Vivir el Evangelio versus Fariseismo

VIVIR EL EVANGELIO VERSUS FARISEISMO

-Temas estelares y omisiones que cantan:
La Conferencia Episcopal española tiene una especie de obsesión, como todos los integristas, por las cuestiones familiares y sexuales de sus propios conciudadanos (de los que cobran vía Estado). Su enfoque natalista tiene un componente nacionalista y de interés del Poder estatal.

Pero si leemos la Biblia veremos que es un interés sesgado y desproporcionado. Por ej.:
a.-Por qué no muestran el mismo interés por la corrupción o delitos fiscales? (Porque sería poner en peligro su tradicional concubinato con el poder político, pues aunque oficialmente no es religión oficial, en la práctica lo sigue siendo).

b. -Por qué no muestran el mismo interés por el pecado de soberbia, que todos los padres de la Iglesia consideran peor que los de la carne? (Porque el integrismo se basa básicamente en la soberbia y la prepotencia institucional).

c. -Por qué no demuestran el mismo interés por la mentira, dado que el mismo Jesucristo llama a los mentirosos “hijos del Diablo” y describe la mentira como propiamente una actividad demoniaca? El diablo es “padre de la mentira” (Juan 8,44). (Posiblemente por la gran hipocresía que se vive en ciertos ambientes eclesiales, donde la mentira debe ser bastante común, ya vemos que no tienen ningún reparo en utilizarla masivamente en sus vergonzosos mass media como la COPE o 13TV).

El mejor sistema para poner a este integrismo farisaico contra las cuerdas es pedirles que obedezcan lo que ellos mismos dicen creer, pues si fueran coherentes con el espíritu de su fe, desde luego que estarían muy ocupados como para estar tan centrados de esta manera como están en negocios varios a menudo dudosos.

-Dogma verbalizado y Evangelio:
¿Cristo habló alguna vez contra los ateos? En todo caso habló contra las autoridades religiosas corruptas.
Muchos evangélicos consideran que el puro cristianismo es la simple afirmación del dogma (que es una cuestión teológica).

Sin embargo, Jesucristo iba a “las ovejas sin pastor” (en el original griego se llega a utilizar una palabra equivalente a “plebe”) a hablarles con misericordia y palabras sencillas mientras reprendía duramente a los encumbrados clérigos y legalistas que consideraban que todo era cosa del templo, de listas de prohibiciones contra cosas impuras y formalismo religioso, rechazando con desprecio al pueblo ignorante que no lo había podido estudiar.
Hoy en día en las iglesias ese formalismo religioso no sólo está muy vivo sino que muy a menudo es el dominante a costa de la práctica del Evangelio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.