Qué es herodianismo – Parte 3ª

SECTAS JUDAICAS: LOS HERODIANOS

3ª PARTE: LA IGLESIA A LA LUZ DE LA PALABRA

Qué es herodianismo - Parte 3ª 01

5.1. IGLESIA Y DINERO
La Iglesia que depende del dinero es una contradicción, es un sinsentido. La Iglesia, en su origen, no puede estar sometida al plano económico. Es otra la esencia de las comunidades eclesiales. Este parámetro es muy fiel para reconocer las motivaciones subyacentes y la coherencia evangélica de las iniciativas. ¿Qué pasaría si no tuviésemos ni un solo centavo para nuestras actividades eclesiales? ¿Cómo sería una pastoral sin dependencia de dinero? ¿Qué sostendríamos? ¿Cómo lo haríamos? ¿Seguiríamos? Son preguntas que podrían tildarse de irreales, pero de su respuesta depende la veracidad de nuestra actitud. ¿Seríamos capaces de devolver el denario al César? ¿Estamos en condiciones de asegurar que sin dinero nuestra Iglesia sigue en pie? Porque si la respuesta es negativa, si nos declaramos dependientes del dinero, entonces nos asumimos en la vereda de los fariseos y los herodianos. Nos declaramos insertos en el sistema, e incluso maquinaria del sistema. Jesús intentó zafarse del sistema imperial para criticar ese sistema. Nuestra Iglesia debería zafarse también, para que la crítica sea evidente. No es válida la exhortación a la pobreza que se hace desde un trono dorado, no es válida la denuncia sobre el déficit asistencial firmada dentro de un palacio. La dependencia del dinero nos hace incapaces de criticar al dinero y a su mecanismo opresivo. Es el fetiche de la mercancía, el misterio del denario que nos ciega y no nos deja ser, realmente, discípulos, realmente Iglesia, realmente ciudadanos del Reino.
«Pese a los intentos del clero protestante y católico de auto-engañarse, Hitler no era cristiano y la mayoría de los miembros de su movimiento eran explícitamente anticristianos. Por supuesto, a veces Hitler adoptaba una actitud engañosa. (…) En la década de 1920 dijo a Ludendorf que tenía que disimular su odio al catolicismo porque necesitaba el voto de los católicos bávaros tanto como el de los protestantes prusianos: “el resto puede llegar más tarde”. (…) En realidad, odiaba al cristianismo y demostró un justificado desprecio por sus fieles alemanes. Poco después de asumir el poder dijo a Hermann Rauschnig que se proponía arrancar “de raíz” el cristianismo alemán. “Uno es cristiano o alemán. No es posible ser ambas cosas”. Creía que el método podía ser “permitir que se pudra como un miembro gangrenado”. También decía: “¿Usted cree realmente que las masas volverán a ser cristianas?. Tonterías. Nunca más. La historia ha terminado… pero podemos apurar las cosas. Obligaremos a los párrocos a cavar sus propias tumbas. Traicionarán a su Dios por nosotros. Traicionarán lo que sea en beneficio de sus miserables empleítos y sus rentas”». (Paul Johnson [historiador británico que no ahorra críticas a la Iglesia], Historia del Cristianismo, Javier Vergara Editor, 1999).

“Elogio del dinero”

“… El profundo conocimiento eclesiástico que recientes acontecimientos le habían facilitado, había convencido (Lutero) que pocos de estos agentes del papado parecían creer en lo que profesaban. Se ve empujado a la conclusión de que la curia pontificia se encontraba compuesta de nihilistas peligrosos, incluso de ateos… Y la historia ha demostrado que Lutero tenía razón en pensarlo” “Lutero fustigaba la pompa mundana del Papa y de los cardenales, su avaricia y sus hurtos … Se refería a los 300 secretarios papales, y los descalificaba como un enjambre de gusanos derrochadores de los bienes de Alemania y de otros países” (Lutero, James Atkinson, 1968).
Mt 23,14: “¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas, que devoráis las casas de las viudas y hacéis por aparentar largas oraciones!”

Qué es herodianismo - Parte 3ª 03

5.2. COMO ENTRA EL DIABLO EN LAS CONGREGACIONES
¿Cuáles son las puertas por las que el Diablo penetra en las Iglesias?
Básicamente son dos, a través de las cuales el Mundo y César chantajean a las congregaciones (en países donde hay libertad religiosa):
-Los asalariados titulados, a menudo mal llamados “pastores”. “Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa, porque es asalariado y no le importan nada las ovejas” (Juan 10:12-13).
Los templos de piedra. “El cielo es mi trono…¿Qué casa, me edificaréis? dice el Señor…¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!. Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros” (Hechos 7:47-51).
Estos dos factores favorecen el crecimiento de tendencias “herodianas” (favorables al Poder constituído pagano y paganizante, es decir, a César y a Mammón).

Qué es herodianismo - Parte 3ª 02

– – – ENLACES RELACIONADOS – – –
Anuncios

6 comentarios en “Qué es herodianismo – Parte 3ª

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s