Rutina rebelde y exterminadora

RUTINA REBELDE Y EXTERMINADORA

Santiago 4:17
Los que han sido constreñidos por el amor de Cristo considerarán que ningún sacrificio es demasiado grande para realizarlo por él. Harán por amor a El lo que jamás habrían hecho por una ganancia material. No contarán su vida preciosa para nada, sino como medio. Gastarán y se gastarán con tal que los hombres no perezcan sin haber oído el Evangelio.

Rutina rebelde y exterminadora 02

¿Que es una tarea inmensa? Sí, inmensa, pero no imposible.
La inmensidad de la tarea está indicada por la siguiente visión gráfica del mundo en miniatura: Si reducimos el mundo imaginariamente a una población de mil, tendríamos que 290 de ellos serían cristianos profesantes y 710 no lo serían. De los 290 cristianos profesantes, 70 serían protestantes. Casi la mitad de este pueblo, es decir, unos 500, no habría oído mencionar el nombre de Cristo, pero gran parte sí que habrá oído de Marx o de Mahoma.
Mientras tanto, un 35% de la riqueza de este pueblo estaría en manos de los protestantes, los cuales consumirían un 16% de los alimentos producidos (siendo ellos mismos un 7% de la población, lo cual es un índice de gula en datos matemáticos irrefutables). Ellos se preocuparían de hacer fuertes reservas para el futuro, mientras el resto de la población pasaría hambre (física y espiritual).
¿Cómo va a ser ganado el mundo para Cristo en esta generación con estadísticas como la citada? Imposible, a menos que haya hombres y mujeres que amen a Dios con todo su corazón, y que amen a su prójimo como a sí mismos. La tarea será sólo cumplida con la dedicación y devoción que brotan de un amor real, es decir, en acción y para la acción.

“Me llamáis luz y no me créeis.
Me llamáis camino y no me recorréis.
Me llamáis vida y no me deseáis.
Me llamáis Maestro y no me seguís.
Me llamáis Señor y no me servís.
Decís que soy rico y no me pedís.
Decís que soy misericordioso y no confiáis en mí.
Decís que soy justiciero y no me teméis”

SEÑOR
Enseñame a amar las almas que perecen.
Que mi alma y corazón
el contacto contigo aprecien,
Y dame amor,
como el de Aquel que dio el Hijo suyo,
por dar a los perdidos salvación.
la causa está perdida, a menos que el amor la motive.

Rutina rebelde y exterminadora 01

Anuncios

Un comentario en “Rutina rebelde y exterminadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s