Profetas y apóstoles frenta a los asalariados

PROFETAS Y APÓSTOLES FRENTE A LOS ASALARIADOS

Muchos grupos han relegado a los profetas (los que predican contra los males morales y sociales concretos que también suelen fomentar los líderes religiosos) y a los apóstoles (“enviados”) a seres exclusivamente del pasado (y, a veces, para “confirmar” sus opiniones, caso de tenerlos cerca, los han expulsado de “sus sinagogas”). Por no reconocer la autoridad escogida o los llamados por Dios para cada aspecto, hay mucho desequilibrio, vergonzosa desunión y falsa autoridad humana y sectaria. La mayoría de “evangélicos” da por buena la autoridad de asalariados (no digamos ya de los no-evangélicos), a pesar de lo que el Señor dijo en Juan 10:12-16: “Mas el asalariado, y que no es el pastor…Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil…”. Pero, como dice el Salmo 82: “No saben, no entienden…”. Hay muchas ovejas dispersas por culpa de asalariados y malos pastores, que son de otro redil, y las denominaciones suelen preferir mantener todas sus falsas ortodoxias, tradiciones humanas fósiles, estatutos, etc. antes que ir a buscar a estas ovejas perdidas. “Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía” (Jn. 10:6),
Los profetas son como Pablo: “para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis” (1ª Tesal. 1:4-5). A veces ha habido, y hay, grupos religiosos que fortalecían “las manos de los impíos, para que nin guno se convirtiera de su maldad” (Ez. 13:22). Entonces Dios les envía “un poder engañoso para que crean mentira” (2ª Tesal. 2:11). “El les dio lo que pidieron” (Salmo 106:15).
El sacerdote del Antiguo Testamento, como el asalariado denominacional de hoy, podía realizar su trabajo rutinariamente, incluso sin inquietudes espirituales. El profeta no. Aún cuando los demás callan, el profeta debe hablar, quiera la gente oirlo o no. El profeta debe luchar por ir más allá de la superficial religión popular de consumo. El sacerdote debía preservar el estado prevaleciente de las cosas, “el orden” (dado), así como el asalariado hoy preserva las tradiciones de las que le llega el sueldo y el mantenimiento de su familia, en un juego de equilibrios entre lo que le piden, lo que cree, lo que sabe mejor, etc. Pero el profeta debía penetrar e interpretar el presente a la luz del pasado y luego ayudar a garantizar un futuro. Así, los asalariados llenan los sitios de honor en las reuniones, y los profetas coleccionan los desprecios, en los últimos lugares y, a veces, la cárcel y la muerte, por ser los médicos que exponen las llagas no agradables de ver ni de reconocer (hay muchos dentistas que tratan las caries de los grupos religiosos con el oro reluciente de los donativos, pues “el Señor les envía” prosperidad). El profeta lleva el yugo para que otros lleguen a ser libres. El amor a la libertad en Cristo suele crecer a medida que se conoce la sumisión de la gente a la tiranía y a los horribles ídolos del pasado que brillan, lustrados por los labios resecos de la gente que prefiere la esclavitud vital y religiosa.

LOS “FALSOS HERMANOS”
“Y también el Apóstol decía: “He provisto a mis necesidades ya las de los que estaban conmigo con mis propias manos” (Hch 20,34). Y el mismo Señor primer obraba y después enseñaba. Todo el mundo debería convencer, pues, que tiene más credibilidad el que enseña con obras que el que lo hace con palabras. Pero aquella gente cierran los ojos ante estos ejemplos y con formas arrogantes mandan lo que hay que hacer” (“Discurso ascético muy necesario y de gran utilidad”, de Nilo el Asceta, Egipto, s. IV o VI) .
“Los más violentos asaltos que el cristiano interior tiene que conocer, provienen de los cristianos que pretenden ser norma –los que tienen una devoción al Señor, una falsa devoción. Hay un carácter vil dentro de estas personas, malicia e hipocresía. Los creyentes con vida interior se dan cuenta, y de alguna manera este reconocimiento provoca hostilidad de los que se oponen a la vida interior. Casi parece ser un conflicto entre ángeles y demonios” (Jeanne Marie Bouvières de la Mothe Guyon, Madame Guyon, 1648-1717, líder del quietismo francés, encarcelada 4 años en la Bastilla).

EL DIEZMO
El diezmo es del antiguo pacto y no aparece en el NT. Allí se refiere a evangelizar “sin zurrón”, aunque “no poner bozal al buey que trilla”. Eso puede significar que el pastor tiene derecho a comida y techo. ¿A más? Pablo cosía tiendas para ganarse la vida y era el apóstol de los gentiles. También Jesucristo habla contra “los asalariados”. Un pastor cuidadoso tiene que temer ser considerado “asalariado”, puesto que el Señor mismo previene contra ellos. No temer es un signo de ligereza espiritual, pues claramente dice el apóstol: “Sin embargo, no hemos usado de este derecho, sino que cubrimos todos nuestros gastos, para evitar cualquier tropiezo al Evangelio de Cristo” (1 Cor. 9, 12).

“SUPERESPIRITUALIDAD FUERA DEL MUNDO”
Muchos cristianos no desean realmente encararse con los hechos. Pensar cuesta mucho. Se sienten como niños que necesitan que alguien siempre les mande y consuele y les diga que todo va bién. Viven en un mundo devocional idílico, con los ojos cerrados a las verdades inquietantes, y los oídos sólo abiertos a las alabanzas para las obras de sus manos o de las de sus indiscutidos “líderes” (que detentan una curiosa versión “protestante” de la “infalibilidad” papal). Y si estos vigías se han dormido, incluso eso parece tranquilizarlos: Paz y reposo y que falte la visión (que les pudiese hacer trabajar más y “meterse en líos”). Sobre todo no escuchar “críticas” a su dulce rutina religiosa somnolienta. Ezequiel 33.

LOS ASALARIADOS Y EL DINERO
Los asalariados necesitan dinero y afiliados para seguir. No tienen más remedio que tener en cuenta el dinero. Porque son asalariados. “El asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, cuando ve venir el lobo las abandona y huye, entonces el lobo se apodera de ellas y las dispersa. Es porque él es asalariado y le dan igual las ovejas” (Jn. 10:12-13). Para un asalariado, las ovejas que realmente cuentan e interesan son las que pagan los diezmos según el Antiguo Testamento.
«Pese a los intentos del clero protestante y católico de auto-engañarse, Hitler no era cristiano y la mayoría de los miembros de su movimiento eran explícitamente anticristianos. Por supuesto, a veces Hitler adoptaba una actitud engañosa. (…) En la década de 1920 dijo a Ludendorf que tenía que disimular su odio al catolicismo porque necesitaba el voto de los católicos bávaros tanto como el de los protestantes prusianos: “el resto puede llegar más tarde”. (…) En realidad, odiaba al cristianismo y demostró un justificado desprecio por sus fieles alemanes. Poco después de asumir el poder dijo a Hermann Rauschnig que se proponía arrancar “de raíz” el cristianismo alemán. “Uno es cristiano o alemán. No es posible ser ambas cosas”. Creía que el método podía ser “permitir que se pudra como un miembro gangrenado”. También decía: “¿Usted cree realmente que las masas volverán a ser cristianas?. Tonterías. Nunca más. La historia ha terminado… pero podemos apurar las cosas. Obligaremos a los párrocos a cavar sus propias tumbas. Traicionarán a su Dios por nosotros. Traicionarán lo que sea en beneficio de sus miserables empleítos y sus rentas”». (Paul JOHNSON [historiador británico que no ahorra críticas a la Iglesia], Historia del Cristianismo, Javier Vergara Editor, 1999).
“Los fariseos, que eran amigos del dinero, oyeron todo esto y se reían de Jesús. Él les dijo: -Vosotros sois los que ante la gente os hacéis pasar por justos, pero Dios conoce vuestros corazones: lo que es admirado entre los hombres, es detestable a los ojos de Dios” (Lucas 16:14-15).

Carlos Osoro, el prelado que sustituyó a Rouco Varela, que vive ahora en un piso de 1,2 millones de euros, le defiende argumentando que fue una donación y que se encontraba vacío: “No ha costado absolutamente nada”
Palabras del pastor evangélico luterano, el alemán Martin Niemöller, prisionero “personal” de los nazis y héroe de la Iglesia Confesante (que confesaba que el enviado de Dios era Jesús y no el Führer)
“Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar.”
Y un fragmento de su sermón (con comentarios) ante los representantes de la iglesia confesonaria en enero de 1946:
“Sí, Hitler atacó a los comunistas, pero ¿no eran ateos y revolucionarios?
Y sí, aniquiló a los incapacitados y los enfermos, pero ¿no eran una carga para la sociedad?
Y claro, agarrar a los judíos era deplorable, pero ¿los judíos no son cristianos, verdad?
Y lo de los países ocupados era una lástima, pero por lo menos eso no ocurrió en Alemania ¿no es cierto?
Ninguna excusa justificaba todo eso – reiteró
Dijo – No podemos negar [la necesidad de expiación] con la excusa de que “me habrían matado si hiciera algo”.
Preferíamos mantener silencio. Está absolutamente claro que no somos inocentes y me pregunto una y otra vez: ¿qué habría pasado si en el año 1933 ó 1934, 14.000 pastores protestantes y todas las comunidades protestantes de Alemania hubieran defendido la verdad hasta la muerte? Si hubiéramos dicho: “No es correcto que Hermann Göring simplemente meta en campos de concentración a 100.000 comunistas para que mueran”. Puedo imaginar que tal vez 30.000 ó 40.000 cristianos protestantes habrían muerto, pero también puedo imaginar que habríamos salvado a 30 ó 40 millones de personas, porque eso es lo que [el silencio] nos costó.”
Con la sabiduría que da la experiencia y ante la tarea de lograr que sus paisanos se hicieran responsables, Niemöller habló con dureza.

LO INDEBIDO Y SUS FATALES CONSECUENCIAS
El hecho de ocupar de manera indebida cargos eclesiales que no existen -tal como ellos los organizan- en la Biblia, conlleva el peligro de caer en todo tipo de desafueros y desequilibrios.
La falsificación y la impostura entre los dirigentes religiosos –a menudo tan pasadas por alto en las congregaciones- lleva otros pecados arracimados no tan “disculpables”.
Volvamos al simple texto bíblico y abandonemos las denominaciones que no siguen modelos bíblicos sino corporativos.
Reclamarse “pastor” sin cumplir lo que dice la Palabra implica enormes riesgos espirituales para quienes actuán así.
¡Hagamos recapacitar al clero “evangélico” o autodenominado cristiano! ¡Actuemos con mayor responsabilidad espiritual!

LOS “REBELDES” FRENTE AL CLERO OFICIAL
Los que hacemos estas matizaciones somos considerados díscolos y francotiradores “contra la Iglesia”. El status sacerdotal del tiempo de Jesús hizo lo mismo contra los apóstoles.
Pero simplemente cumplimos con nuestra obligación. Hacemos lo que hacían los profetas.
Los apóstoles dicen que hay que obedecer antes a Dios que a los hombres. Así pues, cuando las autoridades actúan mal, no tenemos porque obedecerlas. Los padres de la Iglesia decían lo mismo. Mc. 8:15. ¿Obedecieron la sagrada familia a Herodes cuando los Magos? ¿Obedecieron los apóstoles a las autoridades que les prohibían predicar? ¿Se quedó el apóstol dentro de la cárcel donde le habían puesto las autoridades? ¿Callaron los profetas y obedecieron a las autoridades corruptas?
“La palabra obispo originariamente quería decir pastor principal, el más avanzado en la fe, el hombre que daba su vida por las ovejas en tiempos de persecución. Ahora, sin embargo, es alguien con ciertos conocimientos académicos, elegido por hombres que a menudo ellos mismos ni son hijos de Dios. Aún antes de mi arresto, todos nuestros obispos ortodoxos, salvo uno, habían claudicado frente a las acusaciones del régimen comunista. El obispo reformado hizo igual. Ahora alaban el sistema y denuncian a sus ovejas… los que piensan esos sistemas teológicos y los escribieron en tan perfecto orden, ¿llevaron nunca la cruz? Nadie puede pensar sistemáticamente cuando tiene un fuerte dolor de muelas. Si se está crucificado con Cristo, ¿como puede pensar sistemáticamente?” (Richard Wurmbrand, pastor protestante de lengua alemana, 1909-2001, mártir en Rumanía, donde pasó 14 años en cárceles de aislamiento comunistas y bajo torturas).

LOS “HERODIANOS”
Muchas veces a lo largo de la historia se han repetido las estrechas relaciones entre dictadores y asesinos en masa con integristas religiosos, por ej. los herodianos de las iglesias corrompidas e integristas. La crueldad y el sadismo del mundo con su homóloga, la crueldad y la ceguera religiosa. Y la necedad cómoda de muchos religiosos nominales.
Mc. 8:15: El les hacía esta advertencia: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes.»

“Elogio del dinero”

Estos han cedido a la tentación del diablo del Evangelio de Lucas 4:5-8 a Jesús, donde Satanás promete “dar el mundo” a quien le adore.
La Conferencia Episcopal española es la “mantenida” de los gobiernos españoles que la sufragan, liberan de impuestos, etc… y ella, a cambio, se muestra sumisa y calla frente a injusticias y abusos.
Está sobornada. Ha silenciado las voces proféticas para complacer a su amo, Herodes.

Observemos el tipo de idolatría españolista que se gastan: “Diciendo España, digo la Iglesia. Amad a España y amaréis a Dios” (Monseñor Lauzurica, obispo de Vitoria-Gasteiz).
“Pero ellos gritaron: !!Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César” (Juan 19:15).
El genocidio y el crimen nunca puede tener excusas, venga desde donde venga.

 

Anuncios

Un comentario en “Profetas y apóstoles frenta a los asalariados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s