El triunfo final no es ninguna utopía

EL TRIUNFO FINAL NO ES NINGUNA UTOPÍA

También vemos los efectos del martirio de la cruz. Jesús sufre la tremenda soledad del desamparo y expresa la desgracia del hombre apartado de Dios. Y sufre sed. Alejado de Dios por el pecado humano que a cargado sobre sí mismo, siente en su cuerpola sequedad. Esa sed que alucina a los hombres y que ahora se mezcla con el dolor de sus carnes desgarradas.

¡Cuánto amor destilado desde la cruz de Cristo! No es amor el que no se destila del dolor y del sufrimiento.Yo te amo cuando sufro por ti y sufro contigo. Tú me amas cuando sufres por mí y sufres conmigo. Todo lo demás son palabras que se lleva el viento. Cristo, desde la cruz, nos enseña cómo es el amor que nos conmueve para el bien y para la paz y la concordia.

El triunfo final no es ninguna utopía 02

Cuando Dios creó al hombre lo hizo a su imagen y semejanza. Su desobedencia a los requerimientos del Diablo trajo al hombre la ruina. Pero el amor de Dios ha querido salvar y reconstruir al hombre a la hermosura y a la gloria primitiva. Para que esto pudiera ser, Dios ha enviado a este mundo a su Unigénito Hijo, a cuya imagen estaba hecho el hombre,para que viésemos como. Dios quiere que seamos.

El hombre ha sido ganado por Jesucristo, no con ejército ni con fuerza, sino con su Espíritu, con su propio sacrificio, el justo por los injustos. Ahora, desde la cruz, puede decir “consumado es”. Consumada, terminada totalmente la obra de adquirir la vida eterna para el hombre. Pero el Cristo crucificado hay que tomarlo, hay que hacerlo nuestro. Como Cristo mismo dijo: “comed mi carne y bebed mi sangre”; asimilarlo, tenerle.

Es un hecho general en la existencia humana que,cuando se acerca la muerte, se suele hablar amorosamente a los que uno tiene más próximos al corazón. En ese momento cuando la vida se va, el pensamiento y la palabra se dirige a la esposa, al esposo, al hijo, a la madre u otros allegados.

Luego, uno se deja en las manos de Dios en ese salto a la eternidad.

Este mismo pasó con nuestro Señor Jesucristo. A punto de morir en la cruz, habla con un orden prioritario a quienes más ama. A los enemigos, a los pecadores y a los santos.

Los verdugos esperaban que Jesús llorarse, porque esto es lo que hacían todos los condenados a este martirio además de maldecir y blasfemar. Pero ocurrió algo sorprendente.Así como el hacha se llena de perfume cuando tala el árbol fragante, así el corazón del amor de Dios ofreció algo que no era un grito sino una suave plegaria de perdón por sus verdugos y enemigos.

Perdón para el trangresor; he aquí el monumento glorioso del mensaje de Jesucristo ante un mundo infestado de envidia, de odio y de toda clase de malquerencias.

El triunfo final no es ninguna utopía 01

Quizás no entiendas enteramente cómo es posible que Dios purgue tu pecado en su propio hijo pero no necesitas entenderlo todo de una vez . Sólo necesitas entenderlo todo de un vez. Sólo necesitas creer que es verdad.

Se dice que nadie entiende totalmente la electricidad. Los científicos hablan de ella como de una propiedad fundamental de la materia. Pueden crear cargas eléctricas y generar electricidad. Pero como un científico de una Universidad de Stanford me dijo una vez: “La electricidad en esencia es realmente inexplicable.”
La mejor manera que yo conozco – y la más simple-para hacer a Jesús Señor de tu vida, es inclinar tu cabeza en oración, confesar tus pecados a Dios, abrir tu corazón a Cristo por la fe, creer en él, y recibirle.

 

PROFECIA CUMPLIMIENTO
Génesis 3:15
Exodo 12:46
Salmo 2:2
Salmo 22:1
Salmo 22:6
Salmo 22:7-8
Salmo 22:16
Salmo 22:17
Salmo 22:18
Salmo 31:5
Salmo 34:20
Salmo 35:11
Salmo 38:11
Salmo 41:9
Salmo 69:19
Salmo 69:21
Salmo109:25
Isaías 50:6
Isaías 53:3
Isaías 53:5,6,10
Isaías 53:7
Isaías 53:7
Isaías 53:8
Isaías 53:9
Isaías 53:12
Daniel 9:26
Amos 8:9
Zacarías 11:13
Zacarías 12:10
Zacarias 13:7
Juan 19:18
Juan 19:36
Marcos 15:1
Mateo 27,46
Mateo 27,39-44
Mateo 27,39-44
Juan 19,18
Mateo 27:36
Mateo 27:36
Lucas 23:46
Juan 19:32-33,y 36
Marcos 14:56
Lucas 23:49
Juan 13:18
Mateo 27:28-29
Mateo 27:34
Mateo 27:39
Mateo 26:67
Juan 1:11
Romanos 5:6,8
Mateo 27:13-14
Mateo 26:62-63
Marcos 15:1-25
Mateo 27:57-60
Marcos 15:27-28
Mateo 26:24
Mateo 27:45
Mateo 27:3-7
Juan 19:34
Marcos 14:27,50
Anuncios

Un comentario en “El triunfo final no es ninguna utopía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s