Beatos y animales

¿Qué Tipo De Animal?

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

Algunos miembros de iglesia son como un burro cuando el asunto es la obra del Señor, pero, son astutos como una zorra cuando tratan de sus propios negocios; se apremian como una abeja para esparcir los chismes, pero, se muestran quietos como un ratón en la divulgación del Evangelio de Cristo.

Beatos y animales 03

Muchos son ciegos como murciélagos, no viendo las necesidades del prójimo, pero tienen ojos de halcón para ver los fallos de algunos.
Algunos están ansiosos como un castor delante de una barbacoa, pero perezosos como un perro en relación a las reuniones de oración. Algunos rugen como un león cuando las cosas no les agradan, pero, son dóciles como un cordero cuando precisan del pastor de la iglesia.
Algunos son tan ruidosos como un papagayo cuando piden ayuda de la iglesia, pero, tímidos como un gatito para conversar con el perdido y lentos como un caracol en la visita a los desanimados y enfermos.
Muchos son como lechuzas en las noches de sábado, y como chinches en las mañanas antes de los cultos en los fines de semana y escasos como los dientes de la gallina en las noches de estudio bíblico.

Beatos y animales 01

Nuestro texto bromea con los nombres de algunos animales, pero expresa una realidad que existe en nuestras iglesias.
Parecemos miembros de un club que se reúnen, como una rutina, en un determinado lugar al final de semana, para cantar, poner los pagos al día y volver a casa con la certeza de que cumplió su deber religioso delante de Dios.

Pero, ¿es eso que hacemos “servir al Señor”? ¿el hecho de ir a la iglesia mantiene nuestra luz encendida y brillante?
¿Estamos seguros de que Dios se agrada de nosotros y nos espera de brazos abiertos para con Él estar por todo el eternidad?

Más de lo que colocar una ropa bonita para el templo en los finales de semana, el Señor espera que comprendamos que fuimos salvos y separados para ser una bendición en Sus manos, para testificar al incrédulo de Sus maravillas, para transformar el ambiente de un mundo tenebroso con el propósito de mostrar a todos que están a nuestro rededor, que Jesús Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

Somos mucho más que los animales de nuestra ilustración — somos los hijos amados de Dios, herederos del Cielo de gloria.

Beatos y animales 02

ENLACE RELACIONADO

Anuncios

Un comentario en “Beatos y animales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s