El “indio” aquel que debe morir

EL “INDIO” AQUEL QUE DEBE MORIR

A los dos lados del Atlántico, los hombres y las instituciones recuerdan el Descubrimiento de América.
La Europa recordará a los descubridores que hace quinientos años se aventuraron por un mar desconocido hasta entonces; la Iglesia celebrará el heroísmo de los misioneros que acompañaron a los descubridores para llevar al Nuevo Mundo la luz de la fe; los libros de historia enumerarán, una vez más, las inmensas riquezas de las tierras conquistadas que sirvieron, en Europa, para embellecer templos y palacios, poner en marcha el engranaje de la industrialización, del progreso, favoreciendo la creación de una sociedad opulenta y consumista.

securedownload

Sin embargo, pocos hablarán del INDIO, dueño de la tierra que los blancos, después de la ocupación armada, transformaron en feudo propio y en reserva de riqueza a bajo precio. Así quedarán ocultos, una vez más, viejos “fantasmas” o recuerdos de tiempos pasados. Desde el encuentro con la cultura indígena, el pensamiento del hombre blanco fue evolucionando muchas veces en sentido negativo con respecto a los indios: primero, los nativos fueron considerados como menores de edad, niños ingenuos, fáciles de convencer y someter; luego se les consideró pendencieros y maliciosos, propensos al engaño y al robo, y, sobre todo, fueron considerados como paganos, con costumbres que debían ser destruidas por ser producto del demonio.
Pronto surgió una sociedad colonial basada en el color de la piel: el blanco en el primer lugar, como estirpe superior, y el indio en el último, considerado casi como bestia. Hizo falta que el Papa Pablo III, en 1537, afirmase que los indios eran “verdaderos hombres”.
Ello sirvió de poco, pues cuatrocientos veinte años después, en septiembre de 1957, la Corte Suprema de Justicia de Paraguay hubo de notificar a los jueces que “los indios son seres humanos, como los otros habitantes del país”.

LINEA DE ACCIÓN

Son cuatro líneas comunes de actuación que los misioneros nos hemos propuesto:

  • La primera es la lucha por la tierra. El indio, para sobrevivir, tiene necesidad absoluta de la tierra. Para él la tierra no es algo sobrante, superfluo o de lucro; la tierra es “la Madre Tierra”, de la cual día tras día reciben el sustento. El la venera y tiene con ella una relación del todo especial. Por otro lado, el indio tiene derecho a la tierra porque ésta ha sido siempre suya desde tiempo inmemorial. Es un derecho histórico.
  • La segunda línea es la del respeto por la cultura indígena. Hace algunos años se pensaba del indio como de un salvaje, y su cultura se tenía como llena de supersticiones, paganismo, etc. Hoy comprendemos que el indio puede ser técnicamente primitivo, en cuanto que le falta el acceso al progreso del mundo moderno, pero no es culturalmente primitivo: es sólo diferente. Y en muchas cosas esta cultura diferente del indio tiene mucho que decir a la cultura consumista y materialista del blanco.
  • La tercera línea común es la defensa del indio en términos de autodeterminación.
    Para la ley, el indio es un eterno menor de edad que tiene necesidad de tutela a cargo de un organismo estatal del cual depende en todo y para todo. Por el contrario, los misioneros afirmamos que el indio es una persona culturalmente desarrollada y, por lo mismo, portadora de un derecho inalienable a la autodeterminación, a ser protagonista de su propia historia.
  • Finalmente, la cuarta línea consiste en defender al inicio del resto de la sociedad circundante. Lo que nosotros los misioneros queremos hacer es ayudar a los diversos pueblos indígenas presentes en el país a unirse entre sí para la defensa común de los derechos comunes. Incluso más: a unirse con los otros segmentos de la sociedad que, como ellos, se encuentran en una situación de opresión y explotación de los campesinos, el operario de la fábrica, los negros, las mujeres.

Laguna Sargazo-AndesMost widely spoken native languages in Latin America

— ENLACE RELACIONADO —

Nuevo Mundo – película mexicana censurada por iglesia y gobierno en 1976

Anuncios

2 comentarios en “El “indio” aquel que debe morir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s