Beateria Negativa

BEATERIA NEGATIVA

“Abrazo una Iglesia llena de trigo y de paja: con la Palabra y la disciplina del Señor enmiendo a quienes puedo, y tolero a quienes no puedo enmendar…No podemos negar que hay multitud de malos, y tantos que los buenos quedan como invisibles, tal y como el grano queda cubierto de paja dentro de la era. Quien mira la era puede creer que todo es paja. Imaginate un hombre inexperto, cree que los bueyes no hacen nada, ni quienes sudan bajo el calor del verano por picarlo todo a la vez; pero es la masa de grano que hay que limpiar. Entonces, aparecerá la abundancia de trigo escondido bajo el montón de pajas. ¿Quieres encontrar, ahora, buena gente? Sé bueno, y la encontrarás” (Aurelio-Agustín de Hipona, 354-430, Padre de la Iglesia, filósofo y teólogo).
“Allá dónde Dios tenga un templo, el Diablo tendrá una capilla” (“La Anatomía de Melancolía / Anatomy of Melancholy”, de Robert Burton, denominado Democritus Junior, 1577-1640, clérigo y escritor humanista inglés).

Beateria Negativa

MANIPULACIÓN DE LA RELIGIÓN
“Dios utiliza a los hombres de bien, los malos utilizan a Dios” (De una película).
“El diablo parte tendrá en quien no cree en Dios y a misa va” “Cuando el diablo va a rezar, mira que te quiere engañar” “Detrás la cruz se esconde el diablo” “Entre la cruz y la agua bendita, baila el diablo” (Refranes).
“Tenemos la suficiente religión para odiarnos, pero no tenemos la suficiente para amarnos los unos a los otras” (Jonathan Swift, 1667-1745, escritor irlandés).
“Para tú el cielo es gris cuando es azul. Te prohíben ver la luz -no la cruz-, la luz!” (“Bienvenidos al club de los olvidados”, Natch Scratch, cantante de hiphop).
“A Dios rezando pero cono el mazo dando” (Proverbio castellano con ecos represivos de violencia inquisitorial) .
“(Si destierra la lengua materna por la oficial) “un cura dejaría de ser un padre para ser un empleado. El oficialismo civil haría perder el oficialismo divino, al hablar igual que los policías y los jefes de estación…Se ha hecho muchas veces obra de antipentecostés…el cristianismo no se dirige a los Estados, sino a las naciones…Extirpar la voz catalana es un crimen contra la gloria del cielo” (Dr. Carles Cardó, 1919).
“El diablo puede citar Escrituras para su propósito” (“Merchant of Venice / El mercader de Venecia”, de William Shakespeare, 1564-1616, el mayor dramaturgo en inglés).

INJUSTICIA, IRRESPONSABILIDAD SOCIAL
“Lo que yo quiero es amor (misericordia) y no sacrificios (dolor), conocimiento de Dios (tal y como realmente es) y no holocaustos (ceremonias)” (Oseas  6:6, Profeta de Israel, hijo de Beeri, enamorado de su infiel esposa, profetizó tras el 744 a. C., es este el único versículo que Cristo repite en los Evangelios).
“Todas las cuestiones que se suscitaron aquel día en la reunión pública iban referidas a la vida más allá de la muerte. El Maestro se limitaba a sonreir sin dar ninguna respuesta. Cuando, más tarde, los discípulos le preguntaron por qué se había mostrado tan evasivo, él replicó: ¿no habéis observado que quienes no saben qué hacer con esta vida son precisamente los que más desean otra que dure eternamente?” (“¿Quien puede hacer resplandecer el alba?”, 1985, de Anthony de Mello, S. J., 1931-1987, jesuita de la India).
“Sí, de verdad, amo a la iglesia…Pero ¡ay! Ay, por la manera como hemos cubierto este cuerpo de irresponsabilidad social y de miedo a que no se nos pueda considerar inconformisteas. ..Si nuestra Iglesia de hoy no reconquista de nuevo el espíritu de sacrificio de la Iglesia primitiva, se quedará sin credibilidad. ..y pronto acabará como un modesto grupo social sin nada a comunicar en el siglo XX” (Dr. Martin Luther King, Jr.,1929-1968, pastor bautista afroamericano, líder del movimiento por los derechos civiles).
“La injusticia es en todas partes una amenaza para la justicia en todas partes. Nos encontramos pillados en una inevitable red de interdependencia, atados en una sola prenda del destino. Cualquier cosa que afecta a alguien directamente, afecta indirectamente a todo el mundo” (Martin Luther King, Jr., “Letter from the Birmingham Jail”, 16•4•1963).
“Los vecinos de color dedujeron que se trataba de un convento; y que estuviera en unas condiciones tan malas parecía perfectamente razonable, en cuanto que era obviamente un convento negro, y nadie nunca en la vida habría soñado que los católicos blancos actuaran al contrario con alguien que no fuera blanco” (“Un ciego con una pistola / Hot day, hot night”, 1969, novela negra de Chester Himes).
“Martin (L. King) creía que el cristianismo blanco no había actuado conforme a las propias enseñanzas. Aun así, mi marido consideraba que no era la ética cristiana lo que había que rehusar, sinó los que no habían sabido cumplir las normas cristianas debían, por la vía del amor, ser llevados a la hermandad, para su propia redención, además de la nuestra. Creía de verdad que los negros tenían una gran ocasión para redimir el cristianismo en América” (“My Life with Martin Luther King, Jr.”, de Coretta Scott King, *1927, viuda de MLK).
“Los ricos [blasfemos, v.7]… les señorean a ustedes” (Santiago 2:6).
“Por tanto, esto ha dicho el Señor, Dios de Israel, a los pastores que apacientan mi pueblo: «Vosotros dispersasteis mis ovejas y las espantasteis. No las habéis cuidado. Por eso, yo castigo la maldad de vuestras obras, dice el Señor. Yo mismo recogeré el resto de mis ovejas de todas las tierras adonde las eché, y las haré volver a sus pastizales; y crecerán y se multiplicarán. Pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no temerán más, no se amedrentarán ni serán menoscabadas, dice el Señor” (Profeta Jeremías 23:2-4, oráculo de hacia 627-650 a.C.).
“En este mundo hay más religiones que niños felices” (Ricardo Arjona, cantautor guatemalteco) .
“Cuántos cristianos sería mejor que no dijeran serlo porque no tienen fe. Tienen más fe en su dinero y cosas que no en el Dios que construyó las cosas y el dinero” (Monseñor Óscar Romero, arzobispo mártir de San Salvador, la víspera de su asesinato por el Ejército fascista antiindígena, 23·3·1980).
“La Palabra no es pronunciada en el vacío, sino en la Historia, y sin comprensión de la Historia no puede haber plena y profunda comunicación de esa Palabra. Esto es el que caracteriza al profeta, lo que lo hace distinto precisamente del fariseo, del levita, del profesional del templo y del provecho material que comporta el oficio eclesiástico sin vocación profética” (Prólogo de Alfonso C. Comín a “Pobreza evangélica y promoción humana”, 1966, de José M. González Ruiz, teólogo andaluz).

Qué bueno es el Jesús de los Evangelios, y qué mediocres o cortos, aburridos o vulgares, la mayoría de cristianos nominales, dando acríticamente la aquiescencia a las peligrosas manipulaciones y mentiras de las televisiones y de los gobiernos y de los propios cleros a menudo metidos en inmorales compraventas y chanchullos con el poder para el propio provecho. Los nocristianos, al afinar poco sus críticas, todavía los hacen peores. Y así, con desastres y si Dios quiere, los nocristianos pueden ir despavilando sin que los “cristianos” (ortodoxos o fundamentalistas) colaboren a penas en su progresión. Y los “cristianos” también pueden ir aprendiendo, detrás de su cristal blindado del templo-organizació n. Pero en todas partes la coraza es bien dura.

Durante la época de Jesús estaba muy mal visto entre los judíos que un hombre devoto hablara con mujeres. Jesús no sólo les hablaba, sino que le seguían grupos de mujeres e incluso trataba con prostitutas, borrachos, colaboracionistas (de la Hacienda de los ocupantes romanos), independentistas (como Pedro y sus hermanos) y toda clase de gente, sin ningún prejuicio. Por esto los ortodoxas estaban escandalizados y espeluznados: desafiaba todos los prejuicios instaurados socialmente, y resultaba tanto más peligroso porque hacía milagros y mucha gente le seguían teniéndolo por profeta o Mesías. Para mantener su poder enclaustrado y corrupto no vieron más salida que organizar un complot con los ocupantes romanos (ya que los judíos no podían sentenciar a muerte) para asesinar el líder heterodoxo. El prejuicio es potencialmente asesino porque la mentira grita violencia.

Demasiado a menudo, en ambientes eclesiales bienpensantes, los nocreyentes son juzgados de manera muy ortodoxa, pero sin identificarse, es decir, sin comprender los problemas, sin querer ponerse en el lugar del otro, es decir, sin el mínimo de amor imprescindible. O sea, paja para quemar (Esto no quita que haya que ser enérgico en la denuncia de los pensamientos utopistas o demagógicos que, por su propio enfoque que ignora la condición humana, acaban siendo totalitarios cuando triunfan. Mi más total comprensión para la pobre gente deslumbrada por las abominaciones de la beateria “cristiana”, pero mi total oposición a los delirios demagógicos amantes de la falsedad y de la confusión y que llenan el mundo de desdicha y desastres.

Beateria Negativa

EGOÍSMO MUNDANAL, INDIVIDUALISMO
“Vosotros no habéis ido al mundo -como nos mandó Jesús-; sino que habéis venido al mundo” (Maurice Clavel).
“-Hijo de hombre, profetiza contra los pastores, profetiza y diles: “Esto os hace saber el Señor, Dios soberano: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a ellos mismos! Los pastores, ¿no tienen que apacentar el rebaño? Vosotros, en cambio, os alimentáis de su leche, os vestís con su lana, matáis las ovejas más gordas, pero no apacentáis el rebaño. En vez de robustecer a las ovejas débiles, curar a las enfermas, vendar a las que se han roto la pata, recoger las dispersadas y buscar a las que se han perdido, domináis a las ovejas con violencia y con brutalidad” (Ezequiel 34:2-4, profetitza hacia 592-570 a. C.).
“(La religiosidad de los norteamericanos) es algo de puramente superficial. La cultura norteamericana de hoy no es menos secular que la europea. Es una cultura de narcisismo y de hedonismo que ha sido forjada sin Dios y sin piedad. El reavivamiento del cristianismo en los Estados Unidos ha sido incapaz de dirigir hacia Dios una sociedad que en realidad no cree necesitarlo” (“The New Charismatcs II”, de Richard Quebedeaux).
“El principio que no hay que preocuparse de lo que sucede en la Tierra porque nuestra meta es el cielo, es egoísta” (Fr. Smangalisho Mkhachwa, sacerdote surafricano antiapartheid, de la Conferencia episcopal católica de Suráfrica).
“La conciencia de pecado y el arrepentimiento del pecado son dos cosas muy distintas…Porque la conciencia puede ser sacudida, sin que el corazón sea renovado. Por lo tanto, es muy peligroso contentarse con la convicción de pecado como sucedáneo de una salvación espiritual verdadera” “Una persona sin vida espiritual (es decir, de naturaleza no regenerada) puede conseguir algún conocimiento verdadero de la naturaleza y del carácter de Dios, y verse obligada a reconocer que Dios es grande y bueno, pero no encontrará goce en la excelencia del Creador, ni sentirá ningún interés por las cosas del Señor, ni se mostrará agradecida por los beneficios recibidos de su mano. Pero cuando la mentalidad de una persona ha sido transformada por Dios, la anterior hostilidad es sustituída por un amor santo” (“Las características distintivas del verdadero cristiano”, de Gardiner Spring).
“Nuestra generación crece progresivamente sorda al llamamiento del Dios externo. Lo han interiorizado tanto, lo han manipulado tanto debido a las necesidades del comercio religioso, lo han sumergido tanto bajo el tráfico de la moderna necesidad psicológica que casi ha desaparecido completamente. Demasiado a menudo, él se inclina ahora débilmente sobre la iglesia, un espectador pasivo, un conspirador en el esfuerzo de desmantelar dos mil años de pensamiento cristiano sobre Dios y sobre aquello que él mismo ha declarado ser. Esto es decir que Dios se ha vuelto ingrávido. La iglesia continúa su negocio de satisfacer las necesidades del yo –necesidades definidas por lo individual- y Dios, que se ve y se vende como un producto, se vuelve impotente para cambiar la definición de esa necesidad o para prescribir los significados por los que debería ser satisfecho. Cuando el consumidor es soberano, el producto (en este caso el mismo Dios) debe ser subordinado” (David Wells, “God in the Wasteland”/“Dios en la tierra baldía”).
“-Instalaremos casinos de juego, qué le parece reverendo?
-Bien…cuando una cosa es aprobada por el gobierno pierde la condición de inmoral” (El pastor evangélico en “The Simpson”).
“Vendrá un día que no se soportará la sana doctrina” (2ª Carta a Timoteo, 4:3, del apóstol Pablo desde la prisión en Roma, hacia. 64 d. C.).
“Quien no ama a su prójimo, aborrece a Dios” (Juan de Yepes, St. Juan de la Cruz, 1542-1591, místico castellano encarcelado por la Inquisición, a “Dichos de luz y de amor”, Andújar).
“Pedir que las reglas del universo sean anuladas en favor de un solo peticionario es del todo indigno” (“Diccionario del diablo”, de Ambrose Bierce, 1842-1914, escritor estadounidense) .
“Hemos aprendido a vivir sin santidad y hemos venido a considerarlo como lo normal” (Aiden Wilson Tozer, 1897 -1963, destacado pastor protestante nordamericano) .
“…la ley enseña lo siguiente que el sacerdocio es algo que viene de Dios y no de los hombres…Si sientes decir de alguien que se denomina sacerdote que su vida es delicada, que prodiga perfumes y buen color, como es el caso de muchos que se engalanan con lino y púrpura y se engordan en mesas espléndidas, beben vinos exquisitos y se perfuman con los mejores perfumes y toda lo demás que se considera agradable según el gusto corriente de quienes buscan los placeres de la vida, de este podrás bien decir, conforme al evangelio, que se tiene que mirar los frutos, no reconoces el árbol del sacerdocio por sus frutos (Lucas 6:43)” (“Vida de Moisés”, 391-394, de Gregorio de Nissa, hacia 335-395, uno de los Padres Capadocios).

Beateria Negativa

DUREZA FORMALISTA E IDÓLATRA
“El verdadero arrepentimiento es una reversión de las medidas. Enmedio se encuentra Dios. Si esta carencia de sentido de la proporción no es corregido dentro de una alma, el hecho que se haya dejado de ser ateo para hacerse religioso, no ayuda demasiado. El alma continuará ocupándose de trivialidades, con una diferencia: que ahora serán trivialidades religiosas. El objeto que miras con ojos miopes será distinto, pero tus ojos continuarán siendo miopes…Según Efesios, el papel del pastor no es hacer sermones, sino hacer santos. Los predicadores se encuentran más expuestos a la palabrería. Para los fariseos, Jesús era un pecador que incumplía el Sabbath. Esto era lo único que podían llegar a pensar. Olvidaban todas las buenas obras y las enseñanzas de Jesús. La palabra obispo originariamente quería decir pastor principal, el más adelantado en la fe, el hombre que daba su vida por las ovejas en tiempos de persecución. Ahora, en cambio, es alguien con ciertos conocimientos académicos, escogido por hombres que a menudo ellos mismos ni son hijos de Dios. Todavía antes de mi arresto, todos nuestros obispos ortodoxos, excepto uno, habían claudicado frente a las acusaciones del régimen comunista. El obispo reformado hizo igual. Ahora alaban el sistema y denuncian a sus ovejas…Quienes pensaron esos sistemas teológicos y los escribieron en tan perfecto orden, ¿llevaron alguna vez la cruz? Nadie puede pensar sistemáticamente cuando tiene un fuerte dolor de muelas. Si se está crucificado con Cristo, ¿cómo uno puede pensar sistemáticamente?” (Richard Wurmbrand, pastor judeomesiánico –protestante- de lengua alemana, 1909-2001, mártir en Rumanía, donde pasó 14 años en prisiones de aislamiento y bajo torturas).
“Lamentablemente, a medida que el periodo del Antiguo Testamento había ido evolucionando, esas palabras (“puro”, “sin mancha”) fueron tomando más bien un sentido de corrección en las formas religiosas. Santiago rescata la demanda profética de que Dios desea gente pura antes que ceremonias puras” (“Santiago: una fe en acción”, 1985, de Joel C. Gregory).
“…La religión verdadera, este sentimiento emotivo por la Verdad y la Belleza, puede prosperar en ausencia de una teología idòlatra” (Adrian Desmond, extraído de “Huxley”, P. 79).
“Buen católico” y católico “practicante” son dos términos que detesto: para mí sólo son etiquetas que indican cómo cumples de bien el ritual. Eres un católico ejemplar si vas a misa cada día y descuartizas a tu prójimo cuando vuelves de la iglesia; en cambio, las personas caritativas de verdad que no van a misa dominical son paganos y puedes mirarlos de arriba abajo y decir “¡Son la deshonra de su país!”…Por decirlo crudamente, los católicos irlandeses se interesan más por las cuentas del rosario que por el mismo rosario…No se preocupan por los motivos de lo que hacen. Para ellos, es tan importante no comer carne en viernes como creer en la Santíssima Trinidad. Entre los máximos traidores que han existido en Irlanda, esta clase de católicos ocupa el primer lugar; son un estorbo imponente en el camino de la igualdad y de la libertad” (“El precio de mi alma / The Price of my Soul”, 1969, de Bernardette Devlin [McAliskey], *1947, líder norirlandesa) .
“Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón se mantiene lejos de mí” (Evangelio según Mateo 15:8. s. I, apóstol y evangelista galileo).
“Dios lo quiera –resume en un tono que tiene más de duda que de deseo, pero nada esperanzado” (“Laura en la ciudad de los santos”, 1931, novela de Miquel Llor, 1894-1966).
“Cualquier bondad tiesa y dura es contraria a Jesús…” (François de Salinhac de la Mothe, Fénélon, 1651-1715, clérigo y escritor).
“Verdad sin entusiasmo, moralidad sin emoción, ritual sin vida, son cosas que Cristo condenó rotundamente. Carenciendo de fuego, la religión se vuelve una filosofía sin Dios, un sistema ético o una superstición” (S. Chadwick).
“Construí con trabajo un templo. No tenía puertas ni ventanas y los muros eran en piedra maciza. Me alejé del mundo, me olvidé de todo, y ensimismado, me puse a mirar un día y otro la imagen que había puesto en el altar” (Rabindranath Tàgur, 1861-1941, filósofo y escritor bengalí, convertido al cristianismo) .
“Esto os hace saber el Señor, Dios soberano: Aquí me tenéis contra los pastores. Yo mismo buscaré mis ovejas, se las quitaré de las manos y no las volverán a apacentar. Los pastores no se apacentarán más a ellos mismos; salvaré de su boca mis ovejas y nunca jamás las podrán devorar” (Ezequiel 34:10-11, profetiza hacia 592-570 a. C.).
“Que la finalidad de la salmodia sea un diálogo en silencio con Dios, por medio de una intercesión tranquila y sin turbación. No multipliquemos la recitación (de versículos) como los necios, mientras que con los pensamientos divagamos por los estercoleros; más bién alejémonos cuando nos vemos privados de los bienes que un intelecto prudente recoge en tales momentos” (Centurias, 1:54 de Isaac de Nínive o el Siríaco, s. VII, imprimida en traducción latina el 1497 en Barcelona, en los talleres de Jaume de Gumiel como Liber abbatis Ysach de ordinatione anime).
“Muchos toques por el pecho, y el demonio por la punta de los dedos” “La cruz en el pecho, y el diablo por los dedos” (Dicho de los hipócritas) (Refranes de Baleares). “Hágase el milagro, aunque lo haga el diablo” “Cuanto más cerca del altar, más cerca del demonio” “Bien está el diablo para hacer cruces” “Beato de iglesia, diablo en casa” (Refranes).
“Los primeros cristianos eran “poco religiosos”, como se ve, pues, los de Jerusalén, por el momento, continuaron yendo al Templo de siempre; y los de Roma no sintieron necesidad ni de templos ni de imágenes, hasta el punto que la gente los tenía por ateos” (“Transparencia a la cumbre”, J. Rovira Tenas, cura católico catalán).
“A vosotros os conozco y sé que no tenéis dentro de vosotros el amor de Dios” (Evangelio según Juan 5:42, hacia 69-90 d. C.).

Beateria Negativa

MORALISMO ESTRECHO, SUPERSTICIÓN Y MANÍAS
“Era tan moral que perseguía a las conjunciones copulativas” (Ramón Gómez de Serna 1888-1963, periodista y escritor madrileño).
“La moralidad es sólo una parte de la Ley de Dios. Dejadme decirlo con mayor exactitud: la moralidad escamotea la totalidad de la Ley de Dios” (“Las características distintivas del verdadero cristiano”, de Gardiner Spring).
“Los curas siempre parecen especialmente horrorizados sobre cosas como tomar el sol y cuerpos desnudos. No les importa tanto, ni de lejos, la pobreza o la miseria o la crueldad hacia los animales” (Susan Ertz, novelista, de “The Cassell Dictionary of Cynical Quotations”, por Jonathan Green).
“Un comportamiento eclesial que cierre las puertas a la protesta apasionada frente a la falsificación de la verdad, no proviene de la obediencia total a Jesucristo; se convierte en una postura humana arbitraria. Sólo puedo considerar la culpa que con su prudencia la Iglesia ha cargado encima de las propias espaldas, como la consecuencia de un camino en qué la carencia de gozo en la confesión recta de la fe, la carencia de fuerza creyente y de disposición para el sufrimiento ya hacía tiempo que eran perceptibles entre nosotros. Esta es nuestra culpa. Nuestra Iglesia, que durante estos años sólo ha luchado por la propia existencia, como si esto fuera una meta absoluta, es incapaz de ser la portadora de la palabra que tiene que reconciliar y redimir a los hombres y al mundo” (Dietrich Bonhöffer, 1906-1945, pastor evangélico de la Iglesia confesante de la resistencia antihitleriana y gran teólogo de la postguerra, vivió en Barcelona en 1928-29).
“Debajo, aquí abajo…
los vientos del cambio soplan a través de la noche abatida.
Rogué a mi alma y me encontré brillando en la luz de la mañana,
Debajo, aquí abajo.
Debajo, aquí abajo,
no es nada fácil ser como es debido.
(…) Me hiciste cuando el mundo era nuevo y los cielos azules..
(…) y soy aquí porque eres tú.
Ellos dicen que nunca veré tu faz y que estamos fuera de tu gracia,
A quien tú diste forma con tu mano,
y llevaste por toda la tierra,
pero soy feliz sólo con saber que tú debes ir dónde debo ir yo
por dónde hay vientos, y cicatrices para mostrar viviendo aquí debajo, aquí abajo…”
(“Down here below”, de Abbey Lincoln [Anna Marie Wooldridge], *1930, actriz y cantante afroamericana de jazzblues y activista por los derechos civiles).
“Aunque no era una mujer de espíritu religioso, mistress Hannah, como todas las mujeres de su posición social, tenía la mente salpicada de frases de las Escrituras, muchas de las cuales de tono árido y sombrío” (“Home from the Hill / Con él llegó el escándalo”, 1960, de William Humphrey, *1929, escritor texano).
“De devociones absurdas y de santos amargados, libranos, Señor” (Teresa de Cepeda y Ahumada, Santa Teresa de Jesús o de Àvila, 1515-1582, mística castellana).
“Los graves teólogos hicieron corro para escuchar mis nuevas, y como era bien poco aquello que les podía decir, tuve que inventar en honor de ellos una leyenda piadosa y milagrera: ¡Su Santidad recobrando la ufanía jovenil mediante una reliquia! Prior, con el rostro resplandeciente de fe, me preguntó:
-¿De qué Santo era, hijo mío?
-De un Santo de mi familia. Todos se doblaron como si yo fuera el Santo” “La conversación era lánguida, de una languidez apocada y beata” (“Sonata de Primavera”, Ramón del Valle-Inclán, 1866-1936, escritor gallego del esperpento español).

— ENLACE ELACIONADO —

Anuncios

4 comentarios en “Beateria Negativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s