
    i no ens caurà al damunt cap desgràcia?» (Miquees 3:5, 7 i 11).
  • “Llavors el Senyor em va dir: -Prepara’t ara a fer de pastor dolent. Perquè jo enviaré al país un pastor que no es preocuparà de les ovelles esgarriades; les que es quedin arrere, no les anirà a cercar, ni guarirà les que es trenquin un os. No engreixarà les que estan sanes, sinó que els partirà les peülles i es menjarà la carn de les més grasses.
    Ai del mal pastor,
    que abandona el seu ramat!
    Que l’espasa li trenqui el braç
    i li feresca l’ull dret!
    Sí, que el braç se li assequi
    i l’ull se li buidi!” (Zacaries 11:15-17).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias

LA INFILTRACIÓN DE AGENTES DEL PODER DENTRO DE LAS IGLESIAS

¿Servir a Dios o a las riquezas?

¿Servir a Cristo o al César?
Política en las iglesias al servicio del crudo Poder (Herodianos de Mammón)

El sonsonete neocon: eutanasia-aborto-matrimonio homosexual

La prioridad declaratoria de la tríada eutanasia-aborto-matrimonio homosexual es el lema que los “cristianos conservadores” (falsos hermanos) de la política han inoculado ha través de las iglesias fundamentalistas, católicaromana y también a través de algunas sectas.

Analicemosla con un poco de detenimiento.

En la Biblia encontraremos muchísima más base que para esta tríada-sonsonete, para temas (poco apreciados por los ideólogos-falsos hermanos políticos neoconservadores) como la lucha contra la injusticia, la opresión, los abusos policiales y políticos, la manipulación informativa (la mentira), el clericalismo abusivo (el nicolaísmo citado en Apoc. 1), el concubinato con el poder establecido (citado en Apoc. como la Gran Ramera y sus hijas), el materialismo- avaricia de cargos religiosos, la corrupción política (robo al por mayor, etc.), el asesinato contra civiles indefensos (como en tantas guerras), la tortura (generalizada en la mayor parte del mundo)…

Si se denuncian unos males, es inmoral y antibíblico silenciar otros con muchísima más base bíblica. Eso es simplemente una manipulación política, de la cual la reina de España se ha hecho recientemente portavoz.

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 04

Los profetas se atrevieron a denunciar la corrupción clerical e institucional, la injusticia, etc., en el caso de Jesús eso fué su actividad central junto a la misericordia hacia “las ovejas sin pastor” y su obra de Salvación en el Calvario. Eso es lo bíblico. Lo otro es hacer campaña para Bush y sus amigos u otros de otro signo extremista y belicista, puede ser política sesgada, barata y oportunista, que no bíblica.

Así que seamos cautos y busquemos un equilibrio, no desviandonos ni a izquierda ni a derecha: por el camino recto.

El problema es que casi siempre se habla “contra los mismos” y se silencian los mismos, lo cual lleva a pensar que se trata de una prevaricación espiritual. Y eso es muy grave ¿o no?.

“Jesus no dijo que seríamos conocidos por las respuestas que damos a la opinión pública, pero por nuestros frutos” (Philip Kenneson).

Ya es sabido que para el clero, católico o protestante, los problemas de injusticia son practicamente invisibles, mientras que todo lo que tiene que ver con el sexo es, según parece, “el pecado capital” por excelencia, cosa que no concuerda con lo que dice la Palabra, según la cual la soberbia es el pecado más peligroso, junto con otros como la brujería, etc.

Lo más grave del asunto es que es fácil oler porque esos silencios complices: el poder constituido ha comprado con favores a las iglesias constituidas, y éstas, desobedeciendo al Señor han callado y “han fortalecido las manos de los impios”. Igual que en tiempos de los profetas.

La cuestión no son declaraciones nominales que no comprometen a nada, sino una actitud vital comprometida y clara, cosa que rara vez veo en asalariados, sean católicos, protestantes o de cualquier otro tipo.

La Iglesia ha de estar enfocada al mundo, no hacía su subsistencia material o sus tradiciones humanas o a un encerrarse en sí misma. Vea por ej. Hebreos 13:3 (no se refiere a “presos cristianos” sino simplemente a presos).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 05

Aborto: Creo que antes que el feto, están los niños ya constituidos que se mueren de hambre, genocidio o enfermedad. Es dificil oponerse al aborto, que implica a la madre (y a veces al padre), pero para ayudar a los niños en necesidad, para eso no hay limites. Por ej., en vez de preocuparse tanto por templos excesivos, dedicar el dinero a esos niños. Naturalmente que el clero actual los dejará morir sin remordimientos de conciencia: son así “de cristianos”, y ya los conozco, y ellos, si quieren, también saben como son.

El clero pretende solucionar el tema del aborto recomendando el voto para los partidos conservadores que les dan prebendas (proclaman la cuestión para buscar la solución que les interesa: favorecer a sus mecenas). En realidad el aborto tiene mucho de excusa hipócrita para el maridaje político con partidos que provocan la miseria, las guerras y la injusticia en muchos lugares (como Bush, Aznar, etc.). Pero así tienen montado el negocio.

Cuando se preocupen tanto de los niños que mueren de hambre o de las guerras, me creeré esas proclamas antiabortistas. Ahora me es imposible creerlas.

Sabemos históricamente que las iglesias suelen colaborar con las Dictaduras más abominables: desde Hitler a Pinochet, de Franco a Mussolini, e incluso bastantes con las comunistas. El clero ha demostrado repetidamente ser muy cobarde, materialista y convenenciero, lo que no es de extrañar dado que no se parece al sistema pastoral de la Iglesia Primitiva, sino que se trata de organigramas humanos bastante corrompidos.

“Sólo mediante la más tortuosa exégesis y cono una teorización teológica muy débil puede arrancarse a las Escrituras algo parecido a una posición antiabortista. .. Si hay buenas razones para oponerse al aborto bajo demanda, y puede haberlas, habrá que encontrarlas fuera de la Biblia” [Delos B. McKown, “What Does the Bible Say About Abortion?”, Free Inquiry]

Ahora bién, si la Iglesia quiere hablar del aborto en una sociedad plural, la cosa debiera plantearse de otro modo, por ej.: del mismo modo que la Iglesia no tiene derecho a cobrar del Estado (de no-creyentes incluidos, así pues), el aborto no debe ser pagado por el Estado (a cargo de creyentes y antiabortistas incluidos, pues). Cada cual que se pague las creencias, las diversiones y las meteduras de pata. Hay una cuestión ética: Los creyentes suelen considerar que con el aborto hay un crimen legalizado contra una persona indefensa. Tienen derecho a reclamar no pagar estos crímenes. Tiene lógica. El mismo Marx era antiabortista.

“Debería de hacernos reflexionar el hecho que, mientras que el abandono paterno suele ponerse como ejemplo de la irresponsabilidad y del egoísmo masculino, más de un millón de mujeres norteamericanes se liberan [mediante el aborto] cada año de la carga de la maternidad (…) Para tomar seriamente la función paterna, hace falta que las mujeres asuman la obligación moral de compartir con sus parejas cualquier decisión sobre embarazo” (Cathy Young, *1963, feminista estadounidense, cofundadora el 1993 y vicepresidenta de The Women’s Freedom Network).

Eutanasia: Siempre se ha muerto la gente de muerte natural. Ahora hay medicamentos y se les mantiene artificialmente. Alargar la vida artificialmente, sobre todo si el interesado no muestra mucho interés, no me parece natural. De hecho en hospitales se practica una cierta eutanasia pasiva en casos irreversibles, como es lógico.

En países pobres la gente, muchos millones, mueren por termino medio entre los 35-50 años. Naturalmente eso no preocupa a nuestro amado clero. Ellos se preocupan sólo por “cuatro gatos” desesperados que quieren morirse porque son tetrapléjicos, etc. De nuevo, pura hipocresía de nuestros actuales fariseos clericales. Y es que ellos son muy nacionalistas, y lo miran con un cristal de color de su bandera, lo de cerca muy grande y lo de lejos invisible, y sólo se preocupan de los que les pagan o pueden pagarles, es decir, de sus compatriotas (y especialmente de los gobernantes) . No son materialistas, no…Angelitos. ..

Matrimonio homosexual: Por definición el matrimonio no puede ser homosexual sino heterosexual. Es un disparate lingüístico. Ahora bien, el Estado no tiene por qué ser confesional, y puede legislar en estos temas, lo hacen en todo Occidente, porque han ido imitando el modelo norteamericano de separación Estado-Iglesias.

¿Por qué el clero no se preocupa tanto, por ej., de la corrupción omnipresente de los políticos? Pues, muy sencillo, porque no quieren reñir con la mano que les dá de comer.

Por eso se preocupan tanto del sexo en todas sus versiones (y en unas más que en otras). Por otra parte a menudo las iglesias han tratado mal a gente homosexual y han abordado este tema con mucha hipocresía y discriminació n, con poco amor cristiano, a veces con crueldad. Ahora les está saliendo el tiro por la culata. Si a un intento de “Dios sin justicia” (el cesaropapismo, la prostitución Estado-Iglesias que provocaron guerras continuas y mundiales) le salió un intento de “justicia sin Dios” (en la época de las revoluciones comunistas, etc.), ahora, a un mensaje religioso muy centrado en el “anti-sexo” le está saliendo un sexo sin religión. Todo por falta de equilibrio en la exposición del mensaje bíblico.

Si leemos la Biblia vemos que los temas sexuales tienen importancia, pero los de justicia social aun tienen más. ¿Por qué ese desequilibrio?

La homosexualidad ha sido un tema recurrente entre cristianos, fomentado desde el oficialismo y el fundamentalismo en su tríada contra aborto-eutanasia- homosexualismo.

¿Por qué tanto interés con los homosexuales y no, por ej., con los adúlteros? O con las relaciones prematrimoniales. O más aún: Con la prostitución (sabido es que el negocio de la prostitución mueve mucho dinero y conlleva corrupción institucional).

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 02

Da la impresión que han elegido una especie de cabeza de turco, pero no creo que les salga bien la jugada (tantas veces repetida con otras minorías, por ej., con los judios).

He aquí algunas apreciaciones.

1) Los homosexuales, aun equivocados, actuan por instinto y, digamos que “por propia voluntad”. Hay que diferenciar claro la homosexualidad (tendencia) del acto (pecado) y del homosexual (al que hay que saber predicar el Evangelio y no insultarlo, ni despreciarlo ni amenazarlo). Me temo que todo un sector del “cristianismo” no diferencia estos matices.

2) Las iglesias rara vez tocan temas como los “pecados sexuales heterosexuales” , mucho más tratados en la Biblia que la homosexualidad, y en concreto la prostitución, tema recurrente en la Biblia. En la prostitución, donde hay siempre connivencia y corrupción institucional, chicas jovenes son a menudo drogadas y secuestradas, a veces violadas, recluídas, maltratadas. .. ¿No pasa nada? ¿Dónde está la misericordia de las iglesias? ¿Es que hay miedo a enfrentarse a esas mafias y se prefiere la comodidad de charlas sobre orientación sexual?

3) Igualmente muy olvidado es el tema de la pederastía, abusos sexuales a niños, turismo sexual, explotación infantil, hambre y desnutrición, niños-soldado, etc. ¿Recordamos lo que dijo Cristo sobre los niños? ¿Sobre quién los escandalizase? ¿Por qué también las iglesias suelen olvidarse de los niños? No acabo de entender tanta desproporción.

Una última puntualizació n y muy importante también: Mientras que la actividad sexual (homosexual o heterosexual) es básicamente voluntaria y, así pues, responsabilidad de quién la adopta; la prostitución no suele serlo ni tampoco el abuso contra la infancia en los niños sino simplemente un atropello a la libertad y dignidad de las personas (prostitutas o niños abusados). Por lógica, si las iglesias tuviesen lógica, se preocuparían de lo que la Biblia trata más a menudo y de lo que son víctimas de abusos sexuales y no de prácticas sexuales libremente adoptadas por adultos.

Me parece que la lógica y la proporción han huído de nuestras iglesias. Lo digo con pena y profundo pesar. Y, si no, que me demuestren lo contrario.

Más les valdría mirarse primero la viga en su propio ojo, si fueran honestos:

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 03

Buena parte del clero y de las Jerarquías eclesiales parecen estar compuestos de obsesionados con el (anti)sexo, dando a entender que el cristianismo es, sobre todo, un legalismo represivo, un listado de prohibiciones (tal como lo tenían los fariseos) y además muy centrado en temas de procreación y sexualidad.

Han hecho del cristianismo una religión ritualista, idólatra, una especie de compendio de prohibiciones. Y ya se sabe que cuando más se insiste en las prohibiciones, más se promocionan.

Y, además, sinceramente, queda ridículo, no tanto por la imagen “anticuada” o no adecuada a una falsa modernidad que nos imponen y venden los medios de comunicación, sino por el poco dinamismo, por la atrofia mental y sobre todo por no corresponder con el espíritu y a veces tampoco con la letra de lo que dice el Evangelio.

No creo que eso sea el mensaje de Cristo ni tampoco que lo puedan entender nuestros contemporáneos, por lo cual este tipo de “cristianismo” desvirtua el Evangelio y lo encierra en una capillita incapaz de llegar al mundo. Es así como se fabrican ateos e incrédulos.

Lo que dice la Biblia allí está, pero tenemos que ver también la proporción temática. Es evidente que los profetas tienen como tema principal la corrupción política, religiosa y económica, más que la sexual (y ésta generalmente se centra en la prostitución sagrada). Ezequiel es el que más insiste en temas sexuales, pero en los demás más bien no son centrales. Cristo se centró contra el religiosismo de su epoca, de manera muy enconada, hasta el punto que le enviaban esbirros a ponerle trampas dialécticas y finalmente urdieron su muerte en contubernio con el Poder (colonial) y con acusaciones abiertamente políticas (destruir el templo, proclamarse rey…). Lo acusaban de subversivo, sin que realmente Jesús lo fuera, al menos no en el sentido que sus acusadores lo presentaban. Y es que sus acusadores “releían” el mensaje de Cristo bajo parámetros de retener su Poder corrupto, y les daba igual la parte espiritual. Cristo no habló ni de aborto, ni de homosexuales ni de eutanasia, y ni siquiera habló mucho de temas sexuales. Y además relativizó mucho a su familia y a su luego mitificada madre, poniendo por delante la Palabra de Dios.

La infiltración de agentes del poder dentro de las iglesias 01

Les hago una pregunta: En la Biblia no hay muchas referencias a la homosexualidad (entre 10 y 15 me parece, grosso modo, y habría que revisar detenidamente todo lo que dice en Deuteronomio) , mientras que a la prostitución hay seguro más de 100 (generalmente la prostitución sagrada, y también habría que ver si “porneîa”, que viene de prostituta, se puede traducir en el sentido que se hace, de relaciones prematrimoniales) . ¿Por qué los grupos fundamentalistas insisten tanto en la homosexualidad y pasan de puntillas sobre la prostitución? Como mínimo me parece incoherente y sospechoso. ¿Por qué hablan tanto de eutanasia (cuando, ¿en qué país se aplica oficialmente la eutanasia activa?, en Occidente no sé de ninguno, o sea, que es una polémica ya falsa de entrada), y tan poco de las matanzas en guerras organizadas por los gobiernos de la derecha religiosa (muertos muy reales y cotidianos)? Se trata de una hipocresía y manipulación olímpica y monumental por parte de la derecha religiosa, es decir, de los líderes del “fundamentalismo”.

¿Por qué el fundamentalismo moderno habla obsesivamente de tres temas de base bíblica débil (eutanasia, aborto) o muy secundaria (homosexualidad) , y también en la familia (en realidad, tan relativizada por Jesús) y calla temas que son centrales (como la corrupción institucional y religiosa)? Entiendo que es porque su liderazgo es corrupto, como las castas religiosas de la epoca de Jesús.

No digo que todo fundamentalista sea corrupto en ese sentido. También habían fariseos que eran bienintencionados (en Juan 3, Cristo mantiene una interesante conversación con uno de ellos, el cual se muestra medroso, como suele suceder con los fundamentalistas actuales: juegan a dos barajas, lo que dice Dios y lo que quiere imponer su organización religiosa). No estoy “condenando” a todos los fundamentalistas, sino a la manipulación política fundamentalista de la Biblia, que es algo muy distinto.

La Palabra dice (los predicadores no suelen decirlo) que el Reino de los cielos no entrarán los injustos.  Pensad en esto que os digo, que no lo hago por fastidiar ni simplemente por ganas de criticar, sino porque es algo importante salir del actual aislamiento social.

Cosas inciertas, dudosas o antibíblicas que enseñan diversas “iglesias” o “pastores”

COSAS INCIERTAS, DUDOSAS O ANTIBÍBLICAS
QUE ENSEÑAN DIVERSAS “IGLESIAS” O “PASTORES”

DENOMINACIONES, TEMPLOS Y ACTIVIDADES:

1.- La creación de denominaciones: “iglesias” a nivel estatal (española, francesa, argentina, etc.), o la romana, luterana, adventista, bautista, pentecostal, cuadrangular, etc. (Hechos 11:26).
La satisfacción en el presente estado DIVIDIDO de aquellos que profesan un credo y con las diferentes y contrastadas sectas en la misma ciudad en vez de UNA asamblea aunque reunida en diferentes casas. (Jer. 6:16).
Peor aún las que son sectas como Opus Dei, Legionarios de Cristo, Mormones, Testigos de Jehová, etc.

Cosas inciertas, dudosas o antibíblicas que enseñan diversas “iglesias” o “pastores” 01

2.- La práctica de construir templos, en vez de partir el pan juntos en las “casas o aposentos” como hacían las Asambleas Primitivas. (1 Timoteo 3:15) (Hechos 20:7-8).

3.- Conciertos, películas, desfiles con banderas, exhibiciones o “atracciones” similares en conexión con el trabajo cristiano (Juan 17:16) o campañas de Sanidad (Santiago 5:14).

4.- El uso de órganos, guitarras, tocadiscos, etc., en vez del simple uso de voces redimidas para alabanzas en el presente siglo cristiano (Efesios 5:19).
La estimulación a aquellos que no son salvos a cantar o la inclusión de ellos en “coros” (Hebreos 2:11,12; 13:15, Prov.15:8).

LOS LIDERES:

5.- La elección de un MINISTRO PAGADO mediante votación, en vez de depender de Dios para la provisión de evangelistas, pastores y maestros para Sus santos (Efesios 4:10,11). Los apóstoles fueron DOCE y Pablo no más. La voz “pastor” no quiere decir un profesional con título sino nos muestra el don divino de PASTOREAR las ovejas del SEÑOR, con el pasto de las Escrituras.
Considerar que hay un solo pastor en una iglesia, cuando en el N.T. siempre se habla de varios “pastores y ancianos”.
Los títulos como “reverendo” o cualquier título religioso mientras se dirigen al Señor Jesús en los himnos sin ningún título, simplemente como “Jesús”, además los ropajes “clericales” (Mateo 23:8).

Cosas inciertas, dudosas o antibíblicas que enseñan diversas “iglesias” o “pastores” 04

LA SANTA CENA Y EL BAUTISMO:

6.- La “CENA” del Señor en la MAÑANA (1 Cor. 11:20 es decir un desayuno o almuerzo).

7.- El pan con levadura y vino fermentado, en vez de los símbolos SIN levadura que el Señor mismo usó (La levadura es TIPO del pecado, 1 Cor. 5:8; Prov. 4:17).
El CORTAR el pan en pedazos, en vez de partir TODOS de UN pan (1 Cor. 10:16-17).

8.- El uso de copas individuales en vez de UNA SOLA COPA mencionada por el Espíritu Santo (Lucas 22:20).

9.- La costumbre de rociar agua y llamarlo “bautismo” (Romanos 6:4).
La práctica de dar aspersión a niños (Hechos 2:28), en vez de discípulos que se han arrepentido.

CELEBRACIONES E INFLUENCIAS MUNDANAS:

10.- La participación de los creyentes en las cosas del mundo o en guerras y política de partidos corruptos, opresivos, injustos o belicistas; (reconocemos ampliamente que los hijo de Dios PUEDEN trabajar lealmente PARA patrones no creyentes, pero no teniendo COMPAÑERISMO; orar por aquellos que están en autoridad pero no tener COMPAÑERISMO). (2 Cor. 6:14,7:1).
La discriminación contra los grupos sociales, nacionales o raciales débiles, menospreciados, etc., adaptándose convenencieramente a prejuícios, tópicos, racismos, etc.

11.- La celebración de la “navidad” (el cual no es el siempre recordado nacimiento de Cristo), o cualquier otro ANIVERSARIO (Gálatas 4:10). Muchos confunden el nacimiento del Señor con “PASCUAS” fiesta judaica, símbolo de su muerte. Las celebraciones ñoñas y de autoglorificación humana de cumpleaños, “Día de la Madre”, etc.

12.- Que la mujer no se cubra con velo la cabeza para orar (1 Cor. 11:5).
La predicación de las mujeres.

13.- La mundana conformidad en cuanto a las “modas” vestidos caros, cortos y prácticas carnales, aún entre aquellos que predican (Deut. 22:5).

Cosas inciertas, dudosas o antibíblicas que enseñan diversas “iglesias” o “pastores” 03

14.- El orgullo del progreso y la confianza en el hombre, y la ansiedad porque el mundo sea mejor, en vez de mirar la próxima venida del Señor Jesús como la única esperanza para nuestras vidas HOY. (Timoteo 2:3;13,14).
La enseñanza de que las BUENAS OBRAS pueden salvarnos (Isaías 64:6) por sí mismas o de “ganarse el cielo” uno mismo a través de sacrificios o padecimientos, negando la preciosa sangre del Señor Jesucristo.

15.- La idea de que Dios no permitirá que ninguna vaya al castigo perpetuo (Lucas 16:23) algunos añaden “si es que hay infierno”…

Gratamente a la vez conocemos el amor por el  Señor Jesús de muchos que tienen algunas de estas prácticas. Agradecemos a Dios por todos Sus hijos. Les amamos y deseamos su compañerismo. NO OBSTANTE ESTAN ELLOS SEPARADOS DE NOSOTROS POR ESTAS PRÁCTICAS (Lev. 19:17)
Por favor muéstrenos con la Escritura donde piensa Ud. que erramos. Mirémonos TODOS LOS CREYENTES JUNTOS en cada población, ayudándonos y edificándonos el uno al otro.

¿Por qué parapetarse tras una barrera denominacional o seguir prácticas que son solamente antiguas tradiciones y como tales ADICIONES a la Palabra de Dios?… Las tradiciones han sido siempre un peligro grave. La más Alta Autoridad, Jesucristo, ha dicho “Bien invalidáis los mandamientos de Dios para guardar vuestra tradición”. (Mar. 7:9). Y otra vez “Invalidando la Palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido…”

Babilonia:

Cosas inciertas, dudosas o antibíblicas que enseñan diversas “iglesias” o “pastores” 02

La Utilización de la Biblia por el Autoritarismo

LA UTILIZACIÓN DE LA BIBLIA POR EL AUTORITARISMO
  “La utilización de la Biblia por el autoritarismo ha sido la causa de opresión para muchos pueblos.”

La palabra de Dios ha sido utilizada muchas veces en la Historia con el propósito de sustentar un poder espúreo, de este hecho tenemos ejemplos aún en sus propias páginas.
En sentido estricto, la primera que utilizó la Palabra de Dios manipulándola fue la serpiente en el jardín del Edén (Gén. 3:4,5). En efecto, la serpiente, símbolo del poder para las civilizaciones antiguas, tergiversa las palabras de Dios para lograr que el hombre desconfíe del cuidado protector del Señor y de esta forma, creyendo ser autónomo, en realidad sea un esclavo. El libro del Deuteronomio advierte al pueblo de Israel en contra de los falsos profetas que se presentan como portavoces autorizados de Dios con la intención de apartarlos del Dios verdadero (Deut. 13:1.5).

La Utilización de la Biblia por el Autoritarismo 02

El profeta Jeremías pasó toda su vida luchando contra los profetas que engañaban al pueblo haciéndoles creer que ellos predicaban la Palabra de Dios. Jeremías les dice que “pervierten las palabras del Dios viviente” (Jer. 23:26). Y esto lo hacían para sustentar el poder del rey y el de la casta sacerdotal: “tanto el profeta como el sacerdote son impíos”, denuncia Jeremías.
Jesús mismo denunció a los escribas y fariseos “intérpretes” oficiales de la Ley de Dios, los cuales la utilizaban para su provecho e intereses materiales (Mat. 23:1 y ss.).
En la época apostólica pronto surgieron falseadores del Evangelio que no dudaban en desacreditar a los apóstoles, especialmente a Pablo (Gál. 1:7; 3:1), para conseguir puestos de privilegio y así, de esta manera, poder manejar a su antojo a las comunidades cristianas.
Para poder comprender los mecanismos que subyacen y que dan forma a la personalidad autoritaria nos basaremos en las descripciones que de ella hacen autores como T. Adorno y M. Argyle.
Una persona autoritaria se caracteriza por una mayor represión de las tendencias que, como la agresión, son para ellos intrínsecamente inaceptables y que tienen que “sacarlas” al exterior dirigiéndolas hacia grupos o personas externos a ellos. La proyección de estos impulsos agresivos sobre otros hacen que les consideren hostiles y amenazadores; estos otros pueden ser: grupos sociales, grupos ideológicamente distintos. En este sentido una persona autoritaria se puede considerar un fanático, defensor a ultranza de sus posturas o ideas. Una persona autoritaria tiende a presentar un elevado grado de conformidad que se traduce en una auténtica fascinación por la “jerarquía” a la que admira e intenta imitar. Suelen ser conservadores en política, cuando no claramente totalitarios. Les interesa, por consiguiente, más el poder que el amor en su trato con los demás. Son
rígidos, especialmente en materia de disciplina, desarrollan unos métodos de educación restrictivos y poco comprensivos, enfatizando más los aspectos prohibitivos y los castigos. Su vivencia religiosa es superficial, convencional y excesivamente tradicionalista, no suelen estar motivados interiormente y suelen actuar por el “qué dirán” más que por unas convicciones espirituales profundas y unos sentimientos cálidos y humanitarios. Utilizan preferentemente aquellos pasajes, sobre todo del Antiguo Testamento, en los que está reflejado Dios como El que castiga o ejerce disciplina y juicio; inconscientemente rechazan el Evangelio de amor de Jesús y aunque lo citen lo hacen para justificar sus ideas de autoritarismo. Son partidarios de un gobierno de la iglesia de “mano dura”, de disciplina y de no rendir cuentas a nadie, sólo se sienten responsables “ante Dios”, no ante sus hermanos de fe. Encajan perfectamente en la descripción que de Diótrefes se hace en la 3ª Epístola de Juan 9 y 10. Les gusta el primado, son excluyentes de los que no piensan como ellos, son manipuladores, difamadores, poco amorosos y tiranos.

La Utilización de la Biblia por el Autoritarismo 01

En grupo se manifiestan como líderes de grupos llamados de “Dependencia”, los cuales se caracterizan por una dependencia excesiva del líder, del cual se espera todo: lo bueno y lo malo, la provisión de todo lo necesario, la toma de decisiones y la aceptación o rechazo de los miembros integrantes del mismo. Esto sitúa a los miembros de estos grupos en un “infantilismo” exagerado, incapaces de decidir por ellos mismos lo que está bien o mal o lo que les conviene realmente, acostumbrados como están a que el líder se lo dé todo resuelto y decidido. No desarrollan una madurez emocional ni mucho menos espirituales el caso de los cristianos. Resulta curioso ver cómo la situación de dependencia es fomentada por el líder pero también por el propio grupo, que se pone en disposición de ser manejado como si colectiva e individualmente tuviese miedo de tomar decisiones y responsabilidades. Se establece en estos grupos una dinámica de: Poder-Sumisión-Confusión-Fusión, en la que en el fondo todos son víctimas y verdugos al mismo tiempo. De esta situación tenemos el ejemplo trágico, acaecido apenas hace unos años, de la masacre colectiva de toda una población en la Guyana Francesa, a manos de un fanático líder religioso, Jim Jones, de una secta pretendidamente “cristiana”.
Por último quisiera hacer una unas reflexiones acerca de cómo poder percibir y contrarrestar al personaje autoritario:
En primer lugar ser capaces de reconocer lo que de autoritarios tenemos todos, en mayor o menor medida, y que aflora en circunstancias propicias. Una vez detectado esta tendencia se debe ponerla bajo el Señorío de Cristo y la influencia del Espíritu Santo (Rom. 12:3 y ss.).
Tener un concepto sano, en segundo lugar, de lo que significa la Autoridad desde una perspectiva bíblica (1ª Ped. 5:1-6).
Considerar todo el “Consejo de Dios” (Hech. 20:27), es decir, equilibrar sopesadamente y desde el punto de vista del Evangelio de Cristo, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, para que no haya desequilibrios hermenéuticos ni praxis anacrónicas en  nuestra vida ni en  nuestras congregaciones.
Favorecer antes que impedir la maduración individual y grupal de las personas que nos rodean, especialmente nuestros hermanos (Ef. 4:11 -16).
Por último: seguir en todo y por todos el ejemplo de Cristo en la iglesia y en la vida cotidiana.

Raúl García Pérez.
Médico Psiquiatra.
(Reproducido del Boletín de Sociedad Bíblica)
— ENLACES RELACIONADOS —

La Proporción Bíblica

LA PROPORCIÓN BÍBLICA

“El verdadero arrepentimiento es una reversión de las medidas. Enmedio se encuentra Dios. Si esta carencia de sentido de la proporción no es corregido dentro de una alma, el hecho que se haya dejado de ser ateo para hacerse religioso, no ayuda demasiado. El alma continuará ocupándose de trivialidades, con una diferencia: que ahora serán trivialidades religiosas. El objeto que miras con ojos miopes será distinto, pero tus ojos continuarán siendo miopes…Según Efesios, el papel del pastor no es hacer sermones, sino hacer santos. Los predicadores se encuentran más expuestos a la palabrería. Para los fariseos, Jesús era un pecador que incumplía el Sabbath. Esto era lo único que podían llegar a pensar. Olvidaban todas las buenas obras y las enseñanzas de Jesús. La palabra obispo originariamente quería decir pastor principal, el más adelantado en la fe, el hombre que daba su vida por las ovejas en tiempos de persecución. Ahora, en cambio, es alguien con ciertos conocimientos académicos, escogido por hombres que a menudo ellos mismos ni son hijos de Dios. Todavía antes de mi arresto, todos nuestros obispos ortodoxos, excepto uno, habían claudicado frente a las acusaciones del régimen comunista. El obispo reformado hizo igual. Ahora alaban el sistema y denuncian a sus ovejas…Quienes pensaron esos sistemas teológicos y los escribieron en tan perfecto orden, ¿llevaron alguna vez la cruz? Nadie puede pensar sistemáticamente cuando tiene un fuerte dolor de muelas. Si se está crucificado con Cristo, ¿cómo uno puede pensar sistemáticamente?” (Richard Wurmbrand, pastor protestante de lengua alemana, 1909-2001, pasó 14 años en prisiones de aislamiento en Rumanía).
En la proporción está la prueba de lo que es benintencionado o de lo que es manipulación.
Proporcionalidad es (sentido de) Justicia y de objectividad. La falta de matización y de proporción lleva fatalmente al fanatismo y a la ceguera.
Veamos unos cuántos ejemplos sobre la importancia aproximada que tienen diversos temas en la Biblia y en la práctica, conversaciones y predicaciones reales en las iglesias:

Temas sobredimensionados por las iglesias denominacionales:
  • – “Los últimos días” (escatología apocalíptica), de los que Cristo dice a los apóstoles que no les corresponde saber a ellos el día ni la hora: en la Biblia ocupa sobre un 2%, pero en las iglesias sería sobre el 25%.
    – Las epístolas de Pablo: en la Biblia ocupan sobre un 12%, mientras que en las iglesias sería sobre el 25%.
  • – La homosexualidad: en la Biblia ocuparía digamos que un 0’05%, mientras que en las iglesias sería sobre un 2% (en cuanto a tema “público”, mucho más, sería uno de los temas estelares, prácticamente un 25%).
  • – El aborto: en la Biblia sólo hay, como mucho, dos referencias, y no coinciden exactamente con lo que se suele decir en las iglesias, digamos pues que un 0’01%, mientras que en las iglesias son un 1 ó 2% (bastante más para la Iglesia Católica).
  • – La eutanasia: en la Biblia no hay referencias explícitas que yo conozca, es decir, 0%, mientras que en las iglesias el tema puede ocupar un 0’5% (más en la católica o entre fundamentalistas). La eutanasia a la que normalmente se refiere el debate público son pocos casos (en principio) comparados a las 30.000 personas que mueren en el mundo de desnutrición diariamente y de las que las iglesias no hacen ningún tema recurrente (mosquito y camello).
Temas menospreciados por las iglesias:
  • – El Evangelio: en la Biblia son hacia el 10%, pero es el corazón mismo de la Biblia cristiana, en las predicaciones de iglesias evangélicas no pasaría de un 5%. La práctica real del Evangelio por evangélicos sería aún más terrible, seguramente por eso lo predican tan poco, pues difícilmente suele haber personas tan antievangélicas como los líderes religiosos. En las iglesias evangélicas se suele menospreciar el mensaje del Cristo real y se exalta un misticismo abstracto falsamente cristocéntrico (mera verbalización de fe).
    -( Dentro del Evangelio): las críticas radicales de Jesucristo a los fariseos-integristas y castas religiosas, tema destacado de la predicación de nuestro Mesías, que en las iglesias aparece muy edulcoradas y borrosas, precisamente porque suelen estar controladas por ese mismo tipo de clero con que Cristo se enfrentó frontalmente y que se unieron para matarlo.
  • – Los profetas: en la Biblia son por lo menos el 15% del texto, en las iglesias sería el 2 ó el 3%, y generalmente de manera más bién sesgada.
  • – Por la justícia y contra la corrupción políticoreligiosa: tema de los importantes a lo largo de todo el mensaje bíblico, muy presente especialmente en profetas y en los Evangelios, en el debate a muerte de Cristo contra el integrismo religioso y las castas clericales de su tiempo. Tema 15% de resaltable en el texto bíblico, que en las iglesias es totalmente marginal, sería un 0’2%.
  • – La misericordia: tema central en los profetas y en Jesucristo y también muy importante en las cartas apostólicas, hacia el 10%; pero para las iglesias la misericordia es como un 2% en el mejor de los casos. Hitler intentó eliminar la palabra “misericordia” de las Biblias. Muchos predicadores son sus herederos al no predicarla ni practicarla.
  • – La prostitución: en la Biblia es un tema bastante recurrente, hacia el 2 ó 3%; pero las iglesias a penas lo tratan, un 0’05%..
  • – La soberbia: La Biblia y los Padres de la Iglesia la consideran el principal pecado, origen de todos los demás, el pecado contra el Espíritu Santo. Es un tema que recorre la Biblia; pero las iglesias prácticamente lo omiten, porque muchos de sus líderes son ejemplo vivo de este pecado. “Fue el orgullo lo que convirtió ángeles en diablos; es la humildad lo que hace a los hombres como ángeles” (Agustín de Hipona, 354-430, Padre de la Iglesia y teólogo latinoafricano).
Reprensión a la desproporción:

Con estos ejemplos y contrastes podemos comprender por donde van las carencias, manipulaciones y pecados de las iglesias visibles y especialmente de sus líderes.
“A vosotros os conozco y sé que no tenéis dentro de vosotros el amor de Dios” (Evangelio según Juan 5:42, hacia 69-90 d. C.). “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis el Reino de los Cielos a los hombres! Porque ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que entrarían” “Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!, que vais dando vueltas por mar y tierra para hacer un solo prosélito y, una vez convertido, le hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros” (Evangelio de Mateo). “Pero aquellos que, soberbios y engreídos por parecerles que poseen la más sublime doctrina, no atienden al Maestro quien les dice: Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas; y aunque conocieron a Dios, no Lo glorificaron cómo le correspondía, ni le dan gracias; antes se envanecen con sus propios pensamientos, y su zafio corazón se cubre de tinieblas” (“Confesiones”, de Agustín de Hipona, 354-430, filósofo y teólogo latinoafricano).
La naturaleza humana caída, adámica, tiende a la comodidad, a la rutina y a hacerse un dios a la propia medida, pero tenemos que escrutar, estudiar y meditar las Escrituras si queremos amar a Dios, y ajustarnos más a lo que ellas dicen y no a lo que ciertos líderes y falsos hermanos “nos dicen que dicen”. El camino ancho que lleva a perdición es algo cómodo en principio, pero es abusar de la gracia barata. Todos nos podemos equivocar y todos pecamos, pero persistir indefinidamente en el error –y aún más justificarlo, defenderlo e imponerlo, lo cual no es sólo pecado sino molicie, soberbia y/o pecado contra el Espíritu Santo-, y en el mal sólo puede traer, aunque al principio no nos demos cuenta, consecuencias nefastas para nosotros mismos, para los demás y para nuestra relación con Dios.
Con estas prácticas, estas rutinas, estos tics se demuestra la degradación teológica y (anti)evangélica de las instituciones oficiales de la Cristiandad, de la opulenta y occidental al menos (que es la que conozco más directamente). Eso retrata hasta que punto la Cristiandad se ha ido degradando en la no-práctica de lo que dice predicar, en la hipocresía y en amoldarse al mundo y a los intereses creados, sin interés por la justicia ni por la verdad, llevando a cabo una simple reedición del fariseísmo.
“(La religión para el hombre extrínseco es) algo para utilizar, pero no para vivir. Y puede ser utilizada de diversas maneras: para mejorar el propio estado, para reforzar la confianza en sí mismo, para aumentar sus ingresos, para ganar amigos, poder o influencia” (G. W. Allport, 1963, “Behavioral science, religion and mental health”. Journal of Religion and Health, 2, n. 3). Pero… «Ningún criado puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero.» Estaban oyendo todas estas cosas los fariseos, que eran amigos del dinero, y se burlaban de él” (Lucas 16: 12-13).
El mundo moderno es esencialmente irreligioso, en el sentido de poca preocupación real por la bondad según Dios. Eso puede parecer una afirmación extraña, dado el incremento de los grupos militantes de católicos integristas, musulmanes extremistas, protestantes “conservadores” y judíos ortodoxos.
Pero si examinamos las acciones, los simples y claros hechos, en vez de la retórica, de estos movimientos, encontramos que su propósito primario es reafirmar su dominio sobre los grupos subordinados, como por ejemplo minorias nacionales, lingüísticas o religiosas, secularistas, etc…
Sus hechos, su falta de misericordia, su voluntad de ignorar y discriminar, su falta de amor insultante, cierta tendencia a la calumnia y a la ley del embudo dicen lo que sus palabras quieren esconder.
Los hechos nos dejan ver los resultados prácticos y reales de lluvias de palabras y conceptos disfrazados de fraseología “piadosa”, “ortodoxa” y fundamentalista. Son del Mundo y sirven al Mundo.
Todo lo contrario de 1ª Pedro 4:8: “Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados”. Para el fundamentalismo, en realidad, el pecado es más importante que el amor y el Sabbath más importante que la gente. Es un Evangelio invertido, hábilmente manipulado por el diablo de la comodidad, la insensibilidad, la soberbia y la codicia.
Los autodenominados (a menudo abusiva y pretenciosamente) “evangélicos” también andan a veces muy desencaminados, pues “el Evangelio” no es la pura afirmación verbal de “entregarse a Cristo” sinó que es eso: el Evangelio. Para practicarlo. Pues las obras de misericordia, corazón del Evangelio, son justamente para lo que los “evangélicos” no suelen hacer: predicarlas y practicarlas. Pues confunden, manipulados, en el debate de “fe y obras”, obras de la ley (reprobadas por las Escrituras pero punto central en tantos centros religiosos de reunión) con las obras de misericordia (con poca prensa en muchas “iglesias” pero centro del mismo Evangelio de Jesucristo, al que se atreven a decir que predican).

Sea anatema, porque es “otro evangelio” distinto y, en general, muy contrario al verdadero. Y, así, cualquier despertar espiritual en una sociedad cada vez más alejada de la fe, es imposible.

Las prostitutas y publicanos precederán en el Reino de los cielos a los religiosos profesionales que tuercen los caminos de toda la sociedad.

— ENLACE RLACIONADO —

Los Deseos de la Carne

LOS DESEOS DE LA CARNE

Los “deseos de la carne” pueden ser también la gula, la pereza, el orgullo o tantas otras. Y en todas ellas también se recoge lo que se siembra. Lo que me preocupa es que la mayoría de cristianos parece que siempre consideran que el centro de todo es el sexo (el “antisexo”, en este caso). Es como una obsesión algo estrambótica, pero cuando se vuelve simfonía y cuando el Vaticano pone alta megafonía (hace unos meses el Papa diciendo que no hay que usar condón, lo cual ya suena surrealista, pero ahí está, muy recientemente ha matizado algo la prohibición) es que algo muy grave está pasando en la Cristiandad.

Si la perversión sexual es antinatural, también lo es la obsesión antisexo o la obsesión persecutoria y discriminatoria contra formas de sexo. ¿Por qué no se cojen las cosas con más equilibrio y naturalidad?, no se trata de dar el visto bueno a cualquier cosa, pero tampoco de ser discos rayados.

Ni la sexualidad ni la desnudez, ni el cuerpo, ni lo material, ni el placer (ni siquiera el dinero), NO pueden ser malos en sí, pues son la creación (todo depende del uso que se haga, de los motivos o el contexto), y Salomón en el “Cantar de los Cantares” demuestra claramente que un creyente puede hablar de sexo de una manera nada mojigata (aunque por supuesto tenga una lectura espiritual alegórica, que es la fundamental), ¡y, además ser Palabra de Dios!

cckz_a4viaajnai

– El transfondo:

Ya es sabido que para el clero, católico o protestante, los problemas de injusticia son prácticamente invisibles, mientras que todo lo que tiene que ver con el sexo es, según parece, “el pecado capital” por excelencia, cosa que no concuerda con lo que dice la Palabra, según la cual la soberbia es el pecado más peligroso, junto con otros como el amor al dinero (avaricia) o el ocultismo.

Lo más grave del asunto es que es fácil oler porque esos silencios cómplices: el poder constituido ha comprado con favores a las iglesias constituidas, organizadas según intereses humanos, y éstas, desobedeciendo al Señor, han callado y “han fortalecido las manos de los impios”. Igual que en tiempos de los profetas.

La mentira es propia específicamente del diablo, y muchísimos cristianos que están dale que te pego con lo del sexo, mienten. Entonces ¿qué? La mentira pasa a ser un pecado “de segunda”, puesto que casi ningún pastor habla de ella. No recuerdo haber oído nunca ningún sermón monotemático sobre la mentira, ni Wojtyla ni Ratzinger han ido nunca haciendo campaña contra los mentirosos (y todos sus peligros). Seguramente porque ellos mismos son también mentirosos.

En una encuesta salía que aprox. un tercio de los clérigos católicos son homosexuales y, entre no-viejos, solo poco más del 5% han sido estrictamente célibes según exige el legalismo oficial católico).

En conjunto resulta penoso y vergonzoso, todo este “show”, que tiene más de escandaloso que de edificante. Y no digamos de engendros como la COPE, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, donde su ya ex-estrella llegó a decir que España tenía que bombardear un hospital inglés en Gibraltar. Delirios del Anticristo metido en las “iglesias” mundanas. Es natural que el mundo acabe juzgando a las “iglesias”, y eso es más que preocupante.

No estamos siendo fieles al mensaje evangélico, el “ejemplo” que se da es a menudo muy lamentable.

– El desastre social:

Mientras en las iglesias impera una gazmoñería monotemática y una mojigatería rígida, en el mundo las formas más extravagantes de desvario sexual y otros tipos de desvarios (¡hay tantos!) van cada día a más. Creo que con una actitud tan cerrada y también tan antibíblica en las iglesias, lo que provoca es un mayor libertinaje sexual y general en la sociedad. Ya de entrada es como si no hubiera ningún punto de contacto posible: la gente busca distraerse de sus agobios cotidianos y los cristianos parece que lo primero que buscan es juzgarles y prohibirles cosas. Los fariseos también estaban obsesionados con las prohibiciones, tenían listas de más de 300 cosas prohibidas que sólo ellos se sabían, por eso se consideraban “puros”, apartados, que es el significado de la palabra “fariseo” (¡vaya tela, darselas de ser los más santos!). Naturalmente, el pueblo pobre (“las ovejas sin pastor” de las que Cristo tenía misericordia) no se sabían el famoso listado y, por lo tanto, eran “pecadores” y “perdidos”. Pero Cristo vino a por ellos, no a por los “puros”, “santos”, etc.

Me temo que la mayoría de cristianos no ha comprendido esto, prefieren cerrarse en sus templos y creerse los más santos. Reniego de esta actitud. La Iglesia no tiene que tener paredes, debe ir directamente a relacionarse con el mundo, con las ovejas sin pastor. No debe haber asalariados, ni tenemos que creernos los más santos, al revés, tenemos que tener un corazón penitente, porque somos pecadores, y hacer como el publicano, y no rezar como el fariseo.

No parece buen camino lo que se ve en bastantes iglesias y menos aún lo que hacen telepredicadores y alto clero.

No parece evangélica la mania monotemática del cristianismo oficial contra temas de escasa base bíblica. Lo que hay es una brutal desproporción que lleva a la esterilidad de las iglesias y a la decadencia en la sociedad. Y hay una ceguera espiritual que se niega a darse cuenta de ello porque en realidad se han hecho una Biblia y un Dios a la propia medida.

– Sentido autocrítico, contextualización

“Lo que hace santo al santo es que no pierde casi nunca la conciencia de ser un pecador. Y el pecado del diablo es el orgullo. El diablo es diablo porque se cree bueno” (Ramiro de Maeztu).

“El diablo -oh paradoja! – Es un puritano que se ha apartado de Dios (como tanto integrista musulmán, judío, católico o protestante, como tanto maestro de leyes que pone al hombre al servicio de las leyes y no las leyes al servicio del hombre, como tanto “integrista” del dinero, del poder o del placer). El diablo es alguien para quien Dios no es lo suficientemente serio, alguien que extiende la seriedad incluso más allá de donde debe, es un arco continuamente tensionado que nunca se dispara, es alguien que -y como humanos nos cuesta trabajo entenderlo pero podemos imaginarlo – nunca ríó” (The Screwtape Letters / Cartas del diablo a su sobrino, de Clive Staples Lewis, 1898-1963, novelista ex-ateo anglicano norirlandès).

– Sex(t)ocentrismo:

Por qué los fundamentalistas/integristas están siempre centrándose en el sexo y hablan tan poco de otros temas, mucho más importantes en la Biblia. No digo que no se hable de temas sexuales, lo unico que pido es que no los conviertan falsamente en “los temas morales y bíblicos” por excelencia, pues tal actitud es sencillamente una manipulación de la fe. Esas actitudes tan sesgadas dan mucho qué pensar de por qué todo va tan mal.

¿Creemos realmente en lo que dice la Biblia o la silenciamos en su mayor parte? Muchos creyentes viven en la pura rutina mental, en repeticiones y no se renuevan espiritualmente como nos pedía Pablo.

Los temas sexuales solo ocupan una parte relativamente limitada de todo lo que la Biblia expone, no se deben obviar ni descartar, pero NO SON LOS TEMAS CENTRALES, como parece que muchos cristianos, alocada u obcecadamente, pretenden.

Dios creó el sexo, no es nada malo, ni nada vergonzoso en sí. Estar siempre con este tema denota que algo no funciona bien en la psique y en la sexualidad de esas personas.

Para los fundamentalistas antisexo, siempre tan serios, legalistas e intolerantes (selectivamente), parece que no fue muy buena la idea de Dios de crearnos sexuados, ya que tantos problemas causa. No recuerdan que, tal como está escrito, “el amor cubrirá multitud de pecados”. Ellos tienen siempre que ir con la ley en mano amenazando a la parte más débil, en vez de tener el coraje de denunciar, ya que tanto les va hablar de temas sexuales, los pecados mayoritaríos, que son heterosexuales. Pero como quizá son los suyos, pues nada, a meterse con los demás, con una minoría. Bonita táctica.

¿Se han dado cuenta de que la Biblia contiene seis advertencias para homosexuales por 362 para heterosexuales? Dicen ser “fieles a la Biblia”, pero en realidad no guardan ninguna proporción temática lo que más se insiste en la Biblia con lo que más insisten estos religiosos fundamentalistas. ¿Recuerdan lo del mosquito y el camello?

¿Recordamos como rezaba el fariseo y el publicano? Recordemoslo siempre.

arrepentimiento

– ¿De qué habló Jesucristo?

Cristo habló del divorcio, de la lujuria y del adulterio y de la perversión moral de menores o indefensos. Pero sobre todo habló de misericordia, de amor por la gente perdida y débil, y atacó a los fariseos que se creían “puros” ritualmente. Pablo recuerda que “nadie será salvo por las obras de la Ley”. Pero muchos que se llaman cristianos han vuelto hacia el legalismo farisaico.

De la fornicación habló de pasada, de la homosexualidad no habló, ni del aborto, ni de la eutanasia. Y además relativizó mucho a su familia y a su luego mitificada madre, poniendo por delante la Palabra de Dios. Por lo demás, recordemos que, escrito está: “Dios tendrá misericordia de los misericordiosos”. “Ir y aprended: Misericordia quiero y no sacrificio…”

Moralismo sin Justicia

MORALISMO SIN JUSTICIA

Moralismo sin Justicia 02

Es duro reconocerlo pero, a menudo, todo nuestro cristianismo se reduce a esto. El apego a la ley por encima del Espíritu del Dios vivo siempre ha predominado,en general,a lo largo de toda la historia,entre los creyentes. Por eso el ministerio del Verbo encarnado, Cristo, fue el de denunciar el legalismo estéril y el de predicar buenas noticias a los pobres y libertad a cautivos y quebrantados (Lucas 4:18-19). Jesús insiste una y otra vez contra los “guías ciegos” que cuelan el mosquito y traga el camello,que dejan “lo más importante de la ley: la justicia,la misericordia y la buena fe” (Mateo 23:23-24). Pues el Señor nos exige antes la misericordia que el sacrificio y antes el dar a conocer a Dios que la pompa y ritos (y cánticos) religiosos (Oseas 6:6, citado en dos ocasiones en el Evangelio de Mateo). “Por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:16). “La misericordia triunfa sobre el juicio” (Santiago 2:11-13), pues el Señor “nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica” (2ª Epístola a los Corintios 3:5-6). “No todo el que me dice: Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos” (Mateo 7:21). “Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego” (Mt. 7:19). “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuerademonios…? Y entonces les declaré: Nunca os conocí…” (Mt. 7:21-23). En Mateo 25 el Señor describe el juicio final exclusivamente por obras de misericordia, y para nada da entender que la salvación tenga que ver con la ortodoxia religiosa, la moral “sin tacha” o el hacer la “carismáticamente” espectacular. “Porque os digo que si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt. 5:20).
Jesús es diametralmente claro, por más que nos guste predicar el Evangelio de la ley, de la letra muerta y del moralismo seco. Y ya antes Dios envió a los profetas para reprender a su muy religioso pueblo. “Para qué a mí este incienso de Sabá, y la buena caña olorosa de tierra lejana? Vuestros holocaustos no son aceptables, ni vuestros sacrificios me agradan. Por tanto, Yhwh dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos…” (Jeremías 6:20-21). “No fiéis en palabras de mentira, diciendo: Templo de Yhwh…es éste. Pero si mejorareis cumplidamente vuestros caminos y vuestras obras;si con verdad hicierais justicia entre el hombre y su prójimo…” (7:4-5). “Aún la cigüeña en el cielo conoce a su tiempo…; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yhwh. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios,y la ley de Yhwú está con nosotros?. Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas” (Jeremías 8:7-9). Un Evangelio a medias y por lo tanto falso, basado en la ley y no en la justicia ni en la misericordia, es el que ha sido cambiado fraudulentamente “¿Por qué?. Porque iban tras ella no por fe, sino como está escrito: He aquí pongo en Sión piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado” (Romanos 9:30-33). Dios puso a su proprio Hijo unigénito como piedra de tropiezo para la injusticia legalista de la “religión” de su pueblo: “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)” (Gálatas 3:10-13). Cuando el Espíritu del Señor habla a las iglesias de Asia al comienzo del libro de Apocalipsis, a todas y cada una les revisa “sus obras”. No hay excepción. Pues sabido es que “profesan conocer a Dios, mas con los hechos lo niegan” (Tito 1:16). Para la “religión” sólo es pecado el “sexo-drogas-y-rock´n´roll” pero la Palabra no piensa igual: “Y al que sabe hacerlo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Santiago 4:17).
Todas las generaciones caen en “la religión”, desmintiendo con sus actitudes cerradas y pasivas las palabras de Nuestro Señor al describir el nacido de nuevo en el Espíritu: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” (Juan 3:8).
Y, si toda la Palabra viene de Dios, ¿por qué sólo cogemos la letra muerta de la ley, y olvidamos la justicia, y las obras y frutos nacidos de la libertad del Espíritu Santo? “El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad” (2ª Epístola a los Corintios 3:17). El Señor no nos llamó a una santidad pasiva como a veces se pretende-sin entender nada y emulando a una especie de budismo de monjes tibetanos en su monasterio -pues “nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo…se dió a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda inquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie” (Tito 2:15). “El cielo es mi trono…¿Qué casa, me edificaréis? dice el Señor…¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!. Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros” (Hechos 7:47-51). La fe sin obras (de fe, de misericordia) es muerta (Santiago) y es anatema (Gálatas 1:8). Busquemos pues la justicia de Dios según el Salmo 82:2-5 e Isaías 58:6-7. ¿Amén?.

Moralismo sin Justicia 01

Justicia y Buenas Obras

JUSTICIA Y BUENAS OBRAS

“CATÓLICO PRACTICANTE”
En esta cita (Mt 23,1-39), Jesús resume su juicio que tantas veces había proferido sobre los escribas y los fariseos, a fin de prevenir al pueblo contra sus engaños hipócritas. Ya en Mc 12,40 decía: “Guardaos de los sabios a quienes les gusta andar con vestiduras largas y recibir saludos en las plazas, y los primeros asientos en las sinagogas y los primeros sitios en los banquetes; que devoran los bienes de las viudas fingiendo rezar mucho: ésos recibirán mayor condena”.
“Buen católico” y “católico practicante” son dos términos que detesto: para mí sólo son etiquetas que indican cómo cumples de bien el ritual. Eres un católico ejemplar si vas a misa cada día y descuartizan tu prójimo cuando vuelves de la iglesia, en cambio, las personas caritativas de verdad que no van a misa dominical son paganos y pueden mirarte de arriba abajo y decir “¡Son la deshonra de su país!”…Para decirlo crudamente, los católicos irlandeses se interesan más por las cuentas del rosario que por el mismo rosario … No se preocupan por los motivos de lo que hacen. Para ellos, es tan importante no comer carne en viernes como creer en la Santísima Trinidad. Entre los máximos traidores que han existido contra Irlanda, este tipo de católicos ocupa el primer lugar, son un obstáculo imponente en el camino de la igualdad y de la libertad” (” El precio de mi alma / The Price of my Soul “, 1969, de Bernardette Devlin [McAliskey], * 1947, líder norirlandesa).

Mat. 16:6. Jesús les dijo: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y saduceos.»

Justicia y Buenas Obras 03

BUENAS OBRAS O CRISTIANO “DE BOQUILLA”
Efesios 2:10: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras”.
“El Señor dice: “Este pueblo me alaba con la boca y me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. Su adoración no es más que un mandato enseñado por hombres. Por eso, una vez más asombraré a este pueblo con prodigios maravillosos; perecerá la sabiduría de sus sabios, y se esfumará la inteligencia de sus inteligentes” (Isaías 29:13-14).

“¿Qué os parece, como a estos villanos, que con solo decir ’Cristianos viejos somos’, sin hacer obras de caridad, se piensan salvar sin poner nada de su hacienda?” (“Lazarillo de Tormes”, Tratado Quinto).

El versículo Mt 23,14: “¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas, que devoráis las casas de las viudas y hacéis por aparentar largas oraciones!” parece ser una interpolación proveniente de Mc 12,40.
Jesús fustiga el pecado de hipocresía. Aparentar por fuera lo que no se es por dentro, como había condenado los árboles que sólo tienen apariencia y no dan fruto. Jesús desautoriza a las personas que cuidan su buena opinión ante los demás, pero dentro están llenos de maldad. Personas que de palabra se distancian de los actos de corrupción, pero en realidad la siguen practicando en cuanto se les presenta la ocasión.

Elogio del dinero

JUSTICIA
“El cielo es mi trono…¿Qué casa, me edificaréis? dice el Señor…¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!. Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros” (Hechos 7:47-51).
“Porque os digo que si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt. 5:20).
“Pues cuando tus juicios llegan a la tierra, los habitantes del mundo aprenden lo que es justicia” (Isaías 26:9b).

“Practicad el derecho y la justicia, y librad al despojado de manos de su opresor” (Jeremías 22:3a).

Justicia y Buenas Obras 02

HERODIANOS, LOS PRECUSORES DEL ANTICRISTO
“Pero ellos gritaron: !!Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César.” Juan 19:15
Mc. 8:15. El les hacía esta advertencia: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes.»
Observemos el tipo de idolatría españolista y anticristiana que se gastan: “Diciendo España, digo la Iglesia. Amad a España y amaréis a Dios” (Monseñor Lauzurica, obispo de Vitoria-Gasteiz).
Los apostoles dicen que hay que obedecer antes a Dios que a los hombres. Así pues, cuando las autoridades actuan mal, no tenemos porque obedecerlas. Los padres de la Iglesia decían lo mismo. Mc. 8:15. El les hacía esta advertencia: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes.». Obedecieron la sagrada familia a Herodes? Obedecieron los apóstoles a las autoridades que les prohibian predicar? Se quedó el apóstol dentro de la cárcel donde le habían puesto las autoridades? Callaron los profetas y obedecieron a las autoridades corruptas?

“Los burgueses y los industriales alemanes prestan atención a su inflamada oratoria: para ellos Hitler promete, Hitler logrará desviar la aversión del proletariado alemán por las clases que lo han llevado a la derrota y al desastre económico” (Primo Levi, superviviente italojudío al Holocausto nazi).
“No hay problema judío, sino de la naturaleza humana. Un gobierno tiene que unir las pasiones de los gobernados y, como que las pasiones humanas más fuertes son más de odio que de amor, el Gobierno tiene que seguir la malicia de los gobernados y darles la razón. Vale más que odien y maten al judío (*o catalán o cualquier otro cabeza de turco del momento) que se subleven contra la autoridad (=la corrupción estatal)” (De una película sobre los pogromos judíos a Rusia).
Oremos para que no puedan lanzar a la gente contra los acostumbrados “cabezas de turco” a fin de eludir responsabilidades los auténticos culpables de crisis y desastres. Oremos para que los que, con su avaricia y despotismo, han creado la actual crisis, sean reconocidos como tales y caigan de sus puestos de poder inmerecido. Para que los más inocentes salgan triunfantes y el Señor los proteja. Para que las grandes manipulaciones sean visibles y que se eviten violencias.
«Pese a los intentos del clero protestante y católico de auto-engañarse, Hitler no era cristiano y la mayoría de los miembros de su movimiento eran explícitamente anticristianos. Por supuesto, a veces Hitler adoptaba una actitud engañosa. (…) En la década de 1920 dijo a Ludendorf que tenía que disimular su odio al catolicismo porque necesitaba el voto de los católicos bávaros tanto como el de los protestantes prusianos: “el resto puede llegar más tarde”. (…) En realidad, odiaba al cristianismo y demostró un justificado desprecio por sus fieles alemanes. Poco después de asumir el poder dijo a Hermann Rauschnig que se proponía arrancar “de raíz” el cristianismo alemán. “Uno es cristiano o alemán. No es posible ser ambas cosas”. Creía que el método podía ser “permitir que se pudra como un miembro gangrenado”. También decía: “¿Usted cree realmente que las masas volverán a ser cristianas?. Tonterías. Nunca más. La historia ha terminado… pero podemos apurar las cosas. Obligaremos a los párrocos a cavar sus propias tumbas. Traicionarán a su Dios por nosotros. Traicionarán lo que sea en beneficio de sus miserables empleítos y sus rentas”». (Paul JOHNSON [historiador británico que no ahorra críticas a la Iglesia], Historia del Cristianismo, Javier Vergara Editor, Barcelona 1999).
“Lo que se persigue, si fuere posible es destruir el cristianismo en Alemania en el lapso de esta misma guerra, antes que regresen los soldados…” (Pastoral colectiva del episcopado alemán, 1942).
“Cuánto daño hacen ciertos clérigos a la República de Cristo!….Y luego si llega una revolución y matan a sacerdotes, ah! entonces somos mártires del Cristianismo! Y quieren que el Cristianismo y la Iglesia los defienda y los eleve al honor de los altares. ¿Esos tales son mártires? Si ellos son los que provocan la matanza!” (Padre Gumersindo de Estella pasó 3 años de guerra asistiendo a los sentenciados a muerte en la cárcel de Torrero, Zaragoza. Angustiado por la magnitud del crimen que vió, escribió un diario: “Fusilados en Zaragoza 1936-1939. Tres años de asistencia espiritual a los reos”, Mira Editores, Zaragoza, 2003).
“¡Ay de los que establecen leyes injustas, y determinando prescriben tiranía” (Isaías 10:1).

contact Jerarquia-Satanas

COMO ENTRA EL DIABLO EN LAS CONGREGACIONES?
Básicamente son dos, a través de las cuales el Mundo chantajea a las congregaciones (en países donde hay libertad religiosa):
-Los asalariados.
-Los templos de piedra.
Estos dos factores favorecen el crecimiento de tendencias “herodianas” (favorables al Poder constituído pagano y paganizante, es decir, a César y a Mammón).
Gálatas 5,1: Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

LA AVARICIA DE LOS FALSOS HERMANOS Y LA DUREZA DE LOS POBRES EN EPOCAS DE CRISIS
“Los fariseos, que eran amigos del dinero, oyeron todo esto y se reían de Jesús. Él les dijo: -Vosotros sois los que ante la gente os hacéis pasar por justos, pero Dios conoce vuestros corazones: lo que es admirado entre los hombres, es detestable a los ojos de Dios” (Lucas 16:14-15).

Mammón (es decir, el amor a las riquezas, raiz de todos los males según el apóstol Pablo) controla el mundo.
Lo hace a través de las grandes fundaciones como la Ford o la Rockefeller, auténticos cerebros del capitalismo mundial, es decir, de un sistema egoísta, amoral, anticristiano y destructor de la familia y de la cohesión de los pueblos. Estas fundaciones sirven directamente a la gran Banca transnacional, propietaria de los grandes mass media y de los grandes partidos políticos (que a su vez dependen en su financiación de los Bancos), es decir de los Estados, del Poder político o secular (el César, servidor de Mammon).
Todo este engaño es para mantener la producción economicista, materialista, mundana, por encima de cualquier otra consideración humana o espiritual, como por ej. los intereses de la familia, de los pueblos, de las naciones, de la dignidad humana, de la libertad, y de la simple resistencia a la manipulación y a la idiotización colectiva. Quieren hacernos zombies que simplemente consumamos y obedecezcamos todos los deseos necios, zafios, malvados y perversos que ellos nos sugieren y difunden como “modelo a seguir” a través de la manipulación sistemática de las noticias y de la imposición de unos valores mezquinos, atroces, maliciosos, sin ética.
Un cristiano que se haga rico, como los telepredicadores, o “radiopredicadores” tal como César Vidal, a través de estos medios de comunicación, es dudoso que, él personalmente, sea un cristiano verdadero y es bién posible que sea un adorador de Mamon, de todo este sistema pervertido que lleva a las masas muy lejos de Cristo y camino del infierno.

¿Por que las iglesias constituidas no hablan como los profetas ante la injusticia y la corrupción? ¿No será que están dirigidas por “falsos profetas”? Éstos “líderes” incluso se atreven a desligar Biblia de justicia y de vida terrenal y tachan el mensaje profético de “Evangelio social” o de “Teología de la Liberación” porque ellos no están dispuestos a servir de ejemplo en servicio y sacrificio ni en coraje para denunciar las injusticias como hizo constantemente Jesús contra las altas castas religiosas y políticas de Israel.

El Sex(T)ocentrismo religioso

EL SEX(T)OCENTRISMO RELIGIOSO

El Sex(T)ocentrismo religioso 03

EL “OTRO EVANGELIO” SEA ANATEMA

“Nos acercamos a las Escrituras con mentes ya formadas por la masa de opiniones aceptadas y puntos de vista con qué hemos ido teniendo contacto, tanto en la Iglesia como en el mundo….Resulta fácil ser inconsciente de todo ello; es duro incluso empezar a darse cuenta de cuán profundamente la tradición nos ha amoldado el sentido” (Dr. J. I. Packer, profesor de Teología histórica y sistemática del Regent College de Vancouver, Columbia británica).
“Son las Escrituras en exclusiva, y no la tradición evangélica conservadora o cualquier otra autoridad humana, las que deben funcionar como la autoridad normativa para la definición del que debemos creer. La autoridad de las Escrituras quiere que todas las palabras en las Escrituras sean las palabras de Dios de tal manera que dudar o desobedecer cualquier palabra de las Escrituras sea dudar de Él o desobedecer a Dios” (Dr. Wayne Grudem, en “Teología Sistemática”).
El cristianismo oficial presentado por la Jerarquía y los llamados “cristianos conservadores” parece que gira sobre prohibiciones sexuales. Esta curiosa versión clerical tiene bastante poco que ver con los puntos centrales del mensaje bíblico. Distorsionando el cristianismo, están predicando “otro Evangelio”, cosa que es anatema.
Qué es un fundamentalista (o integrista) religioso?
Alguien mucho más preocupado por un orgasmo que por un genocidio.
Dicen ser “fieles a la Biblia”, pero en realidad no guardan ninguna proporción temática lo que más se insiste en la Biblia con lo que más insisten estos religiosos fundamentalistas.

¿EL ÚNICO PECADO “DE VERDAD” ES EL SEX(T)O MANDAMIENTO?

Los otros son… ¿para no hablar de ellos…?
O al menos eso parece, si tenemos que hacer caso de las predicaciones de la mayoría del clero existente en todas las denominaciones y de muchos cristianos occidentales, incluso no fundamentalistas.
“El vicio del que estoy hablando es el orgullo o presunción: y la virtud que se opone, en la moral cristiana, se llama humildad. Puede recordar que, cuando estaba hablando de moralidad sexual, advertía que el centro de la moral cristiana no se centraba en eso. Bueno, ahora hemos llegado al meollo. Según los maestros cristianos, el vicio esencial, el supremo mal, es la soberbia. La incontinencia, la codicia, la embriaguez, etc, son meras picaduras de pulga, en comparación: fue a través de la soberbia que el diablo se volvió diablo: El orgullo lleva a todos los otros vicios: es el estado de ánimo antiDios al completo” (Jack Lewis, 1898-1963, escritor británico).
Dicen que son la “Iglesia Verdadera”, “la única”, que predican (otra cosa sería saber si practican) la Biblia completa, etc. etc. Se ponen solemnes, amenazantes y demás recursos intimidatorios y teatrales…para predicar poco más que un mandamiento o dos (estos comerciales de la religión –y acólitos calientabancos sin gimnasia mental- también predican algún otro que les interesa por la financiación, como el de “santificarás el Sabbath/las fiestas de guardar”, o para que les rindan pleitesía, como todo lo relacionado con el liderazgo autoritario de los líderes religiosos…).
Pero… “Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar” (Abraham Lincoln). Y esos fundamentalistas tan criticones…¿tienen el corazón dispuesto a ayudar? Algunos quizá sí pero muchos quizá no.

El Sex(T)ocentrismo religioso 01

FRENTE AL SEX(T)OCENTRISMO:
1)      “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor, porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8).
Así pues la Palabra pone más enfasis en el amor que en el pecado. Los fundamentalistas, como suele pasar, hacen lo contrario, enfatizan más el pecado que el amor. Quizá porque tienen menos amor del normal.
2)      Incluso más graves que los pecados de acción pueden ser los de omisión (Santiago 4:17), que las “santas” iglesias suelen ignorar como si no existiesen. La Shoá u Holocausto es un buen ejemplo de ello: el pecado colectivo de omisión de la misericordia por una teología errónea en varios sentidos y por la sumisión de las iglesias al poder totalitario del Estado.
3)       Los otros pecados son … impredicables, invisibles (?).

LAS CONSECUENCIAS –O INTENCIONES DEL SEX(T)OCENTRISMO:
Claro, que centrándose en el sex-t-o mandamiento:
-Intentan controlar a la juventud y mediana edad para que estén dandole vueltas a ver qué hacen para no tener sexo ilícito…o sufriendo remordimientos. Así ya no piensan en ningún otro mandamiento, que por lo visto es lo que interesa a todo clero denominacional.
-Adulan a la madurez y a la 3ª edad, que es la que da más rendimiento económico, puesto que a esas edades poco sexo, y menos ilícito, se puede practicar.
-No hace falta hablar del pecado contra el Espíritu Santo, es decir, el que no tiene perdón, el diabólico por excelencia según las Escrituras y los padres de la Iglesia, a saber, la soberbia, pues…¿qué harían estas instituciones religiosas sin el pecado que practican continuamente y que gracias al cual pueden oprimir y despreciar a los demás y no arrepentirse de sus propios pecados, enormes y pútridos a fuerza de rutina y silencio impuestos con malos modos y malas artes? Sencillamente no podrían funcionar o existir tal como ahora lo hacen, engañando y diciendo que predican lo que ni predican ni mucho menos practican. Son el timo religioso.
Luego, sus “beat@s” con obnubilados por la ciega rutina, se limitan a repetir lo que está bien visto y tiene el aplauso fácil: hablar sólo contra el sex-t-o mandamiento. Y poco más.

El Sex(T)ocentrismo religioso 02

DESASTRE “EVANGELIZADOR”: CRECIENTE INDIFERENCIA Y HOSTILIDAD SOCIAL HACIA “LO CRISTIANO”
El sextocentrismo es una manera bastante probable de no llegar socialmente a quienes tendría que llegar el puro Evangelio -es decir, a los inconversos, pecadores y enfermos, y a los jóvenes-, pues esa versión edulcorada y descompensada de sólo considerar –monotemáticamente- uno o dos o tres pecados “no cuela”.
Parece como si, fatalmente, igual que en el pasado a una religión sin justicia y plegada totalmente al César correspondiese socialmente la aparición de anhelos de justicia sin religión (secularismo, comunismo, etc), ahora a una religión centrada en el “antisexo” más que en el puro Evangelio correspondiese socialmente la aparición de un fuerte componente sexual explícito. ¿Seguro que las iglesias no están de nuevo equivocando el enfoque y centrándose en meras prohibiciones en vez de centrarse en un mensaje en positivo?