Qué es herodianismo – Parte 2ª

SECTAS JUDAICAS: LOS HERODIANOS

2ª PARTE: REFERENCIAS ESCRITURALES
CAPÍTULO 4º: HERODIANOS EN LA BIBLIA

Qué es herodianismo - Parte 2ª 02

4.1. REFERENCIAS A LOS HERODIANOS EN EL NUEVO TESTAMENTO
Los herodianos eran una secta o un partido mencionado en el Nuevo Testamento como teniendo en dos ocasiones – una vez en Galilea, y de nuevo en Jerusalén – una disposición hostil hacia Jesús (Marcos 3:6, 12:13, Mateo 22:16, cf. también Marcos 08:15, Lucas 13:31-32, Hechos 4:27). Los herodianos aparecen unidos a los fariseos para entrampar a Jesús (Mt. 22:16; Mr. 3:6; 12:13).
El nombre de “Herodianos” aparece tres veces en el N.T.: Mc 3,6 (sin paralelo en Mt y Lc); Mt 22,16=Mc 12,13 (sin paralelo en Lc). Se les cita unidos a los fariseos en su hostilidad hacía Jesús.
Mc. 3,6 puede ser una afirmación escrita por el evangelista al final de la serie de controversias que van de Mc. 2 a 3,5. Otra vez que aparecen los herodianos es en una introducción a otra controversia: la cuestión concerniente al pago del tributo (12,13).
Estos herodianos no deben confundirse con la secta judía que consideró a Herodes el Grande como el Mesías (Pseudo Tertuliano, «Adversus omnes haereses»). E. Bikermann asegura que semejante secta nació de la imaginación de los heresiólogos, al considerar como doctrina de una secta judía sobre el Mesías una interpretación judía de Gn. 49,10 según la cual Herodes habría sido el que puso fin a la realeza o dominio de Judá. (Haag-Ausejo, Diccionario de la Biblia, col. 838).
Al mencionarlos juntamente con los fariseos, como grupos contrarios a Jesús, se haría referencia a un grupo de partidarios de Herodes Antipas, quienes, como amigos y aliados de los conquistadores romanos, desempeñaban en Galilea el mismo papel que los saduceos en Jerusalén (compárese Mt 16,6 con Mc 8,15).
Flavio Josefo menciona la existencia de tales grupos en tiempos de Herodes I o el Grande (cfr. U. Kellermann, DENT, col. 1800).

Qué es herodianismo - Parte 2ª 01

4.2. LOS HERODIANOS: EL GRUPO HOSTIL TANTO A JUAN EL BAUTISTA COMO A JESUCRISTO
Presentamos una original teoría de W. J. Bennett, Jr.: Examina un elemento importante estructural en el evangelio de Marcos, es decir, la relación de Jesús a Juan Bautista. La relación de Juan a Jesús en el evangelio de Marcos es la del heraldo al Mesías. Marcos identifica a Juan con Elías, el profeta del Mesías. El Hijo del hombre es identificado con Jesús (Mc 1,6; 9,11-13). Es importante notar que el centro de la predicación de Juan en Marcos no es la penitencia, la conversión. Se centra en uno que es «más poderoso que yo».
Lo importante en Marcos no es la predicación de Juan, sino el destino de Juan y Jesús. De muchas maneras enlaza el destino de estas dos figuras escatológicas:
a) Muerte de Juan en Marcos 6.
b) Tanto Elías como el Hijo del hombre están destinados a padecer antes de la inauguración del Reino de Dios (Mc 9,11-13).
c) Los viñadores homicidas (Mc 12,1-12). Juan (en Marcos) cumple su destino a manos de Herodes Antipas. Jesús, a manos de Poncio Pilato, aunque instigado por los fariseos, saduceos y otros grupos judíos vagamente definidos.
Es este grupo (herodianos) el lazo o nexo de unión entre los enemigos de Juan y los de Jesús. Y de los enemigos de la iglesia verdadera actual.

Qué es herodianismo - Parte 2ª 06

4.3. EVANGELIO DE MARCOS: LA ALIANZA ENTRE FARISEOS Y HERODIANOS CONTRA JESÚS

4.3.1. MARCOS 3: “Al salir, los fariseos, junto con los herodianos, celebraron enseguida una reunión para confabularse contra él, para ver como perderle” (Marcos 3:5-6).
Así pues, los herodianos eran un grupo partidarios de la dinastía reinante impuesta por la autoridad romana, seguidores de Herodes el Grande y de sus sucesores, constituyendo una fuerza política en Israel.
Y la vez, eran considerados como poco amigos de los fariseos. Pero algo va a unirlos hasta el final: la persecución de Jesús.
El mantenimiento de la política del rey Herodes requería puntos de vista laxos y “poco ortodoxos” (más allá de lo puramente ritual y aparatosamente visible) por lo que los herodianos tenían que tener puntos en común con los saduceos. Lo que se denomina “la levadura de Herodes” (Marcos 8:15) es parecida a “la levadura de los saduceos” (Mateo 16:6).
Los herodianos eran partidarios de un tirano, una especie de fascistas o populistas, mientras que los saduceos eran helenizantes, diríamos que una especie de “pijos” a la moda, “ciudadanos del mundo”, “modernos”. Los herodianos se centraban en el apoyo político a un tirano colaboracionista con Roma. Los saduceos estaban culturalmente influídos por el paganismo y la cultura greco-romana del Imperio.
Después del milagro de Cristo en el día de reposo “los fariseos salieron y tomaron consejo con el H. en contra de él cómo podrían destruirle” (Marcos 3:6). Los fanáticos legalistas (fariseos) se unieron a los colaboracionistas fascistas (herodianos), para deshacerse de aquel que frustró sus puntos de vista tanto de la misma manera por el establecimiento de un reino espiritual adverso tanto el legalismo como del reino temporal compuesto de violencia y corrupción del dinero.
Como cristianos tenemos muchos enemigos de nuestra fe, hay herodianos actuales que tienen como objetivo principal apartarnos de la sana doctrina y enredarnos en la corriente de la corrupción del Estado. En esta corriente encontramos a los herodianos modernos infiltrados como falsos hermanos en la iglesias, incluso afiliados a partidos gobernantes y corruptos, en un espíritu demoniaco de mentira. Esta corriente esta arrastrando a muchos cristianos apartándoles de una fe pura y adentrándoles en la componenda y la mentira.

4.3.2. MARCOS 8: “Entonces él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y la levadura de Herodes.” (Marcos 8:15).
En la Biblia, la levadura es a menudo representado como un símbolo del pecado o el mal. Por ejemplo, cada temporada de la Pascua, los Judios tuvieron que remover toda la levadura de sus casas y nunca se les permite utilizarla en cualquiera de sus ofertas. Sin embargo, como Jesús dijo, la levadura es también un tipo de doctrinas erróneas y engañosas.
Según las Escrituras, la levadura, al igual que la mayoría de pecado, comienza pequeño y escondido, que si no se controla, con el tiempo se extiende, se infiltra e infecta a toda la persona, la iglesia o comunidad. La advertencia del Señor a sus discípulos demuestra que, como creyentes en Cristo, no somos inmunes a esta enfermedad mortal. De hecho, actualmente hay “muchos fariseos modernos y herodianos que escupen su levadura demoníaca, todavía con la esperanza de “enredar” al Señor y llevar a muchos de sus seguidores por mal camino.
La única defensa contra la levadura de Herodes es la verdad. La Palabra de Dios sin concesiones.
Juan el Bautista, ante un rey malvado y ante una cultura dominante de un Imperio ocupante pagano, actuó con audacia y valentía según la Palabra de Dios, aún a costa de su propia vida. “Juan le decía a Herodes:« No te es lícito tener la mujer de tu hermano” (Marcos 6:18). Con firmeza ante cualquier oposición que pretende convertir la gracia de Dios en la levadura de Herodes.

Qué es herodianismo - Parte 2ª 05

4.3.3. MARCOS 12: “Entonces le enviaron algunos de los fariseos y los herodianos, para sorprenderle en sus palabras.” (Marcos 12:13)
Debido a que se ha escrito mucho sobre el espíritu legalista e hipócrita representado en la levadura de los fariseos, habría que entender en qué consiste la levadura o el espíritu de Herodes, que ha penetrado en la iglesia de una manera mucho más insidiosa.
De hecho, los herodianos eran un influyente grupo religioso y político compuesto de Judios que aceptaban el estilo de vida helenizado o romano, favorables hacia las costumbres griegas, cosmopolitas. En otras palabras, estos fueron los Judios que querían ser “normales”, según patrón internacional homologable.

Qué es herodianismo - Parte 2ª 04

4.4. LOS HERODIANOS EN EL EVANGELIO DE MATEO: SOBRE EL DINERO DEL CÉSAR
La misma coalición de fariseos con herodianos aparece al final del ministerio de Cristo (Mateo 22:15-16, Marcos 12:13 y Lucas 20:20). “Los fariseos le mandaron a varios discípulos con otros de Herodes” como espías, fingiendo ser gente corriente, para inculparle de sus palabras, y así entregarlo a la autoridad del gobernador. Con palabras de adulación a como “no hacer acepción de personas” (por el cual le tientan para conseguir que Jesús se pronuncie contra el César) le preguntan: “¿Es lícito que paguemos el tributo al César?”. Si contestaba que “no” podían denunciarlo al gobernador romano, si contestaba que “sí” despertarían a la gente contra él como una violación de la ley (Deuteronomio 17:15).
“Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: “Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie. Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?”. Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: “Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto”. Ellos le presentaron un denario. Y él les preguntó: “¿De quién es esta figura y esta inscripción?”. Le respondieron: “Del César”. Jesús les dijo: “Devolved al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mt. 22, 15-21).
La intención de los que debaten es distinta a la de Jesús. Tanto fariseos, como herodianos, como saduceos, como escribas, buscan tender trampas. No son sinceros en su acercamiento a Jesús. Y Jesús lo sabe. Ahora está en Jerusalén, en un territorio completamente enemigo, bajo la sombra de la muerte. Sus enemigos religiosos planean, traman conspiraciones.
“Devolved al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”:
“Devolved al César…”, es decir, que no se metan en relaciones con el paganismo y el poder mundano.
“y a Dios lo que es de Dios” El hombre está hecho a imagen de Dios se debe a Dios (Génesis 1:27, 9:6 Génesis, Hechos 17:29; Santiago 3:9, Lucas 15:8-9).
Agustín de Hipona (354-430) lo explica así: “El verdadero honor para el hombre es la imagen y semejanza de Dios, que no se conserva sino con el auxilio del Mismo que la imprimió” “Si el César busca su efígie impresa en la moneda, ¿no ha de buscar Dios su imagen en el hombre?”
Debido a que Judá no se somete a Dios, ahora está bajo el César extranjero. “Su pregunta por lo tanto, era como si un adúltero le preguntara, era lícito para él para pagar la pena de su adulterio” (Claudio).
Sin embargo, tal es la perversidad del hombre, que tuvieron el descaro poco después en el juicio de Jesús ante Pilato al decir: “Hemos encontrado a éste que pervierte a la nación, y que prohíbe dar tributo a César, diciendo que él es el Cristo, un rey” (Lucas 23:2).
Y también: “Pilatos intentaba liberarlo, pero los judíos gritaban: “Si lo sueltas, no eres adicto al César. El que se hace rey a sí mismo se declara contrario al César” (Juan 19:12). Vemos pues cómo estos religiosos y herodianos judíos, ante la luminosa justicia del Mesías, prefieren al déspota extranjero y pagano antes que a Aquél que venía a salvarles. Preferían al Estado brutal y pagano antes que a Dios. Veremos que gran parte del clero actual tiene esta misma actitud viciada.

Qué es herodianismo - Parte 2ª 03

4.4.1. PODER POLÍTICO Y DINERO EN EL TEMA DEL TRIBUTO
Lo que podemos suponer es que la inclusión de los herodianos en este pasaje responde a la naturaleza política del debate. La dinastía herodiana se sostuvo mientras fue servil a Roma; cuando se acabó la relación de beneficio mutuo, se acabaron los descendientes de Herodes. En una pregunta concerniente al Emperador romano, los herodianos, como buenos espías, necesitan saber si alguien alterará el orden que les permite conservar el poder en la región. Este control espía sobre Jesús tiene sentido si recordamos que Lucas menciona la posición de Jesús frente al impuesto imperial como una de las acusaciones en su contra durante el juicio final (cf. Lc. 23, 2). Si bien hoy se considera esto un añadido redaccional lucano, no es imposible imaginar que parte de las acusaciones para crucificarlo tuvieron que ver con sus críticas al estado de las cosas.
El planteo de fariseos y herodianos no es sólo tramposo, sino que equivocado. Ellos siguen pensando en plano de dinero, de compra-venta, de tributos, de opresión. Jesús ya ha dado un salto de calidad. El Reino que predica se mueve en otro plano distinto. La traducción corriente de la respuesta famosa de Jesús, en su error, desvía la atención del sentido real; normalmente, nuestras Biblias traducen como dar al César lo que los originales griegos expresan como devolver (apodidomi) al César. Jesús dice a sus interlocutores que devuelvan ese denario al César, que den el dinero al que ha acuñado el dinero, porque no sirve para el Reino, es inútil. La idea no es darle lo propio, no es regalarle Palestina a Roma; al contrario, es devolver en señal de indiferencia; el dinero no sirve en el Reino, Jesús no lo quiere, y los fariseos, sobre todo, no deberían quererlo tampoco. Si lo tienen es porque siguen pensando en plano económico-imperial, siguen atados a una estructura que es opresora y opuesta a Yahvé. Jesús intenta abrirles los ojos. El Reino de Dios no puede pensarse con categoría romanas; eso es seguir en lo mismo. El Reino de Dios es algo novedoso, no sometido a la tiranía de los gobiernos personales ni a los vaivenes de una economía tributaria. El Reino de Dios no quiere dinero, no lo necesita, está muy por encima del denario que debe ser devuelto a su acuñador para que lo siga usando si lo desea, pero que no se confunda el símbolo del denario con el símbolo del Reino.

– – – ENLACES RELACIONADOS – – –
Anuncios

6 comentarios en “Qué es herodianismo – Parte 2ª

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s