No mas primavera

NO MÁS PRIMAVERA

No mas primavera 02

En el ocaso de su vida, a los ochenta años, una ex emperatriz decía: “Soy una pobre anciana y he sufrido mucho. Ahora busco la paz, la tranquilidad y el olvido en algún apacible rincón del mundo donde haya hermosas flores y un sol resplandeciente y donde mi alma se muera poco a poco. Me parezco a esos viejos
árboles que viven como yo del recuerdo de su pasada belleza. Pero, en tanto que ellos aguardan el retorno de la primavera, yo no tengo nada más que esperar; mi invierno no será seguido de una primavera”.
Nada más que esperar… Por desdicha, ¿era ella de los que el apóstol Pablo define acertadamente: los que “no tienen esperanza”? (1 Tesalonicenses 4:13). Para ellos todo acaba aquí en la tierra, todo se termina con la tumba. Al menos, es lo que dicen porque es lo que desean. Pero un temor los preocupa: algo en ellos insiste en que después de la muerte tendrán que habérselas con Dios. No es posible que las cosas ocurran de otra manera.
Y, por cierto, éste es el lado dramático e inexplicable del asunto: temen ese encuentro con Dios les ofrece una reconciliación, de la cual El cubrió todos los gastos, ellos rehúsan. Quisieran el cielo sin Dios. No tendrán nada.
O mejor dicho, sí tendrán algo. Tendrán lo que se merecieron: serán condenados por la eternidad, lejos de Dios; se atormentarán por haber menospreciado el amo de Dios y reconocerán Su justicia al condenarlos.

No mas primavera 01

Anuncios

Un comentario en “No mas primavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s